En Irán se registran tres nuevos casos fatales

miércoles, 26 de febrero de 2020 · 00:04

 AFP /  Teherán

El coronavirus provocó tres nuevas muertes en Irán, alcanzando a 15 los fallecidos por Covid-19 en el país, y la cifra de contagios sumó otros 39 casos, entre ellos el viceministro de Salud, Iraj Harirshi, se informó ayer. 

“Anoche tuve fiebre y las pruebas preliminares dieron positivo”, afirmó el viceministro en un video. “Me he aislado desde mi última prueba (...) y comencé el tratamiento”, añadió Harishi quien la víspera tosió y parecía transpirar durante una conferencia de prensa. 

Entretanto el ministerio de Salud confirmó este martes 34 nuevos casos y tres muertes. Dos mujeres mayores que sufrían otras patologías en Saveh (provincia de Markazi, centro), y un enfermo en la provincia de Alborz (norte), informó la agencia oficial Irna. 

La mayoría de los afectados han estado recientemente en Qom, afirma el ministerio. Su portavoz, Kianuche Jahanpur, indicó que se confirmaron 16 nuevos casos en Qom, nueve en Teherán y dos en Alborz, Gilan y Mazandaran, respectivamente. Pero, el virus se ha expandido hacia otras provincias, en el norte y sur del país. 

El presidente Hasan Rohani llamó a la calma, afirmando que esta epidemia no es peor que otras que ha sufrido el país. “Un imprevisto amenazador puede siempre autoinvitarse, pero debemos continuar avanzando”, declaró  a la TV oficial. 
 
Por otra parte, una misión de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que debía viajar ayer a Irán, fue postergada sin que se brindara una nueva fecha. 

“La misión está siempre programada, pero no para hoy (ayer)”, señaló en Ginebra Christian Lindmeier, portavoz de la OMS, cuyo director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, la había anunciado el lunes de noche. 

Qom, epicentro de la epidemia, no ha sido puesta bajo cuarentena, pero se suspendieron actos religiosos y el mausoleo de Mahoma fue clausurado. 

En fotos publicadas por agencias de prensa locales, pueden verse en el mausoleo hombres en uniforme azul, portando máscaras médicas, rociando paredes y objetos con un desinfectante. En tanto, fieles sin protección rezaban y abrazaban la estructura decorada en torno a una tumba.

 En otras provincias, como Teherán, el metro y autobuses fueron desinfectados durante la noche. Irán busca aún el origen del virus en su territorio. 

El ministro de Salud, Said Namaki, afirmó que uno de los muertos en Qom era un comerciante que viajaba con frecuencia a China.

 Pompeo exige “La verdad”

El secretario de Estados de Estados Unidos, Mike Pompeo, exigió ayer  a Irán que diga “la verdad” sobre el brote de coronavirus en el país, en medio de acusaciones ante un posible ocultamiento por parte de las autoridades del número de muertos e infectados en el país.

“Estados Unidos está muy preocupado por informaciones recientes que indican que el régimen iraní podría estar ocultando detalles vitales sobre el brote en el país”, dijo Mike Pompeo en una conferencia de prensa en Washington.

El lunes,  un parlamentario de la ciudad de Qom, denunció que el número real de muertos rondaba los 50 y no 15 como se anunció, alimentando rumores sobre una posible censura y ocultamiento  de la información de parte del régimen.
 

 

1
5