Bolsonaro avala la explotación minera en la Amazonia

Advierten que la decisión traerá muerte, miseria y exterminará a comunidades.
viernes, 07 de febrero de 2020 · 00:04

AFP / Río de Janeiro

El presidente brasileño Jair Bolsonaro multiplica iniciativas para construir la Amazonia de sus “sueños”, incluyendo un proyecto de ley que abre las tierras indígenas a la minería, pero los defensores del medio ambiente y de los pueblos originarios denuncian que se avecina una “pesadilla”.

Otras medidas, como la designación de un misionero evangélico para ocuparse de asuntos relacionados con los indígenas aislados, muestran una voluntad de avanzar rápidamente con una agenda que mezcla los intereses de sectores del agronegocio con los de grupos ultraconservadores. “Espero que ese sueño (...) se concrete. El indígena es un ser humano exactamente igual a nosotros, tiene corazón, tiene sentimiento, tiene alma, tiene deseo, tiene necesidades y es tan brasileño como nosotros”, manifestó  Bolsonaro al presentar  su proyecto de ley.

Pero las  réplicas no tardaron. “Su sueño, Bolsonaro, es nuestra pesadilla y nuestro exterminio, porque la minería trae muerte, enfermedades, miseria y acaba con el futuro de nuestros hijos”, afirmó Sonia Guajajara, coordinadora de la Articulación de Pueblos Indígenas de Brasil (APIB).

La determinación de Bolsonaro muestra que las críticas dentro y fuera de Brasil por la multiplicación de los incendios y el aumento de la deforestación no le han hecho mayor efecto.

“Vamos a sufrir presiones de los ambientalistas. A esa gente ligada al medio ambiente, si un día pudiese los confinaría en la Amazonia, ya que les gusta tanto el medio ambiente”, ironizó el mandatario, que ve en esos reclamos conspiraciones extranjeras para apoderarse de las riquezas de Brasil.


El proyecto de ley, que debe ser aprobado por el Congreso, es presentado como una reglamentación del artículo 231 de la Constitución, que trata del aprovechamiento de los recursos hidráulicos (energéticos) y de la búsqueda y extracción de riquezas minerales en tierras indígenas. La falta de reglamentación, argumenta el gobierno, no ha hecho más que alentar “la inseguridad jurídica” y las actividades económicas ilegales.

Algunos puntos de ese proyecto prevén el “pago de indemnizaciones a las comunidades indígenas afectadas por la restricción del usufructo de sus tierras”, la “autonomía de los pueblos indígenas” para actividades mineras y la búsqueda de “consentimiento” de las comunidades locales para que terceros puedan llevar a cabo esas mismas actividades.

El gobierno también anunció  una exclusión de representantes de la sociedad civil en el Fondo Nacional del Medio Ambiente (FNMA), que tiene un papel de estimulación de actividades económicas sostenidas. Advierten disputas entre indígenas.

El ex viceministro de Medio Ambiente, Joao Paulo Capobianco, advirtió que las iniciativas provocarán disputas. 

 

3
16