Italia reporta 168 muertos más en primer día del confinamiento

España suspendió todos los vuelos a ese país; además prohibió eventos deportivos con público, viajes de jubilados y actos masivos.
miércoles, 11 de marzo de 2020 · 00:04

EFE y AFP / Roma

 Sesenta millones de italianos recibieron la consigna de quedarse en sus casas, una medida sin precedente, que tiene el objetivo de frenar el avance del nuevo coronavirus. Sin embargo,  Italia  registró  168 ayer  nuevos fallecimientos, un récord en 24 horas.

De esa manera el número de decesos en Italia ascendió  a 631,  según los últimos datos proporcionados por el jefe de la Protección Civil, Angelo Borrelli.

Los casos positivos actuales ascienden   ya a 8.514; mientras  1.535 pacientes  se han curado. Por lo que el  total de   contagios en el territorio italiano desde el principio de la crisis es de 10.149. 

Todos los 168 fallecimientos en las últimas 24 horas se  registraron  en Lombardía, donde ya han muerto 468 personas desde el inicio de la emergencia del coronavirus en Italia. Según Borrelli, de los fallecidos en las últimas 24 horas, por grupos de edad son: el 2% en el rango 50-59; el 8% en el rango 60-69; el 32 % en el rango 70-79; el 45% en el de 80-89 y el 14% entre mayores de 90 años.

En una conferencia de prensa desde Milán, el consejero de Sanidad de Lombardía,  Giulio Gallera, informó que en esa región el total de positivos actualmente es de 5.791, de los cuales 877 están hospitalizados en cuidados intensivos.

Después de Lombardía, la segunda región más afectada es Emilia Romaña con 1.533 casos positivos y 85 fallecidos, seguida del Véneto, con 856 casos y 26 fallecidos.

La región de Lombardía ha pedido al gobierno central medidas de bloqueo más estrictas de las ya aprobadas para contener el virus como “el cierre de todas las actividades comerciales no esenciales” y “del transporte público local”.  Borrelli manifestó al respecto que la propuesta debe ser valorada. “Veremos en los próximos días”, dijo.

El primer ministro, Giuseppe Conte, mantuvo una reunión con líderes de los partidos de la oposición para abordar la situación y en el curso de las conversaciones Conte ha asegurado que “el Gobierno seguirá disponible, como ha hecho hasta ahora, a tomar todas las medidas necesarias para frenar con rigor la propagación del brote y actualizar estas medidas constantemente”.

“Me quedo en casa' (...) Toda Italia será una zona protegida", resumió  Conte, que decidió extender a todo el país las medidas que ya habían confinado desde el domingo a la población del norte de la península.

Todos los italianos deberán “evitar los desplazamientos” salvo para ir a trabajar, comprar víveres o recibir cuidados médicos. Todas las reuniones multitudinarias de personas quedan también prohibidas.

“Como si hubiera una guerra”, resumía un comerciante. “La pasta, la salsa de tomate, el atún o el papel higiénico son los productos más solicitados”, agregó  Michele, empleado de una tienda en Roma. Después del anuncio del confinamiento en Italia, España fue ayer  el primer país en anunciar la suspensión de todas las conexiones aéreas con dicho país hasta el 25 de marzo.

Austria y Serbia anunciaron que también impedirán temporalmente la entrada a su territorio desde suelo italiano.

La aerolínea Finnair comunicó la cancelación de 2.400 vuelos europeos previstos en abril, mientras que Air France recortó en un 50 % sus vuelos a Italia. Otras medidas de restricción se anunciaron en países como Francia o Alemania.

Se trata de una “crisis sin precedentes” para el sector aéreo europeo, advirtió  el Consejo Internacional de Aeropuertos de Europa. Varias aerolíneas, como British Airways, Air France, Ryanair, Easyjet o Wizz Air, anunciaron también los vuelos.

Y Eslovenia señaló que cerraba su frontera con el país alpino, con el que comparte 232 kilómetros, después de que Austria limitara la entrada en su territorio de las personas procedentes de Italia.  El Vaticano decidió   cerrar al público la basílica y la plaza de San Pedro hasta el 3 de abril.

En España fuera de restringir vuelos a Italia, el Gobierno acordó  prohibir los actos públicos en espacios cerrados con más de mil personas en las zonas más afectadas, anular los viajes de vacaciones de jubilados que organiza la Seguridad Social y que los acontecimientos deportivos se celebren a puerta cerrada los próximos dos fines de semana.

 “La prioridad es proteger a la población”, afirmó la ministra portavoz, la socialista María Jesús Montero. Las nuevas medidas del Gobierno llegaron después del fuerte aumento de casos de los últimos días: 1.622 contagiados y 35 muertos (todos ancianos con patologías previas) de los últimos días.

 

Más de