España restringe circulación de personas por todo el país

“Las medidas son drásticas y van a tener desgraciadamente consecuencias”, reconoció el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
domingo, 15 de marzo de 2020 · 00:03

EFE  / Madrid

El Gobierno español restringió el movimiento de personas por todo el país, excepto por motivos excepcionales, dentro del estado de alarma que aprobó ayer  para combatir la expansión del coronavirus.

Las medidas, las más drásticas aprobadas por un Ejecutivo español en décadas, establecen desde ayer el cierre de centros educativos a nivel nacional, igual que de los comercios no esenciales, los espectáculos deportivos y culturales y los locales de ocio, anunció el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

“Las medidas son drásticas y van a tener desgraciadamente consecuencias”, reconoció Sánchez en una rueda de prensa al término de una reunión extraordinaria del Ejecutivo.

Todas las fuerzas policiales de regiones y locales estarán bajo el mando del Ministerio del Interior, y las Fuerzas Armadas están listas para ser utilizadas si fuera necesario. Además, el Ministerio de Sanidad tendrá el control de todos los recursos sanitarios del país, y se establece la posibilidad de requisas temporales y de ocupación de fábricas y centros productivos.

El Gobierno de España será “la autoridad competente” en todo el territorio nacional para afrontar la crisis del coronavirus, recalcó

Sánchez. También se establecen medidas para garantizar el abastecimiento de alimentos y productos esenciales, el suministro de electricidad y energía, así como el transporte de mercancías, especialmente las más necesarias para el suministro de la población.

Todas las medidas entraron en vigor inmediatamente. “Estamos en una nueva fase” en la lucha contra el Covid-19 y “no nos va a temblar la mano”, dijo el jefe del Gobierno español, quien también reconoció que el impacto económico de la pandemia “va a ser grande”. 

Sánchez avanzó que en la reunión del Gobierno del próximo martes se aprobarán nuevas medidas para apoyar a empresas y trabajadores, a fin de “amortiguar” en lo posible el choque económico en el tejido productivo.

El estado de alarma, aprobado durante dos semanas que podrían prolongarse por otras dos con el visto bueno del Congreso de los Diputados, llega después del fuerte incremento de casos de coronavirus de la última semana.