España, Italia y Francia están paralizadas por la pandemia

El Gobierno español impuso multas de hasta 60.000 euros por conductas que pongan en riesgo la salud de la población y penas de entre tres meses y cuatro años.
lunes, 16 de marzo de 2020 · 00:03

EFE  / Redacción Internacional

España, Italia y Francia amanecieron ayer paralizadas por las severas medidas de emergencia a causa del coronavirus, con la excepción política de que el Gobierno galo decidió mantener la celebración de las elecciones municipales. 

El presidente francés, Emmanuel Macron, justificó su decisión al valorar que no suponen un riesgo suplementario, en medio de críticas tras haber cerrado bares, restaurantes, discotecas, cines o tiendas que no sean de comestibles. Pero la participación en las elecciones municipales fue la más baja de la historia, pues según las estimaciones no superará el 50 %, y el ministro de Economía, Bruno Le Maire, compareció ante los medios para descartar que el país tenga riesgos de penuria de productos básicos.

Estado de alarma en España

España, con 47 millones de habitantes, entró ayer en una situación sin precedentes, con los ciudadanos enclaustrados en sus hogares a causa del estado de alarma anunciado el sábado. Las autoridades  ordenaron el cierre de los lugares de ocio para frenar al coronavirus en un país apegado a las relaciones sociales y las celebraciones bulliciosas.

El número de fallecidos por coronavirus ascendía, hasta ayer,  a 288 y los casos conocidos, que no dejan de aumentar, se acercaron a los 8.000, casi la mitad de ellos en la región de Madrid.
Para contener el contagio, el Gobierno decretó el estado de emergencia durante al menos 15 días desde ayer, con medidas drásticas que limitan los desplazamientos de la población a lo imprescindible: comprar alimentos o medicamentos, trabajar, acudir a centros sanitarios o viajar por causa de fuerza mayor.

Las competiciones deportivas y las fiestas religiosas de Semana Santa han sido canceladas, al igual que festividades célebres como las Fallas de Valencia (este) y la Feria de Abril de Sevilla (sur), e infinidad de edificios y espacios públicos y privados están cerrados.

El incumplimiento de las medidas del estado de alarma puede acarrear multas de hasta 60.000 euros por conductas que pongan en riesgo la salud de la población y penas de entre tres meses de cárcel por un delito de desobediencia y de 4 años por atentado a la autoridad, según las leyes.

Cierre de fronteras en Alemania

Alemania contabilizaba ayer nueve fallecidos y 3.795 casos positivos confirmados hasta el sábado. Además, el Gobierno alemán anunció  el cierre de fronteras con la reintroducción de controles a partir de hoy  con Francia, Austria, Suiza, Luxemburgo y Dinamarca por el coronavirus.

La medida, que entrará en vigor a partir de las 08:00(07:00 GMT) de hoy, fue consensuada con la canciller, Angela Merkel; el vicecanciller y ministro de Finanzas, Olaf Scholz; y los jefes de Gobierno de los estados federados afectados -Baviera, Baden-Württenberg, Renania-Palatinado, Sarre y Schleswig-Holstein-.

Un crucifijo que evoca la “Gran Peste”

El papa Francisco, que celebrará todas las liturgias de la Semana Santa sin la presencia de fieles, acudió ayer a una iglesia de Roma para rezar ante un crucifijo que evoca la “Gran Peste” de 1522 y pedir el fin de la pandemia del coronavirus en todo el mundo.

Corea del Sur reportó ayer 76 nuevos casos, con lo que suma 8.162 infecciones, de las cuales 7.253 son activas, dado que han fallecido 78 personas y 834 han recibido el alta.

Nuevos casos en África

En África el coronavirus dio nuevos casos en Guinea Ecuatorial, Congo-Brazaville, las Islas Seychelles y República Centroafricana, lo que aumentó a 26 el total de países afectados por esta pandemia en el continente.

Mientras, Irán pospuso ayer la segunda vuelta de los comicios legislativos del 17 de abril al 11 de septiembre, pues el país registraba ya 724 fallecidos y 13,938 contagiados.

A su vez, Turquía ha puesto en cuarentena en residencias universitarias a más de 10.000 peregrinos turcos que regresaron el sábado desde La Meca, y Marruecos suspendió todos los vuelos internacionales.

Entretanto, Israel dio luz verde a la utilización de tecnología de las agencias de espionaje para rastrear a personas contagiadas por el coronavirus.

Y hasta el grupo terrorista Estado Islámico ha ofrecido recomendaciones para hacer frente a la pandemia de coronavirus, que según los yihadistas se contagia “por orden de Dios” y por tanto uno de los antídotos es “tener fe” ante cualquier enfermedad.

Otras Noticias