Saxoman, la salvación al coronavirus está en Jesucristo a ritmo de rock

El audiovisual ha alcanzado más de 400.000 reproducciones en YouTube.
miércoles, 18 de marzo de 2020 · 20:03

EFE / Bolivia 

Con invocaciones a Jesucristo como remedio contra el coronavirus en un video musical que raya en lo cómico, el cantante boliviano Saxoman firma una canción que para él tiene mucho de "serio" y que llama la atención más allá de Bolivia.

El audiovisual ha alcanzado más de 400.000 reproducciones en YouTube y ha valido para que la canción de Américo Estevez Román, verdadero nombre de Saxoman, destaque en programas de humor o curiosidades en Argentina y España.

EL VIDEO Y SU ESTILO

"En el nombre de Jesucristo yo te ordeno a ti, coronavirus. Sal, sal, sal de mi planeta", dice el estribillo de la canción lanzada el pasado 5 de marzo, que se ajusta a un estilo de rock con solos de guitarra y que tiene más de 4.200 me gusta y casi una misma cantidad de reprobaciones.

Saxoman admitió a Efe que aunque el video es "medio gracioso, un poquito cómico", hasta "de fantasía", el sentido de la letra va "en serio", pues considera que con el audiovisual que recurre a la técnica del croma contribuye a "ayudar" al planeta en medio de la pandemia.

En las imágenes, Saxoman aparece junto a los Casanovas, dos músicos que tocan el bajo y la batería, que son sus hijos, todos con tapabocas, y en sitios como la ciudad en la que se cree se originó el virus en China, Wuhan, con plagas de murciélagos y ejércitos divinos.

En una de las partes más divertidas, que según Saxoman recrea la fantasía de Hollywood, es cuando él lanza rayos de exterminio contra varios elementos circulares y con puntas, que representan al virus.

SAXOMÁN Y EL CORONAVIRUS

"Saxo", como también lo llaman, considera que tiene un don para componer, ya que según dice siente que la inspiración le llega de un momento a otro como "oleadas" sobre la cabeza.

Así pasó cuando compuso su tema "Coronavirus", después de una reunión con un grupo evangélico que oró por su salud y tras ver en redes sociales la expansión del mal por varios países asiáticos y europeos.

"A mi parecer, Dios es el dueño del universo, de toda vida (…), entonces el coronavirus es un virus que tiene vida también. Entonces quién es su jefe, realmente, es Dios", responde este músico que vive al día y que dice ser católico, aunque con muchos amigos de otras religiones.

Saxoman dice que quiere crear "concentización" con su canción y que todo lo que ahí expresa "va en serio", aunque mucha gente no lo crea, como aquellos que comentan su video y dicen que el verdadero antídoto contra el coronavirus es su música.

A pesar de las críticas en su contra, celebra que incluso su canción sobre el coronavirus se haya traducido al alemán.

UN ARTISTA INCLASIFICLABLE

"Me considero un músico bien profesional, porque sé lo que estoy haciendo", menciona con seriedad, aunque muchos lo han relacionado con un género de música popular "inclasificable", a la par de la peruana Tigresa del Oriente o Delfín Quishpe de Ecuador, que también dan pie a la comedia.

Saxoman, que a parte de tocar distintos tipos de saxofón es hábil con el piano, la guitarra, la batería o el charango, admite que le encantan "todos los géneros" musicales y se rebela a que lo encasillen en uno, algo que se muestra en la particularidad de su música.

Este artista ecléctico explicó que este su estilo tan sincero y de fantasía se debe a que hasta ahora "sigue siendo un niño", al que formó su abuela que murió hace algunos años y que se hizo cargo suyo ante el abandono de sus padres.

El intérprete dice que es un regalo de Dios el que su forma de sentir la música haya hecho que sus dos hijos adolescentes, los Casanovas, hayan decidido seguir su camino y ser como él a pesar de que se opuso en un comienzo.

Para este 19 de marzo, Día del Padre en Bolivia, Saxoman tenía algunos contratos para tocar en fiestas en La Paz, que ahora están cancelados tras las restricciones al declararse cuarentena en Bolivia, aunque saldrá a tocar por algunos restaurantes del centro de la ciudad.

Temas que se han relacionado con la lucha contra el COVID-19 se han multiplicado en las listas de los más escuchados como protagonistas musicales durante la pandemia, desde "Sobreviviré", de Mónica Naranjo, y "Resistiré", del Dúo Dinámico, a "The End", de The Doors, y "Viva la vida", de Coldplay.

Efe
3
6