Las imágenes más angustiosas de Italia: caravana de camiones del Ejército con féretros

En la ciudad de Bérgamo, con 93 muertos hasta miércoles, no hay lugar para las víctimas del virus ni en el cementerio ni en la iglesia; el ejército traslada sesenta ataúdes a ciudades que ofrecieron ayuda.
jueves, 19 de marzo de 2020 · 22:15

El Mundo / Roma

Son las imágenes más tristes y angustiosas que han podido ver los italianos desde que el 21 de febrero comenzó la epidemia del coronavirus: una caravana de camiones militares ha trasladado a los hornos crematorios de diversas ciudades los féretros del cementerio de Bérgamo, capital de la provincia homónima, donde no hay puesto para las víctimas del coronavirus.

Desde hace muchos días los hornos crematorios en Bérgamo, ciudad de 120.000 habitantes, funcionan las 24 horas del día.

Pero no son suficientes. Las cámaras mortuorias de los hospitales están llenas, así como la iglesia de Ognisanti, con una impresionante fila de ataúdes, al igual que otros locales.

En Bérgamo no se escuchan las canciones de solidaridad y el himno nacional que se cantan en los balcones y ventanas de toda Italia.

En Bérgamo solo hay luto, llanto, y desde hace muchos días solo se escucha el silencio de sus muertos. 

Los camiones del ejército han trasladado a unos 60 féretros a las ciudades que se ofrecieron para incinerar a los muertos: Módena, Parma, Piacenza, Acqui Terme y Domodosola, entre otras ciudades.

El alcalde de Bérgamo, Giorgio Gori, ha escrito a cada uno de los alcaldes de esos municipios una carta de agradecimiento: 

«En un momento trágico, vuestra colaboración y cercanía es encomiable. Los muertos son, desgraciadamente, numerosos y nuestro cementerio se encuentra en notable dificultad; la mayoría de las familias ha elegido incinerar a sus propios difuntos. Una decisión frente a la que el Ayuntamiento y la sociedad que gestionaba el horno crematorio se encuentran en la imposibilidad objetiva de gestionar en modo ordinario la dramática situación que se ha creado, aunque se trabaja sin descanso día y noche».

1
1