2 millonarios, tres mujeres y un socialista en carrera demócrata

Mike Bloomberg gastó más de $us 360 millones en su campaña y Tom Steyer no se queda atrás. Ambos pugnan con Bernie Sanders y Joe Biden, los favoritos.
lunes, 2 de marzo de 2020 · 00:22

AFP y EFE / Washington

Dos multimillonarios, un socialista, un exvicepresidente y tres mujeres  están en carrera para definir el candidato demócrata que hará frente a Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos (EEUU)  en noviembre de este año.

El martes 3 de marzo es una fecha clave para elegir al candidato presidencial del partido demócrata porque se llevarán a cabo primarias en varios estados.

Los multimillonarios Mike Bloomberg y Tom Steyer invierten cientos de millones de dólares de su propio peculio en la carrera demócrata. Llenan los medios con anuncios de campaña contra Trump.

Bloomberg crece en las encuestas a nivel nacional, mientras que Steyer avanza en Carolina del Sur.

Pero algunos de sus rivales demócratas los acusan de intentar “comprar la elección” corrompiendo la interna del partido. 

“Él es parte del problema”, dijo el senador Bernie Sanders, que lidera la carrera demócrata, en una entrevista radial. “Mire: Bloomberg, como cualquier otra persona en EEUU, tiene derecho a postularse a la presidencia. Pero creo que en una democracia no tiene derecho a comprar la presidencia”.

El grueso de la recaudación de la campaña de Sanders proviene de pequeños aportes.

Desde que ingresó a la carrera por la Casa Blanca en noviembre hasta fines de 2019, Bloomberg, un magnate de los medios y exalcalde de Nueva York de 77 años, gastó la asombrosa suma de 364,3 millones de dólares en publicidad de campaña, y sigue sumando, según un informe divulgado por Advertising Analytics.
En su campaña de reeleccións, el expresidente Barack Obama gastó 338,3 millones de dólares, indicó la firma consultora.

Bloomberg ocupa el noveno lugar de la lista de personas más acaudaladas del mundo, según Forbes, con una fortuna de 55.000 millones, que ha sacudido la campaña demócrata.

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, en un mitin. 
Foto: EFE

Si bien los otros contendientes demócratas están desde hace más de un año en campaña, el bombardeo publicitario ya dio réditos a Bloomberg, pues saltó al tercer lugar en las encuestas nacionales, detrás de Sanders y del exvicepresidente Joe Biden, según el promedio compilado por RealClearPolitics.

El magnate se dio el lujo de no participar en las primeras cuatro etapas de las primarias demócratas y recién entrará en la liza el “Súper martes”, el 3 de marzo, cuando se celebran internas en 14 estados, incluyendo los grandes Texas y California.

El californiano Tom Steyer, en tanto, un antiguo administrador de fondos de cobertura de 62 años, tiene una fortuna de 1.600 millones de dólares, según Forbes. Ya ha gastado decenas de millones en anuncios publicitarios en estados que votan tempranamente. 

En Carolina del Sur, donde ha desembolsado 19 millones de dólares, según CNN, se encuentra en segundo lugar según un promedio de encuestas. 

Además de los avisos publicitarios, Steyer lleva tiempo haciendo campaña en el terreno terreno, enviando equipos y a su esposa para reunir votantes en este estado del sur.

Joe Biden pasó de estar en la cima al borde del precipicio. 

Favorito durante meses para la nominación demócrata a la Casa Blanca,  se presentaba como un estadista de peso y el mejor preparado de su partido para derrotar  a Trump en noviembre.

Pero luego de liderar las encuestas a nivel nacional, el veterano político ha visto tambalear sus ambiciones. En el promedio de encuestas hasta antes del 12 de noviembre  de RealClearPolitics en todo el país, Biden aparece con 20,4% de apoyo, después de perder frente a Sanders (23%) el primer puesto que había ocupado durante más de un año.

La senadoraElizabeth Warren está en carrera. 
Foto: EFE

Las féminas que plantan cara a Donald Trump

 

Con cuatro hombres disputándose el título de favorito en las primarias, las tres precandidatas que siguen en carrera son  las senadoras Elizabeth Warren y Amy Klobuchar, y la congresista Tulsi Gabbard.

Ellas  han sentido la necesidad de explicar a menudo por qué merece la pena optar por una mujer para enfrentarse a Trump en noviembre.

“¡Las mujeres fuertes consiguen resultados!”, exclamó Warren al subir al escenario en Virginia a mediados de febrero.

 El mayor hándicap para las precandidatas podría ser un juego de percepción: el 71 % de los estadounidenses dicen que se sentirían cómodos con una mujer presidenta, pero solo el 33 % opina que sus vecinos también lo estarían, según una encuesta de enero de la consultora Ipsos y el diario USA Today.

“La impresión de que otros no están preparados puede ser un factor más importante que la reticencia de cada uno a votar por una mujer”, afirmó a EFE una experta en el liderazgo político de las mujeres, Farida Jalalzai, de la Universidad  de Oklahoma.

“Los demócratas están muertos de miedo por la posibilidad de perder de nuevo las elecciones. Sienten terror de no tomar la decisión correcta”, dijo  la directora del Centro de Mujeres y Política en la Universidad de Rutgers, Debbie Walsh.

Aunque Warren se ha perfilado como la precandidata “de unidad” entre las alas progresista y moderada del partido, por ahora no ha logrado arañar demasiados votantes al aspirante que más se le aproxima ideológicamente, Bernie Sanders. Mientras, Klobuchar vive un momento dulce gracias a su inesperada tercera posición en las primarias de Nuevo Hampshire, pero aún debe convencer a muchos moderados de que ella. (EFE).

Pete Buttigieg

  • Apuesta El exalcalde de  South Bend, Indiana es otro de los demócratas que suspira por la Casa Blanca y su triunfo en Iowa le da esperanzas.
  • Perfil Con 38 años carece de experiencia política más allá de la adquirida durante ocho años como alcalde de la ciudad de 100.000 habitantes donde nació, pero argumenta que es el único candidato demócrata con peso que ha servido en el ejército.  Su perfil de Twitter comienza con la frase “veterano de Afganistán”.
14
4