FMI estudia pedido de crédito de Ecuador para emergencia del coronavirus

La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, reconoció "los desafíos económicos de Ecuador" que "se han visto agravados por los efectos devastadores del brote del Covid-19 y la fuerte caída de los precios mundiales del petróleo".
lunes, 23 de marzo de 2020 · 23:10

EFE / Ecuador 

El FMI estudia el pedido del Gobierno de Ecuador para acceder a un crédito bajo la modalidad de Instrumento de Financiamiento Rápido (IFR) para atender la emergencia sanitaria por el coronavirus y la caída drástica del precio del petróleo.

Mediante un comunicado fechado en Washington y difundido también por el Ministerio de Economía en Quito, la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, reconoció "los desafíos económicos de Ecuador" que "se han visto agravados por los efectos devastadores del brote del Covid-19 y la fuerte caída de los precios mundiales del petróleo".

"El Gobierno de Ecuador expresó su intención de buscar nuestro apoyo financiero a través del Instrumento de Financiamiento Rápido (IFR) del Fondo" y, ante ello, "nuestro equipo está trabajando rápidamente para responder a esta solicitud", de modo que el Directorio del FMI "pueda considerar" tal petición.

ELOGIOS A ECUADOR

Aseguró que el Gobierno del presidente Lenín Moreno ha respondido "rápida y decisivamente para proteger a los ecuatorianos del impacto de estos desarrollos globales que siguen evolucionando rápidamente, al implementar una serie de medidas para estabilizar la economía y prevenir la propagación del virus".

El IFR, dijo, es una herramienta financiera de emergencia que permitirá al Gobierno ecuatoriano "abordar las necesidades urgentes de la balanza de pagos" y respaldar políticas que "permitan dirigir rápidamente los fondos a los sectores más afectados de Ecuador, incluido el sistema de salud y la protección social, para reforzar su respuesta al Covid-19".

Además, mencionó que de forma paralela el FMI "está trabajando de inmediato con las autoridades en un nuevo acuerdo respaldado por el Fondo, que se basa en el marco del Servicio Ampliado" de Financiación (SAF), un convenio crediticio en ejecución por 4.200 millones de dólares, que ata créditos con varios multilaterales por otros 6.000 millones.

Ese nuevo acuerdo, dijo Gerogieva, busca "reforzar el desempeño económico de Ecuador, fortalecer las bases de la dolarización y brindar beneficios de base amplia para todos ecuatorianos, especialmente la parte más vulnerable de la población".

"Nuestro objetivo es proporcionar apoyo inmediato para ayudar a Ecuador a abordar los efectos de una creciente crisis de salud mundial, mientras continuamos apoyando el compromiso inquebrantable de las autoridades de implementar reformas económicas y estructurales muy necesarias para fomentar un crecimiento fuerte, sostenible e integrador", enfatizó.

ECUADOR PAGARÁ BONOS

El pronunciamiento de la directora gerente del FMI se dio de manera paralela al anuncio que hiciera el ministro ecuatoriano de Economía, Richard Martínez, en el sentido de que sí pagará unos 320 millones de dólares de sus bonos 2020, que vencen mañana martes, lo que le permitirá liberar unos 2.000 millones de sus fuentes de financiación.

Martínez recordó que el Gobierno ecuatoriano tiene que pagar, de manera programada, unos 540 millones de dólares por la deuda contraída a través de los bonos 2020, 2022, 2025 y 2030, por lo que ha decidido cumplir con el vencimiento de los primeros y acogerse a los periodos de gracia para aliviar el flujo de caja que demanda la atención de la emergencia sanitaria.

Negó que ello pueda ser entendido como una "moratoria técnica", pues lo que se hace es tomar el periodo de gracia y liberar unos 200 millones de dólares que se hubieran destinado a atender las obligaciones crediticias.

Ello, agregó, permitirá que mañana mismo se realice un desembolso adicional a la cartera de Salud por unos 50 millones de dólares, lo que permitirá atender a sus proveedores y actuar de una manera más dinámica en la actual situación.

La otra decisión es honrar el pago de los 320 millones de dólares, "para no vulnerar las fuentes de financiamiento futuro" y que podrían caer en riesgo de no concretarse si se cayera en una eventual moratoria.

Con ello, además, se accede a unos "2.000 millones de dólares de manera inmediata" desde las fuentes de financiación del país, que incluyen un desembolso del FMI por cerca de 500 millones que llegará al país entre la tercera y la cuarta semana de abril.

Asimismo, la financiación de unos 500 millones de dólares por parte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial (BM) y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

Martínez dijo que también se prevén obtener unos 1.000 millones de dólares, que dijo esperar que se puedan incrementar a 1.500 millones, de financiación bilateral, especialmente con China.

Valorar noticia