Argentina eleva de 30% a 33% el impuesto a las ventas de soya

Confederaciones Rurales Argentinas repudió la decisión y convocó a una toma de caminos en el agro y un paro la semana próxima.
viernes, 6 de marzo de 2020 · 00:04

AFP / Buenos Aires

El gobierno argentino elevó de 30% a 33% un impuesto a las exportaciones de soya, el rubro de más importancia para las ventas al exterior, menos de tres meses después de haber aplicado otros gravámenes al sector agrícola.

Desde diciembre, cuando asumió la presidencia Alberto Fernández, las exportaciones de soya eran gravadas con 30% y el resto de los productos agrícolas, como el maíz y el trigo, con una tasa de 12%, dentro de un plan para equilibrar la economía, tras casi dos años de recesión.

El aumento de las retenciones a la soya fue publicado ayer  en el Boletín Oficial, luego de días de reuniones entre el ministro de Agricultura, Luis Basterra, y representantes del sector.

Habrá una excepción para los productores del cereal que comercialicen menos de 100 o menos de 1.000 toneladas anuales de oleaginoisa, con tasas de 20% y 30% respectivamente.

Un impuesto a las exportaciones agrícolas provocó en 2008 un fuerte enfrentamiento entre los empresarios del campo y la entonces presidenta Cristina Kirchner, que actualmente se desempeña como vicepresidenta.

Fernández, un peronista de centro-izquierda que era en aquel momento jefe de gabinete, renunció a su cargo en medio del choque con el campo.

Rechazo del agro

Algunos representantes gremiales han manifestado ya su rechazo a esta medida. 

La agrupación Confederaciones Rurales Argentinas repudió la decisión y convocó a una toma de rutas rurales y un paro la semana próxima. “Nuevamente será el campo el que pagará las deudas y los costos de una crisis que no generamos”, expresó en un comunicado la Sociedad Rural de San Pedro.

Argentina tuvo una contracción de 2,1% del Producto Bruto en 2019 y de 2,5% en 2018. Además, registra una inflación de más de 50% anual, con aumento de la pobreza y el desempleo, .

El país está iniciando una renegociación de su deuda de 311.000 millones de dólares (91,6% del PIB), que el Fondo Monetario Internacional ha considerado “no sostenible”. En 2019, las ventas externas del complejo sojero estuvieron por encima del promedio anual. Se exportaron 29,65 millones de toneladas de harina de soja, 10,12 millones de toneladas de poroto sin procesar y 5,29 millones de toneladas de aceite de soja. 

Argentina es el primer exportador mundial de harina y alcanzó ese puesto en aceite de soja en 2019. El Gobierno  dispuso en tanto la reducción de las alícuotas que deberán tributar las exportaciones de girasol y aceite de girasol, de 12 % a 7 %; harina de trigo, de 9 % a 7 %; harina de maíz, de 9 % a 5 %; y carne porcina, de 9 % a 5%, entre otros productos agroindustriales.
 

 

1
10