Lunes negro: El precio del petróleo se hunde y se desploman las bolsas

El coronavirus paraliza parte de Italia y derriba mercados bursátiles de Asia.
lunes, 9 de marzo de 2020 · 07:44

AFP / Londres

Los precios del petróleo se hundieron este lunes cerca de un 30%, su caída más fuerte desde la guerra del Golfo en 1991, después de que Arabia Saudita desatara una guerra de precios con grandes rebajas de sus barriles de crudo.

La semana pasada la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP), liderada por Arabia Saudita, y sus socios petroleros, encabezados por Rusia, no lograron un acuerdo para reducir la producción y apoyar los precios, en un contexto de caída de la demanda por el coronavirus.

Rusia, el segundo productor mundial de petróleo y que no es miembro del cártel, se negó a una nueva reducción colectiva de esos 23 países (la llamada OPEP+) de 1,5 millones de barriles al día, como proponían los sauditas.

Como consecuencia, y tras el fracaso de las negociaciones, Arabia Saudita decidió el domingo el mayor recorte de sus precios del barril en 20 años, indicó el domingo la agencia Bloomberg News, provocando además una tormenta en los mercados.

Los sauditas recortaron así entre 4 y 6 dólares el precio de sus barriles para entrega en abril con destino a Asia y en 7 dólares los destinados a Estados Unidos, indicó Bloomberg.

La petrolera nacional Aramco redujo además el barril de Arabian Light a un precio sin precedentes de 10,25 dólares, según la agencia.

El desacuerdo ya hizo caer los precios del crudo un 10% el viernes.

Para Jeffrey Halley, una analista de Oanda, "Arabia Saudita parece tener la intención de castigar a Rusia" con su decisión de reventar los precios.

En el mercado asiático del petróleo, hacia las 06H30 GMT de lunes, los dos principales barriles caían cerca de un 30%: el WTI (West Texas Intermediate) cayó a 29 dólares y el Brent hasta los 33 dólares.

"El hundimiento de los precios del petróleo tiene enormes repercusiones a escala mundial y pone en duda la viabilidad financiera de varias empresas y varios países", indicó Josh Mahony, un analista de IG.

Las bolsas también cayeron en Asia, en el Golfo y en Europa

La bolsa de Riad, la más importante del Golfo, cedió 9,2% en la apertura mientras que el precio de la petrolera nacional Saudi Aramco cayó un 10%, muy por debajo de su precio de entrada en bolsa en diciembre.

Según Mahony, el mercado del petróleo sufrirá en los próximos meses porque a la guerra de precios de Arabia Saudita se suma el freno del crecimiento económico mundial provocado por el coronavirus, que hace caer la demanda de crudo.

En este sentido la Agencia Internacional de la Energía (AIE) publicó este lunes una previsión a la baja de la demanda mundial de petróleo para 2020, que sería la primera desde 2009. 

Coronavirus derriba mercados bursátiles de Asia

La epidemia de coronavirus continuaba el lunes a propagarse por el planeta, promoviendo una parálisis en parte importante de Italia y un nuevo hundimiento de los mercados financieros asiáticos, en particular el de Tokio.

China parece moverse lentamente hacia la contención de la epidemia, y el lunes reportó otros 22 decesos y apenas 40 nuevos casos confirmados de contagio, el menor número desde que se modificaron los criterios de conteo, en enero.

En cambio, en otros países la situación no cesa de agravarse, con el constante aumento de casos confirmados y más territorios afectados.

En este cuadro, las bolsas asiáticas abrieron sus operaciones del lunes con fuertes pérdidas, en medio de crecientes preocupaciones por el impacto de la epidemia en la economía global.

La bolsa de valores de Tokio abrió la jornada con baja superior al 3%, y al fin de la mañana ya se había hundido a 6%.

Otros mercados de la región también se situaban en fuerte baja: la bolsa de Hong Kong se hundía 3,8% ya en la apertura, Australia caía más del 5% y las acciones de Nueva Zelanda y Corea del Sur retrocedían un poco menos del 3%.

En China, el índice compuesto de referencia de Shanghái caía 1,56%, al tiempo que el índice de referencia de la bolsa de valores de Filipinas se hundía casi 4%.

En tanto, Italia inicia una semana difícil ya que el domingo prácticamente un cuarto de la población quedó en la práctica bajo severas restricciones de movimientos, para tratar de contener la propagación de la epidemia en el país.

El número de muertos ascendió a 133 el domingo alcanzando un total de 366, precisó la dirección de Protección Civil, una cifra alarmante que sitúa a Italia después de China, tanto por el número de fallecimientos como de contagios.

La cifra de personas contagiadas subió a 7.375, la mayoría en Lombardía, región del norte en plena cuarentena con 4.189 casos y 267 decesos, precisó el responsable de la Protección Civil, Angelo Borrelli.

Las entradas y salidas de un enorme área que va desde Milán hasta Venecia pasaron a ser estrictamente controladas en medio del cierre generalizado de cines, teatros y estadios, en una medida sin precedentes en Europa.

Milán amaneció desierta el domingo, con las calles vacías, lo que desató angustia y desconcierto en la capital económica de la península y mientras unas personas se interrogaban sobre lo que se podía hacer, otras aprovecharon para abandonar la ciudad.

 

14
89