Covid-19 empieza a acelerar en Brasil; ya hay 800 muertos

La cifra de casos confirmados también dio un salto exponencial y llegó a 15.927, lo que representa un aumento de 2.210 contagiados.
jueves, 9 de abril de 2020 · 00:04

EFE  / Brasilia

El número de muertos en Brasil por causa del COVID-19 llegó este miércoles a 800, con 133 nuevos fallecidos en las últimas 24 horas, lo que para las autoridades sanitarias es una señal de que la pandemia comienza a acelerar.

La cifra de casos confirmados también dio un salto exponencial y llegó a 15.927, lo que representa un aumento de 2.210 contagiados en relación a la víspera, con una tasa de letalidad que al día de hoy se situaba en un 5 %,  superior al promedio global.

Frente a esa situación, cuyo agravamiento era esperado por las autoridades, el ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, dijo en rueda de prensa que el país debe "mantener la calma" y evitar caer en debates políticos en torno a la necesidad de las cuarentenas o de los supuestos beneficios de la cloroquina.

Ese antipalúdico es defendido por el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, como un medicamento efectivo frente al coronavirus, pero Mandetta reiteró que, por ahora, seguirá siendo utilizado sólo en casos "críticos", aunque cada médico del país puede suministrarlo en cualquier fase, con consentimiento del paciente.

Sobre las cuarentenas, criticadas por Bolsonaro y adoptadas en varios estados o municipios del país, Mandetta insistió en que son hasta ahora el "único método efectivo" para contener la expansión del virus e instó a la ciudadanía a "no relajar" el encierro.

Respiradores nacionales

El ministro explicó que este mismo miércoles se firmó un primer contrato con un grupo de empresas nacionales que se volcarán a la fabricación de respiradores, a fin de evitar las grandes compras en China, cuyas fábricas no dan abasto frente a la elevada demanda global.

"Tenemos básicamente cuatro empresas" nacionales de diferentes áreas, como la de equipamientos o la automotriz, que "comenzarán a fabricar respiradores" con financiación de grandes bancos y apoyo del Gobierno, que se compromete a la adquisición, dijo Mandetta.

Sobre las negociaciones con empresas chinas, gigantes globales en el sector de equipamientos médicos, Mandetta indicó que "no acaban de confirmarse" y citó como ejemplo una firma que ofrecía 15.000 respiradores, "pero no daba garantías totales para la entrega".

Otra decisión adoptada frente a la aceleración de la pandemia fue que los hospitales de pequeños municipios que no hayan registrado muchos casos de coronavirus, que son mayoría en este país de 210 millones de habitantes, quedarán reservados para pacientes que deben ser ingresados por "casos que tengan una menor complejidad", indicó.

Por el contrario, los hospitales de las grandes ciudades, que en general tienen mejor estructura, se volcarán "casi totalmente" a la COVID-19, que se concentra en las urbes con más población del país, como Sao Paulo, que tiene hasta ahora 6.708 casos confirmados y 428 muertes.

Mandetta reiteró su "extrema preocupación" con la población indígena, a la que "es difícil recluir" en sus aldeas y que, por su a veces escaso contacto con los grandes centros urbanos, tiene una menor resistencia a nuevas enfermedades, como el coronavirus. 
 

Seis muertes en favelas de Río

 Las autoridades de Río de Janeiro confirmaron este miércoles que seis personas han muerto a causa de la enfermedad del COVID-19 en favelas de esta ciudad brasileña, cuya situación era considerada como la más preocupante por la alta densidad de población en estas barriadas y sus elevadas carencias sanitarias.

Al menos dos personas murieron en Rocinha, la mayor favela de Río de Janeiro, otras dos en Vigario Geral, una en Manguinhos y otra en Maré, un extenso conjunto de barriadas pobres en la zona norte de la ciudad, según un boletín divulgado por la secretaría regional de Salud.

El órgano había reportado inicialmente ocho muertes, cinco en Rocinha, pero después admitió el error en un nuevo comunicado y corrigió las cifras  de muertos en las favelas.
 

Los países de América Latina pierde 14 millones de empleos

La pandemia de coronavirus está causando la pérdida del 5,7% de las horas laborales en América Latina y el Caribe este segundo trimestre de 2020, lo que equivale a 14 millones de trabajadores a tiempo completo, dijo este miércoles la OIT.

"Estamos ante una destrucción masiva de empleos, y esto plantea un desafío de magnitudes sin precedentes en los mercados laborales de América Latina y el Caribe", dijo el director regional de la OIT, Vinícius Pinheiro.

"Sabemos que al mismo tiempo que se supera la emergencia sanitaria deberemos enfrentar una verdadera reconstrucción de nuestros mercados de trabajo", agregó el directivo de la Organización Internacional”.

 

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

Más de