América con EEUU y Brasil a la cabeza, epicentro de pandemia

El aumento diario de decesos en América triplica a los de Europa. Médicos sin Fronteras alertan que Latinoamérica será el centro de la enfermedad.
miércoles, 13 de mayo de 2020 · 00:04

EFE y AFP/ Ginebra

 América se convirtió  en el foco infeccioso más grave de la pandemia de coronavirus, al superar en número de casos a Europa, que durante dos largos meses fue el epicentro de esta crisis y ahora arrastra sus consecuencias, que son imprevisibles. América Latina puede ser el centro del coronavirus en próximos meses.

El último recuento de casos globales y por regiones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha confirmado que los casos en América han llegado a los 1,74 millones, tras la aceleración de contagios de las últimas semanas, y ha sobrepasado los 1,73 millones de Europa, donde la transmisión del nuevo coronavirus se ha ralentizado claramente. “América va definitivamente por delante en la pandemia por el número de casos y hay muchas muertes que están ocurriendo", comentó  una de las portavoces de la OMS, Margaret Harris.

Estados Unidos (EEUU) reporta 1,35 millones de contagios y 80.000 fallecidos. Brasil lleva 11.500 muertes y más de 168.000 infecciones.  

Sobre las razones de esta evolución tan negativa en América  y lo que se hizo mal, Harris dijo que son preguntas que surgen una y otra vez y que no habrá respuestas claras mientras “no tengamos tiempo de analizar lo que se hizo bien”.

El continente  está experimentando en estos momentos lo que a partir de la segunda mitad de marzo y en abril vivieron varios países de Europa occidental, en particular Italia, España, Francia, Alemania y el Reino Unido, con una progresión exponencial de contagios. El último reporte sobre la situación mundial de la OMS revela que el último aumento diario de casos en América llegó a 47.000, mientras que en toda Europa -incluyendo a Rusia que experimenta un brote muy fuerte de coronavirus- fueron 23.000 contagiados.

La brecha entre ambos continentes es aún más marcada en términos de mortalidad, con un aumento diario de decesos en América que triplica el de Europa. El primer caso de coronavirus en EEUU se confirmó el 20 de enero y más de un mes después, el 26 de febrero, se informó del hallazgo del primero en Brasil. Ambos son los países más afectados del continente y la mayor coincidencia entre ellos es que sus presidentes en persona minimizaron la gravedad del coronavirus y evitaron tomar medidas severas hasta que el patógeno ya estaba muy extendido.

Al pasar revista a lo ocurrido en los últimos meses, la OMS concluye  que las advertencias que emitió al principio de la crisis no fueron escuchadas como debió haber sido. 

  Responsables de la organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras (MSF) advirtieron  que Latinoamérica puede convertirse en el nuevo epicentro de la pandemia, debido al rápido aumento de los casos en muchos de los países de la región. “América Latina probablemente será el nuevo centro de la pandemia, dado que los casos aquí están aumentando a muy rápida velocidad”, subrayó  Ana de Lemos, directora ejecutiva de MSF en Brasil, el país más afectado. Perú, Ecuador, Chile o México son otros países con preocupantes cifras de contagios.  La médico agregó que aunque la pandemia mostró que ningún país  estaba preparado para responder a esta emergencia, gobiernos como el de Argentina han logrado controlarla en cierta medida.

En Israel  prueban tratamientos con placenta y plasma

 Tras desarrollarse en Israel una serie de anticuerpos que neutralizan el coronavirus, según anunció el Ministerio de Defensa, empresas del país investigan  posibles tratamientos contra la Covid-19, incluyendo uno con plasma y una terapia celular basada en placenta.

Aunque Israel no es uno de los países más golpeados por la pandemia (254 muertos y cerca de 16.500 contagiados con alrededor de nueve millones de habitantes), se han puesto en marcha múltiples iniciativas en la búsqueda de soluciones para detener al virus,

Varias empresas en colaboración con equipos médicos y especialistas en el país   han obtenido resultados alentadores en pruebas y experimentos de productos destinados no a inmunizar, sino a tratar a pacientes infectados.

Una de ellas es Pluristem, una compañía de medicina regenerativa que se encuentra en una fase avanzada de pruebas de un producto de terapia celular basado en placenta que podría “reducir la incidencia y la severidad de neumonías o neumonitis por Covid-19”, según explica la empresa. 

Otra de las compañías que ha puesto su tecnología al servicio del tratamiento de pacientes graves es Kamada, que describe su producto contra el coronavirus como una “vacuna pasiva” en base a plasma extraído de pacientes que se recuperaron de la enfermedad.

El plasma, componente sanguíneo que obtienen de donaciones de pacientes, contaría con anticuerpos generados durante la enfermedad que, tras un proceso de purificación con una tecnología propia de la empresa, podría aplicarse al tratamiento de enfermos graves.

Nueva técnica de análisis de sangre puede rastrear virus

Una nueva técnica de análisis de sangre, que permite conocer el nivel de inmunidad de una comunidad, puede ser un instrumento vital para controlar enfermedades infecciosas, entre ellas la malaria y la Covid-19, según reporta  “Nature Medicine”.

El test consiste en analizar una muestra de sangre para conocer los marcadores inmunes que indican si, o cuándo, una persona se ha expuesto a una infección, según la investigación llevada a cabo por el Instituto Walter y Eliza Hall, de Australia; el Instituto Pasteur, de Francia, y la Universidad Ehime, de Japón. Este análisis fue desarrollado para localizar infecciones de malaria en las comunidades, a eliminar su reincidencia, pero ahora se ha adoptado para rastrear la inmunidad a la Covid-19.

El nuevo diagnóstico, indica la revista médica británica, puede ser de un particular beneficio para los países con los menores ingresos, pues permite a sus servicios sanitarios rastrear la propagación de una enfermedad como la malaria en una comunidad.

La publicación resalta que estar expuesto a virus, parásitos o bacterias activa respuestas inmunes y desarrolla anticuerpos en la sangre que pueden durar años, pero con el tiempo la cantidad de los diferentes tipos de anticuerpos empieza a cambiar.

  No se trata de un instrumento de diagnóstico para una persona, sino para seguir de cerca la propagación de la Covid-19 en la población. Ayuda a los investigadores a observar en detalle la cantidad de los diferentes anticuerpos en la sangre y localizar si una persona ha estado expuesta a una infección en particular.

 

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

Más de
62
9

Otras Noticias