EEUU y la OMS se enfrascan en debate del origen del virus

El organismo iniste en que “todas las pruebas” apuntan a un origen animal del coronavirus, pero para Trump, el virus salió de un laboratorio en Wuhan.
sábado, 2 de mayo de 2020 · 00:19

Agencias  / Washington y Ginebra

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, asegura haber visto pruebas que le permiten afirmar con un alto grado de confianza que el nuevo coronavirus se originó en un laboratorio de la ciudad china de Wuhan, algo que Pekín niega y también la OMS, que ayer viernes  aseguró que “todas las pruebas disponibles” apuntan a un origen animal como fuente de la pandemia global de coronavirus.

Horas después de que Trump volviese a poner en duda las tesis oficiales sobre el virus originado en Wuhan, matizando incluso la versión pública de su propia Inteligencia, la OMS  reiteró que “todas las pruebas disponibles hasta la fecha sugieren que el virus tiene un origen animal natural y no ha sido manipulado ni fabricado”.

El jueves, Trump fue aún más lejos al afirmar que (China) podrían haberlo parado; “son una nación muy brillante, científicamente y en otras cosas. Se escapó, digamos eso, y ellos podrían habérselo guardado, podrían haberlo parado, pero no lo hicieron”, aseveró.

Para la OMS,  el salto del virus hacia humanos no tuvo por qué ser directamente desde un murciélago, ya que existe un contacto “limitado” con esta especie, sino que es “más probable” que hubiese otro animal “intermedio”, tanto salvaje como domesticado, que hiciese las veces de transmisor.

El organismo mundial recordado que ya se han abierto o previsto varias investigaciones para esclarecer el origen de la pandemia, por ejemplo analizando al detalle los primeros casos en humanos y tomando muestras de los lugares donde pudo surgir el virus en la ciudad china de Wuhan, por ejemplo en mercados o granjas.

“La OMS no está actualmente implicada en los estudios de China”, aunque no descarta hacerlo en un futuro. Así, “estaría dispuesta a trabajar con los socios internacionales y, por invitación del Gobierno chino, participar en las investigaciones sobre el origen animal del coronavirus”, aseguró el organismo en una declaración.

Pero Trump incluso desacreditó a sus agencias de inteligencia, según las cuales existe un “amplio consenso científico” que concluía que el virus no fue fabricado por el ser humano o modificado genéticamente, de tal forma que solo quedaría por aclarar si el brote comenzó por contacto con animales infectados o si fue resultado de un accidente en un laboratorio de Wuhan.

Trump, sin embargo, dijo horas después que tenía información que no podía revelar que apuntaba en sentido contrario. “Hay muchas teorías. Vamos a ver dónde está y a ver de dónde viene”, declaró el presidente estadounidense, que volvió a amenazar con represalias contra el gigante asiático por la pandemia.

Un periodista le preguntó si tenía pruebas que le permitan afirmar con un alto grado de confianza que el nuevo coronavirus se originó en dicho laboratorio, a lo que Trump contestó: “Sí, sí las tengo y creo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) debería estar avergonzada”.

Trump consideró que la OMS ha actuado como “una agencia de relaciones públicas de China” debido a las alabanzas que pronunció sobre el manejo que hizo el Ejecutivo chino del virus. 

Mientras tanto, algunas autoridades de China sostienen la teoría de que soldados estadounidenses introdujeron la enfermedad durante su participación en los Juegos Mundiales Militares de Wuhan en octubre.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

6
12