Bolsonaro dice que "Brasil está en guerra" y amplía uso de hidroxicloroquina

La medicina tiene graves efectos colaterales, como arritmia cardíaca, y solo puede ser prescrita por médicos y para los pacientes que firmen un documento en el que reconocen que su situación se puede agravar.
miércoles, 20 de mayo de 2020 · 14:29

AFP y EFE / Río de Janeiro

Brasil, que registró un récord de 1.179 personas por coronavirus en las últimas 24 horas, abrió este miércoles la puerta a la utilización de hidroxicloroquina en casos leves de Covid-19, mientras  el presidente Jair Bolsonaro afirmó  que la situación de "guerra" que vive el país justifica la decisión de su Gobierno de autorizar el uso de dicha medicina, sin eficacia probada científicamente para tratar a todos los enfermos.

"Aún no existe comprobación científica, pero está siendo experimentada y usada en Brasil y en todo el mundo. De todas formas: estamos en guerra, en la que "peor que ser derrotado es la vergüenza de no haber luchado". Dios bendiga a Brasil", afirmó el líder ultraderechista en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

El Ministerio de Salud publicó este miércoles un nuevo protocolo sobre el tratamiento para los pacientes con Covid-19 que extiende el posible uso de cloroquina y de hidroxicloroquina, dos medicinas sin eficacia aún demostrada y con graves efectos colaterales, a todos los pacientes, incluso a los que están con los primeros síntomas.

El protocolo admite que la eficacia de los dos antipalúdicos para tratar el coronavirus aún no fue probada y que las dos medicinas tienen graves efectos colaterales, como arritmia cardíaca, por lo que determina que solo pueden ser prescritas por médicos y para los pacientes que firmen un documento en el que reconocen que su situación se puede agravar.

La cloroquina ya era usada en Brasil para pacientes graves, hospitalizados y bajo observación médica, por si es necesario suspender el tratamiento por una arritmia cardíaca, pero Bolsonaro presionaba desde la semana pasada para que fuera extendida a todos los casos, incluso los menos graves.

Tal insistencia provocó la renuncia el pasado viernes de su ministro de Salud, Nelson Teich, que solo ocupó el cargo 28 días tras la destitución de Luiz Henrique Mandetta, retirado igualmente por sus divergencias con el líder ultraderechista sobre las estrategias para combate a la Covid-19 en Brasil.

El nuevo protocolo fue publicado un día después de que la Asociación de Medicina Intensiva Brasileña, la Sociedad Brasileña de Infectología y la Sociedad Brasileña de Neumología desaconsejaran el uso de la cloroquina.

De acuerdo con el exministro de Salud Luis Henrique Mandetta, la insistencia de Bolsonaro en forzar el uso de cloroquina para tratar a todos los pacientes puede provocar muchas muertes porque se trata de una medicina con graves efectos colaterales.

Mandetta afirmó que la intención de Bolsonaro con su apuesta por la cloroquina es que las personas piensen que pueden volver al trabajo porque ya existe un remedio.

Brasil, donde viven 210 millones de personas, es el país más afectado de la región y el tercero más castigado del mundo en número de contagios después de Estados Unidos y Rusia. Sin embargo, la realidad podría ser mucho peor ya que las cifras oficiales son cuestionadas por los expertos, que apuntan que los números reales podrían ser hasta 15 veces superiores debido la escasez de tests de diagnóstico.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

62
10