En al menos 8 países surgen protestas contra cuarentena

En Chile y Colombia hubo cacerolazos. En Quito y otras naciones la gente salió a las calles a manifestarse. En Alemania y Polonia piden el fin de las restricciones.
viernes, 22 de mayo de 2020 · 00:10

AFP y EFE/  Santiago, Quito

Desde Santiago de Chile a Alemania, al menos en ocho países surgen protestas para levantar el confinamiento o en contra de las políticas asumidas por los gobiernos en respuesta a la pandemia del coronavirus. En varios casos se trata de manifestaciones por el hambre y falta de ingresos.

Decenas de comerciantes informales de un barrio del norte de Quito efectuaron una protesta ayer  por lo que denominaron “persecución” municipal y por la crisis económica que atraviesa el país, en medio de la cuarentena por el Covid-19 que ya lleva dos meses en Ecuador.

Los comerciantes se quejaron por la abrupta retirada de sus mercaderías por parte de agentes municipales, que intentan frenar el comercio informal como fuente de contagio, una actividad que ha proliferado en las barriadas pobres de varias ciudades del país.

El suceso se produjo en el barrio Comité del Pueblo, en el norte de la capital ecuatoriana donde un contingente policial, de un medio centenar de efectivos, apoyados por una veintena de militares con materiales antidistrubios, acudieron al lugar para calmar el ánimo de los manifestantes que exigían la devolución de sus mercaderías.

Una mujer ecuatoriana, que se identificó sólo como una comerciante autónoma que ha trabajado en el sector “por mucho tiempo”, aseguró a Efe que con esta actitud, los agentes municipales les “están condenando”, pues es “el único trabajo” que tienen. 

“Se llevaron nuestras cosas, nos quieren hacer pagar una multa, pero no nos devuelven” la mercadería, añadió la mujer que vende legumbres en la calle, junto con otras ecuatorianas que, según dijo, “a diario salimos a ganarnos el pan de cada día”.

Medio centenar de vecinos de la comuna de La Pintana, en el sur de Santiago de Chile, se manifestaron el miércoles por la falta de trabajo y alimentos durante la cuarentena total por el avance del coronavirus que ha golpeado más fuerte a las zonas pobres. Los vecinos de La Pintana, un barrio de clase obrera, con sectores muy pobres y peligrosos, desafiaron la cuarentena decretada en Santiago desde el viernes para protestar con carteles, incendiando barricadas, golpeando cacerolas, y gritando consignas en contra del gobierno al que acusan de no brindarles ayuda en medio del recrudecimiento de la pandemia en Chile.

El lunes  el sonido de las cacerolas se escuchó en la noche de este lunes en algunos barrios de Santiago de Chile para reclamar al Gobierno ayudas ante la crisis social que acompaña a la pandemia del coronavirus.  “No es contra la cuarentena, es contra el hambre”, declaró uno de los manifestantes en un barrio.

En Bolivia se han desatad protestas en El Alto y en Cochabamba para poner fin a la cuarentena y en algunos casos los manifestantes dudan de que la Covid-19 contagie. 

Ya en abril la BBCMundo reportó que en Colombia habían surgido protestas  en varias ciudades y zonas rurales del país y se dan en distintas modalidades: bloqueos de calles, cacerolazos y trapos rojos en las ventanas para exigir ayudas económicas y alimenticias. Esta prenda sirve como grito de auxilio en la fachada de muchos vecinos y empieza a esparcirse por Colombia como un nuevo símbolo de protesta contra la pobreza. “Ahora todo dio un giro, mis trabajos se terminaron y ninguno de los patrones se ha dedicado ni a llamarme a preguntar cómo estoy”, señaló Ruth Grisales, vecina de Soacha un barrio pobre.

En Venezuela también se han presentado protestas en distintos lugares del país durante las últimas semanas. 

Unas consecuencias que ya se sienten en Petare, el barrio popular más grande de Venezuela, donde el periodista de BBC Mundo Daniel García conoció a Manuela, una mujer de 54 años a la que la cuarentena obliga a quedarse en casa. “No salgo a comprar porque como no trabajo, no tengo real”, explicó. Y es que la crisis del coronavirus la dejó sin su fuente de ingresos: limpiar casas de clase media dos días por semana.

Los salvadoreños también han salido a las calles para denunciar la falta de alimentos y lo que consideran un incumplimiento de lo prometido por el gobierno de Nayib Bukele.

El sábado varios miles de personas, sobre todo pertenecientes a la extrema derecha y a la izquierda radical, se manifestaron  en varias ciudades de Alemania contra las restricciones impuestas por la pandemia.

En Polonia la  protestas protagonizadas por comerciantes y opositores contra las restricciones para frenar el coronavirus han derivado en la detención de 380 personas el fin de semana.
 

700.000 niños pobres más en Argentina

El impacto económico de la pandemia del coronavirus sumirá en la pobreza a 700.000 niños en Argentina hasta final de año, lo que elevará hasta el 58,6 % la tasa de menores de edad en esa situación, según alertó Unicef.

El organismo de Naciones Unidas para la protección de la infancia calcula que en Argentina habrá, cuando termine el año, 7,7 millones de niños pobres, de los que 2,1 millones pasarían a estar en pobreza extrema frente a los 1,8 millones que había en 2019.

El informe muestra que la pobreza golpea especialmente a los hijos de quienes no tienen empleo o si lo tienen es informal, pero también a los descendientes de migrantes o aquellos que pertenecen a familias lideradas por una mujer. Asimismo, uno de los principales factores para determinar si un niño es pobre es el lugar donde vive, ya que nueve de cada diez infantes que lo hace en una villa o un barrio popular vivirá en hogares por debajo de la línea de pobreza a final de 2020, señala el análisis. El país ya arrastraba una crisis entes del virus.

La pandemia dejará 11,5 millones de desempleados

La crisis económica causada por la pandemia del coronavirus dejará 11,5 millones de nuevos desempleados en el 2020 en América Latina, lo cual incrementará el número total de desocupados a 37,7 millones de personas, estimó  un informe de la CEPAL y la OIT.

La contracción económica en América Latina que CEPAL estima será de un 5,3% este año -la peor desde 1930- y tendrá “efectos negativos2 sobre la tasa de desocupación de la región, que pasará de un 8,1% el 2019 a un 11,5% este año, según las proyecciones presentadas por ambos organismos en su sede regional en Santiago. “Se proyecta un aumento de la tasa de desocupación de al menos 3,4 puntos porcentuales, lo que equivale a más de 11,5 millones de nuevos desempleados”, indicó el informe “Coyuntura Laboral en América Latina y el Caribe. El trabajo en tiempos de pandemia: desafíos frente a la enfermedad por coronavirus (Covid-19)”.

Junto al aumento de la desocupación, ambas organizaciones esperan un marcado deterioro de la calidad del empleo en la región donde la tasa media de trabajos informales ya alcanza al 54%, afectando principalmente a los sectores más vulnerables.

La organización Internacional del Trabajo (OIT) estima la reducción de un 10,3% de las horas de trabajo, lo que afectará a unos 32 millones de personas, esto debido a la crisis sanitaria y las medidas de confinamiento tomadas por los países latinoamericanos. Las cifras de desempleo afectarán a los más vulnerables de la región, provocando el aumento de la pobreza.

”Esto implica que la pobreza alcanzaría entonces a 34,7% de la población latinoamericana (214,7 millones de personas) y la pobreza extrema a 13% (83,4 millones de personas)”, alertó la CEPAL. (AFP).

 

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

2
2