Cuatro vacunas en última fase y OMS espera millones de dosis

La Organización Mundial de la Salud estima que en 2021 podrían estar disponibles 2.000 millones de vacunas y se deberá ver a quién se inmuniza primero.
viernes, 19 de junio de 2020 · 00:04

EFE y AFP/  Ginebra

Cuatro de las cerca de 200 candidatas a convertirse en la  vacuna contra la Covid-19 (dos en China, una en EEUU y otra en Reino Unido) están cerca de entrar en la tercera fase de ensayos, última antes de su posible producción masiva, los primeros cientos de millones de dosis  podrían estar disponibles hacia finales del año,  destacó  la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La experta india Soumya Swaminathan, jefa de investigación científica en el organismo con sede en Ginebra, expresó su confianza en que “en alrededor de dos semanas” estas cuatro candidatas, de entre una decena que están ya al final de la segunda fase, pasen a la mencionada fase tres de pruebas clínicas.

Se trataría de la vacuna investigada por la farmacéutica AstraZeneca en colaboración con la británica Universidad de Oxford, la Messenger RNA desarrollada por el Centro de Investigación de Vacunas de EEUU y la compañía Moderna, y dos candidatas de sendas instituciones médicas de China.

La fase dos de la investigación de una vacuna implica pruebas en un centenar de voluntarios, mientras que la tercera extiende las pruebas a millares de personas, en un proceso que normalmente dura al menos un año o año y medio pero que cientos de instituciones están intentando acelerar debido a la gravedad de la pandemia.

“Con suerte, podríamos tener una o dos candidatas exitosas antes del final de este año, pero debemos observar los resultados de los actuales tests clínicos”, señaló Swaminathan.

De conseguirse que varias de las candidatas prueben su efectividad y puedan comenzar su producción masiva, la experta de la OMS vaticinó que se podría contar “con unos 2.000 millones de dosis en 2021”, momento en el que deberá tenerse en cuenta qué colectivos o lugares deben recibir antes esta inmunización.

A fines de mayo, los jefes de la industria farmacéutica expresaron que creen en la posibilidad de una vacuna antes de 2021, pero subrayaron que el desafío es enorme, pues el mundo requeriría dos dosis de vacuna por persona, o sea 15.000 millones de vacunas, según cálculos.

Muchos países esperan su puesta a punto a finales de año, para evitar una segunda ola de la epidemia con la llegada del invierno en el hemisferio norte. Así, EEUU espera distribuir en el marco de su operación “Warp speed” 300 millones de dosis en enero de 2021.

 Es decir, prácticamente a la totalidad de su población, mediante financiamiento y apoyo a los laboratorios.

En China, la compañía farmacéutica estatal Sinopharm, que prepara actualmente dos vacunas potenciales, confía en lanzarlas al mercado entre finales de 2020 y principios de 2021.

En Europa, donde varios proyectos están en curso, también se trabaja con estos plazos.

Alemania, Francia, Italia y Holanda firmaron por su parte un acuerdo con AstraZeneca para suministrar a la Unión  Europea 300 millones de dosis.

Los grupos farmacéuticos repiten que las vacunas se venderán a un precio asequible, incluso a su precio de costo.

AstraZeneca se comprometió a “no sacar beneficios de esta vacuna”, según su presidente en Francia, Olivier Nataf, que plantea un precio de unos dos euros (2,24 dólares) la dosis, es decir  15,6 bolivianos.

E EUU anunció su intención de dar prioridad a las personas mayores, los ciudadanos con antecedentes médicos y los trabajadores “esenciales”.

Combinaciones

En total, más de un millar de ensayos clínicos está en curso en el mundo sobre decenas de tratamientos, según la base de datos de The Lancet (https://covid-trials.org/).

Destacan la asociación de dos medicamentos anti-VIH -el lopinavir y el ritonavir-, la transfusión de plasma sanguíneo de personas curadas a enfermos, el antipsicótico clorpromazina y el tocilizumab.

Sin embargo, la mayoría de especialistas cree que la clave será dar con una combinación de medicamentos con el fin de sumar sus efectos. De momento la pandemia golpea con más fuera al continente americano. 

 

Sin síntomas  la inmunidad es más débil, según estudio

Las personas infectadas por el nuevo coronavirus que no desarrollaron síntomas de la enfermedad pueden tener una respuesta inmunitaria más débil contra el virus que las que sí cayeron más enfermas, sugieren investigadores chinos en la revista Nature Medicine.

Los investigadores advierten, por lo tanto, sobre los riesgos de implementar “pasaportes de inmunidad” que garantizarían a sus poseedores estar protegidos contra el mal.

El estudio describe en el plan inmunológico y clínico el caso de 37 personas sin síntomas cuya infección fue diagnosticada por una prueba virológica naso-faríngea en el distrito de Wanzhou (en la municipalidad de Chongqing, suroeste de China) antes del 10 de abril de 2020.

Personal de salud sanitiza las calles en México. 
Foto:AFP 

 Entre esos 37 pacientes asintomáticos identificados en un grupo de 178 personas infectadas por el nuevo coronavirus, 22 eran mujeres y 15 hombres, de entre 8 a 75 años (edad media: 41 años). Los autores, Ai-Long Hua, de la Universidad médica de Chongqing y sus colegas, constataron que esos pacientes, aislados en el hospital, tuvieron una duración media de excreción viral de 19 días, frente a 14 días en 37 pacientes que presentaron síntomas (fiebre, tos, dificultades respiratorias, entre otros).

Esta duración de excreción no significa, sin embargo, que infecten, lo que aun queda por evaluar, revelan los autores.

 Ocho semanas después de la salida del hospital, los niveles de anticuerpos neutralizantes, que dan a priori inmunidad contra el virus, disminuyeron 81,1% en pacientes sin síntomas, frente a 62,2% en  pacientes con síntomas. Se debe continuar aplicando las medidas sanitarias comunes de prevención. (AFP)

 

 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

Más de
16