Brasil, país desdibujado con una “policrisis” agravada por el virus

Diplomáticos extranjeros, representantes de organismos internacionales y empresarios, dicen que las cifras del coronavirus prueban el fracaso de Jair Bolsonaro.
domingo, 21 de junio de 2020 · 00:03

Eduardo Davis  / Brasilia

Una controvertida gestión de la pandemia de Covid-19, una prolongada crisis económica, turbulencias políticas permanentes, una agenda medioambiental abandonada y una democracia de baja calidad desdibujan la imagen de Brasil ante el mundo.

Esa es la opinión unánime de la oposición brasileña, pero también prima entre diplomáticos extranjeros, representantes de organismos internacionales y empresarios que operan en Brasilia, que se cuidan de decirlo en público pero no lo ocultan en conversaciones privadas, en las que algunos llegan a calificar la situación de “policrisis”.

“Es casi imposible transmitir el horror que es Brasil hoy”, dijo a Efe Rubens Ricupero, exministro de Economía y de Medio Ambiente y embajador jubilado tras casi 50 años de una vida diplomática que le llevó a ocupar la secretaría general de la Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) entre 1995 y 2004.

Según Ricupero, la pandemia de coronavirus, que ya ha dejado unos 50.000 muertos y más de un millón de casos en el país, es la última y más gráfica prueba del fracaso del Gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro, pero no la primera.

Citó que Brasil es el único país del mundo en que dos ministros de Salud perdieron el cargo en medio de la pandemia y también que el actual, el general Eduardo Pazuello, “es un militar que no entiende de esa área”, lo cual no pasa desapercibido para ningún extranjero, al igual que el negacionismo de Bolsonaro frente al patógeno.

Según Ricupero, eso puede tener consecuencias serias no solo en la imagen de Brasil, sino en aspectos más cruciales para un país en una crisis económica que se arrastra desde 2014.

Un flanco preocupante pasa por el comercio internacional, en el que Brasil, pese a ser líder en varios segmentos de materias primas, tiene una participación global que no llega al 2%.

Las ultraconservadoras políticas de Bolsonaro, sumado al abandono de la agenda medioambiental, ponen en riesgo el acuerdo alcanzado el año pasado entre el Mercosur y la  UE y hasta el tan promocionado proceso de ingreso del país a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En el primer caso, ya ha habido avisos. A mediados de 2019, el Gobierno de Bolsonaro entró en conflicto con Alemania, Francia y Noruega por la preocupación que estos países expresaron con los vastos incendios que devoraron parte de la Amazonía.

Los parlamentos de Austria y Holanda ya han recomendado a sus Gobiernos que rechacen el acuerdo con el Mercosur, que fue negociado durante 20 años y solo entrará en vigor cuando sea aprobado por los legislativos de todos los países del bloque comunitario.

El texto está en proceso de traducción para ser remitido luego a los parlamentos, a partir del año próximo. En opinión de Ricupero y otras fuentes diplomáticas consultadas por Efe, es difícil que sea rechazado de plano, pero más aun que sea aprobado sin reparos.

“Probablemente los europeos lo dejarán en un limbo, en un baño maría”, a la espera de la evolución de la situación en Brasil, dijo Ricupero.

Fuentes diplomáticas europeas dijeron que eso puede ser extensivo al ingreso a la OCDE, para el que Bolsonaro ha logrado el respaldo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“Pero dentro de la OCDE hay muchas diferencias con Trump”, que se repiten con Bolsonaro en un organismo que promociona, entre otras políticas, el desarrollo de la llamada “economía verde”, declaró una fuente próxima a las negociaciones para el ingreso de Brasil.

El país roza los 50 mil  muertos y endurecen restricciones

Tras registrar más de 1.200 muertos diarios por cuatro jornadas consecutivas y superar el millón de casos, Brasil se acerca ahora a las 50.000 muertes, lo que ha encendido las alertas e hizo que diversas regiones volvieran a endurecer las medidas restrictivas para frenar la pandemia.

Según datosde los principales medios de comunicación del país, los infectados en el gigante sudamericano suman ya 1,04 millones, en tanto que la cifra de fallecidos asciende a 49.156.

Pese a que los números confirman a Brasil como el segundo país más azotado por la pandemia en el mundo, el acelerado avance de la enfermedad, que todavía no ha alcanzado su pico, no impidió que la mayoría de los estados y ciudades del país empezaran a reabrirse.

Sin embargo, tras una dura semana en la que el país acumuló cuatro jornadas con más de 1.200 decesos diarios, varios gobernadores han anunciado el endurecimiento de las medidas de restricción y distanciamiento social en los próximos días.

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

1
2