Trump echa gasolina a la peor crisis racial de últimas décadas

Tras el inicio de protestas por la muerte de George Floyd, el mandatario lanzó frases como “cuando empiezan los saqueos, empiezan los tiroteos”, entre otras.
miércoles, 3 de junio de 2020 · 00:04

EFE / Washington

Donald Trump podía ver el fuego desde su ventana, pero no dudó en echarle gasolina. Ante la peor crisis racial de las últimas décadas el Presidente de Estados Unidos (EEUU) ha rescatado su lema electoral de “ley y orden” para instigar la represión de las protestas, elevando las tensiones que tienen al país en llamas.

Cuando faltan cinco meses de jugarse el cargo en las elecciones de noviembre y aún inmerso en la polémica por su gestión de la pandemia del coronavirus, Trump ha vuelto a diseñar su respuesta a una crisis nacional a medida de lo que espera su base de votantes, evitando cualquier llamado a la calma y a la reunificación nacional. “Soy su presidente de la ley y el orden” clamó Trump el lunes  desde el jardín de la Casa Blanca. Mientras él hablaba y se declaraba “un aliado de los manifestantes”, las autoridades utilizaban gas lacrimógeno para expulsar a quienes protestaban en la plaza que separa la Casa Blanca de una histórica iglesia que Trump planeaba visitar minutos después, y donde se hizo una foto con la Biblia en la mano.

Esa secuencia, con sus guiños a la fuerza policial y a la religión, dejó claro el peso que tienen los cálculos electorales en la reacción de Trump a las protestas desatadas por el homicidio del afroamericano George Floyd, que han reabierto una vez más la herida causada por la violencia policial contra los negros en EEUU. “El  Presidente parece más centrado en echar carne roja a su base de votantes que en intentar unir a la gente de este país”, dijo a EFE un profesor de ciencias políticas y experto en el movimiento  Black Lives Matter  en la Universidad de Louisville, Dewey Clayton.

Pero la respuesta de Trump a las manifestaciones no puede entenderse sin otra constante en su presidencia: su tendencia a echar más leña al fuego ante cualquier polémica, incluso cuando la Casa Blanca asegura que intenta contenerla. “(Trump) sólo tiene una herramienta en su arsenal presidencial, y es la de inflamar, dividir, sembrar el odio”, opinó para EFE el historiador político Matthew Dallek, de la Universidad George Washington.

Descontentos  esperan su arresto en marcha en California. 
Foto:EFE

“La controversia ha marcado la reacción de Trump a las protestas desde el principio: la madrugada del viernes, mientras las televisiones mostraban las primeras imágenes de una comisaría policial en llamas en Mineápolis, el mandatario advirtió en Twitter: “Cuando empiezan los saqueos, empiezan los tiroteos”. Esa frase era idéntica a la que usó en 1967 el entonces jefe de Policía de Miami, Walter Headley, para defender la fuerte represión de los disturbios en barrios negros durante el movimiento de derechos civiles.

Al día siguiente, Trump alegó que no conocía la historia de esa frase y que no pretendía “glorificar la violencia” con ella, como denunció Twitter, sino alertar de que los episodios violentos en las protestas podían derivar en muertes. Sin embargo, para el profesor universitario Clayton  está claro que Trump buscaba “enviar un mensaje en código” a su base de votantes: que él planeaba “asegurarse de que se limpian las calles y se reprime a los manifestantes”.

El  lunes en una llamada telefónica cuyo audio se filtró, Trump exigió a los gobernadores del país una respuesta más agresiva contra los manifestantes. “La mayoría de ustedes son débiles. Tienen que dominar”, exhortó.

La  pandemia y las manifestaciones en EEUU  tras la muerte de un hombre negro asfixiado por un policía blanco, ponen de manifiesto “las discriminaciones raciales endémicas” , declaró  la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet. “Este virus muestra las desigualdades endémicas que han sido ignoradas durante mucho tiempo”, dijo.  “En EEUU, las manifestaciones (...) ponen de manifiesto no sólo la violencia policial contra los ciudadanos de color sino también las desigualdades en el ámbito de la salud, educación y empleo, y también la discriminación racial endémica”, agregó.

La violencia es sistemática, dice fotógrafa que perdió  ojo

Acaba de perder el ojo izquierdo. Una bala de goma de la Policía de Mineapolis le impactó mientras cubría las protestas por la muerte de George Floyd, pero la fotógrafa y escritora Linda Tirado tiene una visión muy clara de lo que sucede estos días en EEUU: las revueltas son el único medio de defensa de las minorías raciales ante la violencia sistemática y pobreza que sufren. 

De regreso en su casa en Nashville, en el estado de Tennessee, Tirado asegura que el daño permanente que sufrió no es responsabilidad de una persona en particular sino de un sistema que es discrecional y “permite a la Policía disparar impulsada por el racismo y atacar a las multitudes y a los periodistas, sin rendir cuentas”. “Tienes que estar ciego para no ver el racismo. Hace tres o cuatro semanas vimos protestas de blancos que pedían reabrir los estados y nadie vio que arrojaran gases, pero en la protesta por la muerte de un hombre negro llaman a la Guardia Nacional”, señala.

 Aprehensión de un hombre. 
Foto:EFE

En su opinión, Estados Unidos ha estado en este camino desde hace años, pero la retórica del presidente Donald Trump ha exacerbado la situación. “Que si algunos mexicanos no son buenas personas, la prensa es el enemigo de la libertad o los negros son vándalos. No puedes escuchar eso durante años y no pensar que no se llegará a algo así como lo que vemos hoy”, recalca. 

Tirado cobró notoriedad en  EEUU  al publicar en 2014 el libro  Hand To Mouth; Living In Bootstrap America, obra que se deriva de un ensayo autobiográfico sobre la lucha de una persona corriente para sobrevivir con un salario bajo. Esta es la realidad de millones, dice. (EFE).

 

 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causando la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

Más de
179
25