Covid-19 a largo plazo: muchos arrastran el virus durante meses

Además de los síntomas básicos, algunos sufren erupciones cutáneas con sensación de quemazón, alucinaciones auditivas y lesiones, picor por varias semanas.
domingo, 12 de julio de 2020 · 00:04

AFP/ París

Seis meses después de su aparición en China, la lista de síntomas causados por el coronavirus  no deja de alargarse y miles de personas, de todas las edades, todavía sienten sus efectos después de semanas, incluso meses, de haber sido infectados por el nuevo coronavirus. Ellos son los “Covid a largo plazo”.

Para Jenny Judge, psiquiatra en Londres, todo comenzó en marzo, con fiebre, tos, dolores de cabeza y dificultad para respirar. A estos síntomas “clásicos” se fueron añadiendo palpitaciones cardíacas, erupciones cutáneas con sensación de quemazón, alucinaciones auditivas y “dedos del pie covid” con lesiones y picor.

Se han registrado más de 12 millones de casos de Covid-19 en todo el mundo, con unas 550.000 muertes. Seis millones de pacientes están “curados”.

Pero esto no refleja completamente la realidad. Según un estudio de 143 pacientes italianos dados de alta del hospital, publicado el jueves en la revista médica Jama Network, el 87% sufría, por lo menos, de un síntoma 60 días después del inicio de la enfermedad.

Otro estudio, publicado la semana pasada por la Agencia de Salud Pública de Estados Unidos, mostró que, de 350 personas entrevistadas dos o tres semanas después de haber dado positivo, aproximadamente el 60% de los pacientes hospitalizados y un tercio de los pacientes a domicilio no estaban curados.

Los daños en los órganos en las formas graves de Covid-19, o las secuelas de las estancias en reanimación pueden explicar que las personas hospitalizadas sigan necesitando atención.

Pero los pacientes que permanecen en casa a menudo no tienen una explicación para estos síntomas persistentes y, a veces, se enfrentan a la incredulidad de sus empleadores y médicos, en particular cuando no se les realizó una prueba de diagnóstico positiva al coronavirus, o bien cuando sus síntomas no se ajustan a la descripción oficial de las autoridades sanitarias.

“Esta gente se siente muy abandonada. Algunos pueden sentir un cansancio muy debilitante”, observa Tim Spector, profesor de epidemiología genética en el King’s College de Londres, creador de un amplio proyecto de vigilancia de los síntomas de la Covid-19.

3,8 millones de británicos descargaron la aplicación lanzada en marzo, 300.000 en Estados Unidos y 186.000 en Suecia.

Se han identificado 19 síntomas y hasta 1 de cada 10 pacientes presenta, al menos, alguno de ellos después de 30 días.

Tim Spector estima que 250.000 británicos podrían sufrir de un “Covid a largo plazo”. Considera que esta enfermedad es “más extraña” que las enfermedades autoinmunes raras, como el lupus, que presenta manifestaciones muy variadas.“Algunas personas sólo tienen problemas de piel, otros tienen diarrea y dolor en el pecho”, comenta.  

  Todavía no se sabe si estos síntomas persistentes son causados por el propio virus o por la respuesta inmune exagerada del cuerpo. 

 Según Tim Spector, algunos de los “covid a largo plazo” todavía tienen rastros del virus en el organismo, pero se desconoce si eso implica que aún son contagiosos. Un estudio publicado en 2009 sobre 233 pacientes con SRAS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo), mostró que cuatro años después, 40% de los pacientes padecían depresión o fatiga crónica.

En el mundo hay  6,7 millones de recuperados

Desde el comienzo de la epidemia se contabilizaron más de 12.580.980 personas en 196 países o territorios contrajeron la enfermedad. De ellas al menos 6.706.700 se recuperaron según las autoridades.

Esta cifra de casos diagnosticados positivos sólo refleja una parte de la totalidad de contagios debido a las políticas dispares de los diferentes países para diagnosticar los casos, algunos sólo lo hacen con aquellas personas que necesitan una hospitalización y en gran cantidad de países pobres la capacidad de testeo es limitada.

La pandemia de nuevo coronavirus ha provocado al menos 561.551 muertos en el mundo desde que la oficina de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en China dio cuenta de la aparición de la enfermedad en diciembre, según un balance establecido por AFP  sobre la base de fuentes oficiales.

La cantidad de muertos en Estados Unidos, que registró su primer deceso vinculado al virus a principios de febrero, asciende a 134.430. El país registró 3.215.861 contagios. Las autoridades consideran que 983.185 personas sanaron. Después los más afectados son Brasil con 70.398 muertos y 1.800.827 casos, Reino Unido con 44.798 muertos (288.953 casos), Italia con 34.945 muertos (242.827 casos), y México con 34.191 muertos (289.174 casos).

“Esto es real”: los tres meses agónicos  de un paciente

Scott Krakower, un psiquiatra infantil de un hospital de Nueva York, fue diagnosticado con Covid-19 a mediados de abril, pero tres meses después aún hay días que siente fatiga extrema, se queda sin aliento o sufre una ronquera que casi no le permite hablar.

Este médico neoyorquino de 40 años es parte de una ola de pacientes a los que se denomina en inglés “long-haulers” (de largo plazo), cuyos períodos de recuperación se extienden más allá de las cerca de dos semanas que les lleva en promedio a los pacientes recuperados.

Krakower dijo a la AFP que algunos días duda de sí mismo y se pregunta si no debería estar otra vez en el trabajo, si los síntomas que atraviesa son reales, hasta que, por ejemplo, sale a caminar y por su voz en el teléfono su esposa o sus padres pueden sentir que está jadeando. 

Este fenómeno se atribuye a una enfermedad posviral de la que aún se sabe muy poco pero que cada vez es más reportada por pacientes, que comparten sus experiencias en foros como el Grupo de Apoyo Covid Largo, en Facebook, que cuenta con más de 5.000 miembros. “Justo cuando pienso que estoy en una buena racha y tengo tres o cuatros días buenos, tengo tres o cuatro horas en las que otra vez no puedo hablar o mi ganglio linfático empieza a inflamarse en el lado derecho de mi cuello”, dijo Krakower.

 “La hinchazón (de la laringe) que experimentaba era por una inflamación posviral que ocurrió semanas después del virus”, explicó el médico Robert Glatter, quien trató a Karkower durante la enfermedad. (AFP).

 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes


   

1
9

Otras Noticias