España endurece medidas por temor a nueva ola de contagios

La preocupación se extiende a Cataluña y Aragón, donde el número de infectados se ha multiplicado en los últimos días.
domingo, 19 de julio de 2020 · 00:02

EFE y AFP  / Madrid y Barcelona

Las medidas excepcionales para intentar frenar el número de nuevos positivos por Covid-19 comienzan a endurecerse en Cataluña y Aragóna ante el temor a una segunda ola de contagios que pueda volver a paralizar la actividad económica y social del país, apenas un mes después de retomarla.

“Esto es un desastre”, resume, con desolación, María Quintana, ante la terraza vacía de su bar, frente a la Sagrada Familia de Barcelona, donde las autoridades pidieron a sus ciudadanos que se queden en casa ante un virus que arrecia nuevamente.

La segunda ciudad española amaneció taciturna ayer sábado, cuando empezaron a aplicarse las medidas del gobierno regional catalán para frenar la proliferación de casos que se triplicaron en una semana y suman casi 800 nuevos contagios en siete días.

Cataluña ha sumado durante las últimas 24 horas 1.226 nuevos positivos de Covid-19, de los que 349 corresponden a la ciudad de Barcelona Y 894 a toda el área metropolitana, un 73 % del total de contagios, según los datos difundidos este sábado por el Departamento de Salud catalán.

Entre ellas está la recomendación de no salir de casa si no es necesario, la prohibición de reunirse más de 10 personas o el cierre de teatros, cines, discotecas o salas de conciertos.

“Ahora justo que se empezaba a notar un poco de reactivación y había algún turista de fuera de España es un paso atrás”, asegura María Quintana, de 35 años, desde el interior de su pequeño establecimiento.

Frente a la barra del bar han retirado los taburetes, porque las autoridades regionales les prohibieron servir allí. En la terraza, las mesas están separadas ampliamente, aunque tampoco hay clientes entre quienes mantener la distancia de seguridad.

“Si vuelven a imponer confinamiento y nos obligan a cerrar, yo bajaré la persiana, pero con mi cuello debajo, a modo de guillotina, porque no podremos subsistir”, lamenta.

Las nuevas restricciones llegan menos de un mes después del fin del estado de alarma en España, que enmarcó el severo confinamiento decretado por el gobierno para reducir notablemente la transmisión de un virus que se cobró más de 28.400 vidas.

No se trata de una segunda ola de contagios, según dijo el ministro español de Sanidad, Salvador Illa, en una entrevista radiofónica, pero si de una transmisión comunitaria, que implica una mayor dificultad para trazar contactos y relacionarlos con focos pequeños concretos y obliga a tomar medidas de distanciamiento social.

Illa aseguró que sobre la mesa del Gobierno no está en este momento decretar un nuevo estado de alarma con medidas que afecten a todo el país.

Al frente de la inacabada basílica de la Sagrada Familia, uno de los monumentos más visitados de Barcelona, los turistas se podían contar con los dedos de las manos a media mañana de ayer sábado, la mayoría ajenos a las nuevas restricciones decretadas por el gobierno regional.

“No lo sabíamos, aunque es verdad que no hay mucha gente en la calle. Pero no creo que vayamos a cambiar nuestros planes”, decía Karolina Kapounova, una checa de 23 años, sudando detrás de la mascarilla sanitaria, cuyo uso en espacios públicos es obligatorio en la mayoría de regiones de España.

“Se ven algunos turistas, pero son pocos. Y luego vienen y se encuentran con que la Sagrada Familia está cerrada, el bus turístico no funciona...”, explica Joan López, un quiosquero de 39 años situado frente al templo.

Aunque “necesita el turismo como el aire que respira”, él prefiere que se tomen medidas estrictas para reducir al máximo el virus.

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes