Masacres de jóvenes alarman a Colombia, en espiral violenta

La masacre perpetrada el sábado en Samaniego es la segunda en menos de una semana: el martes fueron asesinados cinco menores.
lunes, 17 de agosto de 2020 · 00:00

EFE  / Bogotá

La masacre de nueve jóvenes en el departamento de Nariño encendió las alarmas en Colombia, que hace tan solo unos días fue sacudida por el asesinato de otros cinco adolescentes en Cali y teme que sean ellos el nuevo blanco de una violencia sin fin impulsada por economías ilegales como el narcotráfico.

La matanza ocurrió cerca de las diez de la noche del sábado, cuando un grupo de jóvenes estaba reunido en una casa de campo de Santa Catalina, del municipio de Samaniego, hasta donde llegaron hombres armados que les dispararon.

Horas antes de la masacre, una adolescente había sido asesinada a tiros en la misma zona, crimen que se suma al de los ocho muchachos.

“La ocurrencia de masacres en el país manifiesta el altísimo grado de crudeza con la que los actores armados ilegales se encuentran disputándose los territorios para someter a la población civil a regímenes arbitrarios de violencia”, aseguró la Defensoría del Pueblo.

Lo sucedido en Samaniego y en Cali, principal ciudad del suroeste de Colombia, deja un mensaje “de desesperanza y sin futuro” a los jóvenes del país, según ese organismo, que ve que “la barbarie es el peor camino para una sociedad”.

“Las autoridades deben abandonar la apatía, redoblar esfuerzos para detener este accionar criminal y someter a la justicia a los responsables. Nuestros niños, niñas y adolescentes necesitan garantías de que exista un futuro lleno de oportunidades”, expresó esa entidad, que vela por la protección de los Derechos Humanos.

El mes pasado, la organización Human Rights Watch (HRW) advirtió que los grupos armados ilegales han impuesto un régimen del terror en al menos once regiones de Colombia aprovechando la crisis del coronavirus para cometer todo tipo de abusos contra la población civil.

Una de esas regiones es Nariño, donde, según aseguró  el director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, operan las paramilitares Autodefensas Gaitanistas de Colombia, conocidas también como Clan del Golfo, y disidencias de las FARC.

Al respecto, el director de la Fundación Paz & Reconciliación (Pares), León Valencia, manifestó que estos grupos, así como la guerrilla del ELN, se están disputando el control territorial de la zona y cualquiera de ellos “pudo ser el que masacró a esos jóvenes”.

Grupos ilegales  controlan a la población 

  • Denuncia León Valencia denunció que “en medio de la pandemia se ha visto en las fronteras que los grupos ilegales (...) están controlando a la población y amenazando a quien no cumpla con la cuarentena, al que no se confine, y están haciendo una labor que debería hacer el Estado”.
  • Masacre La masacre perpetrada la noche del sábado en Samaniego es la segunda en menos de una semana en Colombia, luego de que el pasado martes fueran asesinados cinco menores, todos de entre 14 y 15 años, en un cañaveral ubicado detrás del barrio Llano Verde, en Cali, capital del Valle del Cauca.
  • Justicia El asesinato de esos cinco jóvenes, que fueron acribillados y encontrados con signos de tortura, generó el repudio de los colombianos que exigieron justicia.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

Valorar noticia