Seis de 165 candidatas a vacuna pueden estar listas a fin de año

Tres vacunas chinas, la desarrollada por AstraZeneka y Oxford, la de Moderna y Pfizer con BioNTech están en última fase de validación de su eficacia.
sábado, 8 de agosto de 2020 · 00:04

EFE/ Bogotá

Mientras el  coronavirus continúa propagándose, con Latinoamérica como epicentro de la pandemia, equipos científicos trabajan contrarreloj para encontrar una vacuna. El resultado parcial: 165 candidatas, de las que seis se encuentran ya en la fase más avanzada y podrían estar disponibles para finales de este año.

Los contagios confirmados se han multiplicado por cinco en los últimos tres meses y la cifra global asciende a casi 20 millones de infecciones y 715 mil fallecidos -el 30 % de ellos en Latinoamérica-, por lo que contar, no con una, sino con varias vacunas es la prioridad.

“Toda la industria está trabajando sin descanso para una meta común: encontrar vacunas seguras y efectivas lo más pronto posible”, explica a EFE el director ejecutivo de la Federación Latinoamericana de la Industria Farmacéutica (Fifarma)  Rafael Andrés Díaz-Granados.

Los ensayos de las vacunas han comenzado con pequeños estudios de seguridad in vitro o en animales (ensayos preclínicos) y sobre los resultados obtenidos se autorizó a comenzar las fases de pruebas clínicas en seres humanos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) registra hasta el momento 165 candidatas a vacuna: unas 140 todavía están en la etapa preclínica, incluidas dos de Brasil y una de Argentina, y casi 30 avanzaron a las pruebas en humanos.

De estas últimas, seis entraron ya el tramo final (fase III), en el que se evalúa la seguridad y la eficacia con decenas de miles de voluntarios antes de las aprobaciones regulatorias y la distribución. En esas no se incluye, sin embargo, la anunciada por Rusia, que se encuentra en la última fase de pruebas y podría ser inoculada a una parte de su población desde octubre.

Tres de las seis vacunas más avanzadas se desarrollan en China, mientras que las otras son de las farmacéuticas estadounidenses Pfizer (que trabaja con la alemana BioNTech) y Moderna y de la británica AstraZeneca,  con la Universidad de Oxford.

Las tres chinas se basan en el virus inactivado, las dos de origen estadounidense usan técnicas de ARN y la de Astrazeneca se centra en un vector viral.

En el caso de Pfizer, se emplea el “ARN mensajero, una copia de la información genética que tiene el virus a partir de la cual fabrica la llave (proteína) que utiliza para ingresar a la célula humana y producir la infección”, explica a EFE Alejandro Cané, jefe de asuntos científicos para América del Norte de la división de vacunas de la compañía.

Cané defiende que esa tecnología es más segura porque no se manipula el virus entero y permite producir gran cantidad de vacuna en un periodo más corto a gran escala. A la fase clínica se acaba de sumar también Janssen, de Johnson & Johnson, cuyo prototipo, de una sola dosis, usa la tecnología AdVac, con un adenovirus (AD26) como vector y que también utilizó con éxito para sus vacunas contra el VIH o   el virus del  zika.

Brasil espera producción masiva desde diciembre

Brasil, uno de los países donde se experimenta la vacuna contra el nuevo coronavirus desarrollada por la universidad británica de Oxford, espera comenzar la producción masiva de la misma en diciembre, informó este viernes el laboratorio estatal responsable.

“Estamos trabajando en dos frentes y el primero es el del procesamiento final, que es a partir del recibimiento del ingrediente farmacéutico activo, que es el concentrado de la vacuna y llegará congelado. Aquí realizaremos el proceso final”, señaló a EFE Mauricio Zuma, director de BioManguinhos.

Ampollas con muestras de vacuna anti-Covid en Brasil. 
Foto:EFE 

Ese proceso final, detalló Zuma, consiste en “la formulación, envasado, rotulación, empaque y control de calidad de todo ese proceso, que es la primera fase que haremos a partir de diciembre”. BioManguinhos, el instituto de producción de inmunobiológicos de la Fundación Oswaldo Cruz, principal centro de investigación médica de Latinoamérica y vinculado al Ministerio de Salud, recibirá también, en todas sus fases, la tecnología para la producción en Río de Janeiro de la vacuna a partir del próximo año.

“En paralelo (a la finalización) estaremos absorbiendo los conocimientos para producir también ese concentrado vírico aquí en BioManguinhos, en un edificio que está siendo preparado. Son etapas simultáneas pero que tienen conclusión en tiempos diferentes”, detalló el director.

De acuerdo con Zuma “el procesamiento final será más rápido y la producción del ingrediente activo concentrado llevará un poco más de tiempo”. Brasil es el país con más casos en la región.

 

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

Más de
10
1