La campaña electoral en Bolivia transcurre entre llamados a evitar violencia

La Misión en Bolivia de la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos cuantificó que desde el pasado 6 de septiembre hubo al menos nueve episodios de violencia en varias ciudades bolivianas contra cuatro candidaturas.
martes, 22 de septiembre de 2020 · 17:27

EFE / Bolivia 

Los llamados a una campaña electoral sin violencia se repitieron este martes en Bolivia tras los últimos episodios violentos, con más peso en los mensajes para la carrera hacia las urnas que la retirada de la candidatura de la alianza Juntos de la presidenta interina del país, Jeanine Áñez.

El Gobierno interino, a través del viceministro transitorio de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, se sumó a las voces para evitar hechos violentos para dirimir en las urnas el 18 de octubre, en vez de hacerlo en las calles con golpes o lanzamiento de piedras.

Las autoridades estarán vigilantes para evitar "desenlaces fatales" y que actos electorales terminen con "sangre", señaló Santamaría a los medios en La Paz.

El expresidente Evo Morales, que desde Argentina dirige la campaña de su partido el Movimiento Al Socialismo (MAS), pidió en redes sociales que la Fiscalía resguarde las garantías constitucionales para que haya "una fiesta democrática con paz y respeto entre todos".

Morales acompañó su mensaje de una denuncia presentada por su partido contra la alianza electoral Creemos, entre otros a los que acusa de agresiones durante un acto en la ciudad de Santa Cruz.

El órgano electoral pidió anoche que cesen los actos violentos entre militantes de organizaciones rivales, grupos de ciudadanos y activistas de distintas candidaturas.

La Misión en Bolivia de la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos cuantificó que desde el pasado 6 de septiembre hubo al menos nueve episodios de violencia en varias ciudades bolivianas contra cuatro candidaturas.

Estas denuncias se suman a otras del pasado fin de semana por parte de la Defensoría del Pueblo, la Iglesia católica y la Unión Europea en Bolivia.

APENAS REACCIONES A LA RETIRADA DE JUNTOS

Las voces por una carrera electoral tranquila tuvieron más protagonismo esta jornada que la retirada completa de la candidatura de Juntos, anunciada anoche y formalizada este martes según indicaron a Efe fuentes del órgano electoral.

La retirada de toda la candidatura, incluidos los aspirantes a diputados y senadores, se daba por descontado después de que Áñez anunciara la semana pasada que dejaba la carrera electoral a la presidencia.

El político y empresario Samuel Doria Medina, que iba con ella de candidato a vicepresidente, reiteró que la renuncia intenta un bloque de unidad frente al MAS, primero en las encuestas incluso con posibilidad de ganar en primera vuelta.

Doria Medina recalcó en un mensaje en redes sociales que si gana el MAS, volverá el "tirano", en alusión a Morales, quien ya ha expresado su intención de regresar a Bolivia si vence su partido.

El líder de Unidad Nacional, una de las formaciones que integraban Juntos, repitió el mensaje de que la democracia está en juego en Bolivia si vuelve a gobernar el MAS, por lo que instó al resto de candidatos a unirse pensando en un proyecto de país por encima de aspiraciones personales.

Con la retirada de Juntos, son siete las candidaturas que siguen en la carrera para elegir presidente, vicepresidente, diputados y senadores.