Nuevo ataque con cuchillos en París deja dos personas heridas

Las heridas se reabrieron nuevamente por un hecho similar al de 2015. El Gobierno afirmó que es un “acto de terrorismo islamista”.
sábado, 26 de septiembre de 2020 · 00:04

AFP / París

Dos personas fueron heridas gravemente en un ataque con cuchillo este viernes en París, frente a la antigua sede de Charlie Hebdo, coincidiendo con la celebración del juicio por el sangriento atentado yihadista que en 2015 diezmó la redacción de esta revista satírica por publicar caricaturas del profeta Mahoma.

El ataque es “manifiestamente un acto de terrorismo islamista”, declaró el ministro de Interior  Gérald Darmanin, en la cadena televisiva France 2.

“Es la calle donde estaba Charlie Hebdo, es el modo de operar de los terroristas islamistas. Está claro, sin duda alguna, que es un nuevo ataque sangriento contra nuestro país”, añadió.

Dos sospechosos fueron detenidos poco después de los hechos. El primero, de 18 años de edad y considerado como el “autor principal de los hechos”, fue arrestado cerca del lugar del ataque, indicó el director de la Fiscalía nacional antiterrorista  Jean-François Ricard

El ataque  reabrió las “heridas” que dejó en los habitantes del barrio el atentado de enero de 2015 contra la publicación.

Chantal estaba haciendo una reparación en su casa, cerca del bulevar Richard Lenoir en el distrito XI de la capital francesa, muy cerca del lugar del ataque, cuando poco antes de mediodía oyó fuera el “estruendo de las sirenas”. “Lo primero que pensé fue esto vuelve a empezar. Retrocedí cinco años en el tiempo” hasta el atentado del 7 de enero de 2015 contra Charlie Hebdo, en el que murieron 12 personas. “Los recuerdos vuelven a emerger. Entre esto y la Covid, no vivimos momentos muy buenos”, añade, precisando que tuvo “una especie de premonición” desde principios de septiembre y el juicio, precisamente, del caso de los ataques de enero de 2015. 

Para Denise Hamon, una jubilada,   los viejos recuerdos volvieron a salir a la superficie. “Obligatoriamente nos recuerda el pasado, pero no es lo mismo, es menos fuerte” pues el balance es menor que hace cinco años, con dos personas heridas. “Pero pensamos que al salir siempre puede pasarnos algo”, confiesa.

“El barrio aún tiene heridas. Revivir cosas así, además en mitad del juicio, duele”, asiente Fred Rollat. Este padre de familia pensó igualmente en su hija Margo, alumna en un colegio cercano.  “Nos dijeron que había un problema con gente con un cuchillo, que nos quedáramos en el patio”, cuenta Margo. En cuanto el colegio reabrió, Fred fue a buscarla, “para tranquilizarla y tranquilizarme”, dijo,