Europa endurece restricción y Latinoamérica no logra control

Perú tiene la tasa más alta de decesos, con 99,2 por cada 100 mil habitantes. Le siguen Bolivia (68,3 muertes por cada 100 mil), Brasil (67,2) y Chile (66,7).
miércoles, 30 de septiembre de 2020 · 00:04

AFP y EFE/ Berlín

 Los países en Europa se apresuran a implantar nuevas medidas para intentar poner freno al coronavirus, una enfermedad que ya ha causado un millón de muertes en el mundo, pero en Latinoamerica la pandemia está lejos de ser controlada.

Al margen de los fallecimientos (entre 4.000 y 5.000 cada jornada en las últimas semanas), los casos confirmados superan los 33,2 millones, pero con ritmo de contagios menor (293 mil en estas 24 horas).

En esta línea y ante la tendencia al alza de las infecciones, Alemania decidió imponer limitaciones de aforo en reuniones en lugares públicos o privados en las regiones con una mayor incidencia de contagios: las fiestas no podrán superar los 50 asistentes y los encuentros de carácter privado los 25 participantes.

El objetivo de la canciller alemana, Angela Merkel, es mantener la actividad económica y escolar y evitar la paralización de un país con unos 287 mil  positivos (casi 2.100 en las últimas horas) y más de 9.500 muertos.

Además, Merkel reiteró la recomendación de no viajar a zonas de riesgo si no es necesario, categoría que incluye a áreas de casi todos sus vecinos -Francia, Austria, Bélgica, Holanda, República Checa, Dinamarca y la extracomunitaria Suiza- así como a España en su conjunto, parte de Croacia, Eslovenia, Bulgaria y Rumanía.

En Países Bajos  entraron en vigor nuevas medidas para frenar los contagios: el cierre en la hostelería antes de las 22:00, la prohibición de público en los eventos deportivos, el límite de tres invitados para las casas particulares y el consejo de usar mascarillas en las tiendas de las grandes ciudades, después de meses poniendo en entredicho su eficacia.

En Moscú, las escuelas primarias y secundarias, incluidos los centros de preparación deportiva, pero no las guarderías, estarán cerradas dos semanas, del 5 al 18 de octubre, y no habrá en esos días tampoco educación a distancia.

Mientras tanto, en el Reino Unido, con un nuevo récord de casos diarios (más de 7.000) a  partir de hoy  miércoles estarán prohibidas en el noreste de Inglaterra todas las reuniones en interiores de personas que vivan en distintos domicilios, mientras que en el resto de la región se mantendrá por ahora una limitación más laxa, que permite encuentros de hasta seis personas.

Italia, ante el aumento de contagios (más de 1.600 en veinticuatro horas, hasta los 313 mil) y tras haber sido el primer foco del coronavirus en Europa en febrero pasado, se plantea ampliar el estado de emergencia decretado el 31 de enero y previsto hasta el 7 de octubre.

América Latina

Tras siete meses con coronavirus, Latinoamérica es la región más afectada por la pandemia, con un 33,8% del millón de muertes que ya se superaron y 27,7 % de los 33,27 millones de casos globales, y la zona todavía está más concentrada en contener que en superar la Covid-19.

 

Un sistema sanitario que no estaba preparado para una crisis así, con alta ocupación hospitalaria que en algunos casos ha llegado al límite de la emergencia, y una difícil situación económica de la región más desigual del mundo, que tampoco ha permitido, por ejemplo, aplicar de forma ideal los test de detección de la enfermedad, forman parte de un cóctel explosivo.

Perú es el país del mundo con la tasa más alta de mortalidad de todo el mundo, con 99,2 decesos por cada 100 mil habitantes, cuando el promedio global es de 13 y el regional de 53.

Otros países latinoamericanos están por encima del promedio regional, como Bolivia (68,3 muertes por cada 100 mil habitantes), Brasil (67,2) Chile (66,7), Ecuador (64,9), México (59,9) y Panamá (55), según las últimas cifras del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), basadas en datos de la universidad estadounidense Johns Hopkins.

En Perú  la mortalidad media semanal ha bajado a menos de la mitad de mayo y junio y el lunes  62 muertes, la más baja.

 

Garantizan futura vacuna y test a pobres

Los países menos favorecidos del mundo recibirán un total de 200 millones de dosis de la futura vacuna anticoronavirus, y la OMS anunció además que busca financiación para distribuir en ellos 120 millones de pruebas de diagnóstico rápidas para frenar avance de  la pandemia.

En este momento, los países con más recursos realizan una media de 292 test por cada 100 mil habitantes, los países con bajos ingresos y medios hacen 61 y los países pobres apenas 14, según datos de Peter Sands, director del Fondo Mundial de la lucha contra el Sida, la malaria y la tuberculosis.

l consorcio internacional Gavi, dedicado a campañas de vacunación contra enfermedades infecciosas en las zonas menos desarrolladas, anunció que 100 millones de dosis suplementarias de las futuras vacunas contra el covid-19 fueron reservadas para los países más pobres. Costarán tres dólares. (AFP)

 

 

 

 


   

Más de