Tras más de dos meses de confinamiento los niños griegos vuelven al colegio

Los alumnos ingresaron en dos horarios, utilizaron diferentes accesos y cumplieron distintas medidas de bioseguridad.
lunes, 11 de enero de 2021 · 07:49

EFE / Atenas, Grecia

En pleno confinamiento estricto y mientras crece la preocupación por una tercera ola de la pandemia, los alumnos de la enseñanza primaria, los jardines de infancia, las guarderías y la educación especial de Grecia pudieron volver este lunes a las clases tras dos meses de ausencia.

El ambiente en las entradas y los patios de los colegios fue casi festivo entre alumnos y maestros, en un reencuentro en el que faltaron los abrazos por las medidas de seguridad.

Los alumnos llegaron a los centros de forma escalonada entre las ocho y las ocho y media de la mañana de este lunes, para evitar aglomeraciones, además de utilizar distintas entradas.

"Ha habido momentos en los que los padres no han respetado el distanciamiento en la entrada. Mañana organizaremos mejor la llegada de los niños para evitarlo", dijo a Efe la directora de un jardín de infancia del centro de Atenas.

La mascarilla es obligatoria para profesores y alumnos mayores de 4 años en el transporte escolar y en todo el recinto, a excepción de las clases de gimnasia. Los recreos se realizaron a distintas horas y con divisiones del espacio para minimizar los contactos.

En algunos colegios, la dirección sugirió que los alumnos lleven una manta con su nombre para protegerse del frío pues tendrán que airear las aulas de forma constante.

Mientras, la educación secundaria y las universidades siguen celebrando sus cursos a distancia y, según declaró hoy a la televisión privada Ant1 el viceministro de Educación, Ánguelos Syrigos, el Gobierno baraja que continúen así todo el curso escolar.

La vuelta al colegio se hizo mientras la presión en la Sanidad pública continúa y en medio de la creciente preocupación por una subida en los contagios, por el relativo relajamiento de las medidas durante las fiestas navideñas, así como la afluencia de los creyentes a las iglesias el día de Epifanía a pesar de la prohibición gubernamental.

Una gran preocupación para los epidemiólogos es la región capitalina de Ática, donde vive alrededor del 40 % de la población griega, y donde han subido los contagios diarios a pesar de que varios municipios están bajo confinamiento total.

Grecia está confinada a distintos niveles desde el 7 de noviembre, con un toque de queda desde las 21:00 hasta las 5:00, la restauración, los comercios y el sector cultural cerrados.

Tan sólo durante diez días, entre Navidad y Año Nuevo, se permitió la recogida de encargos en las tiendas, abrieron peluquerías y librerías y se redujo el toque de queda una hora.

A pesar de las restricciones, durante el fin de semana las playas y parques de la capital griega estuvieron llenas de gente que aprovechó las inusualmente altas temperaturas para pasear, tomar el sol e, incluso, bañarse en el mar.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/