A su llegada al poder, Biden tendrá que enfrentar varias crisis al mismo tiempo

“Lo que es singular para Biden es no tanto que haya una crisis, sino la cantidad de crisis que compiten entre sí”, afirmó Mary Stuckey, una profesora de comunicación en la Universidad Penn State.
miércoles, 20 de enero de 2021 · 05:04

AFP /  Washington

Una pandemia furiosa, una crisis económica, un país dividido, profundas heridas raciales. Joe Biden ya tiene la agenda programada antes de jurar como el 46° presidente de Estados Unidos hoy al mediodía. 

 “Lo que es singular para Biden es no tanto que haya una crisis, es la cantidad de crisis que compiten entre sí”, dijo Mary Stuckey, una profesora de comunicación en la Universidad Penn State. 

Quizá la mayor sea la pandemia de Covid-19, que se ha ensañado con Estados Unidos, que se acerca a los 400 mil decesos. “Tenemos 4.000 estadounidenses que mueren por Covid cada día”, dijo David Farber, un profesor de Historia en la Universidad de Kansas. “Y la distribución federal de la vacuna ha sido un desastre”. “Así que pienso que (esta crisis) es central y que (Biden) tendrá que mantener su mente enfocado en esta”. 

Biden ya trazó un plan multifacético para combatir la pandemia, que incluye una mayor cantidad de hisopados y rastreo epidemiológico y la vacunación de 100 millones de personas en sus primeros 100 días de gobierno. 

Pero la pandemia de Covid-19 no puede consumir toda la atención del futuro presidente de 78 años, el hombre de mayor edad en jurar como mandatario de Estados Unidos. 

 No muchos presidentes asumieron el cargo con una situación económica como la que hereda Biden, aunque algunos de sus predecesores la tenían peor. 

“En 1933, Franklin Roosevelt llegó a la Casa Blanca con un 25% de desempleo, con la bolsa que había caído casi un 90% y con las personas incapaces de sacar sus ahorros de los bancos”,  explicó Farber.  “Estados Unidos ha superado situaciones peores”, dijo, tras notar que el propio Biden, como vicepresidente de Barack Obama (2009-2017), ayudó a navegar la crisis económica de 2008 “en un tiempo en que parecía que la economía mundial se iba a pique”. 

Biden propuso recientemente un estímulo económico de 1,9 billones de dólares, llamado el Plan de Rescate de Estados Unidos, para revitalizar la principal economía del globo. Incluye 400 mil millones para hacerle frente al Covid-19, 440 mil millones para las pequeñas empresas y otros negocios golpeados por la pandemia y un billón en ayuda a los estadounidenses, del cual una parte será un pago de 1.400 dólares a la mayoría más necesitada, además de unos pagos de 600 dólares ya realizados en diciembre pasado. 

Shirley Anne Warshaw, una profesora de Ciencia Política en el Gettysburg College, dijo que la polarización política en Estados Unidos supone un desafío completamente distinto tras los cuatro años de presidencia de Donald Trump. 

 “Nunca nos vi tan divididos”, dijo Warshaw sobre la grieta entre demócratas y republicanos. “Va a ser muy difícil para el presidente Biden el atraer a esas personas a la arena política”, dijo, “a la normalidad de creer que el gobierno trabaja para ellos”. 

Según Farber, tras la fallida insurrección de seguidores de Trump en el Congreso luego de ser enardecidos por el presidente, Biden también enfrenta una crisis de “legitimidad política”. 

Los primeros días de Biden en la Oficina Oval se pueden complicar todavía más debido al juicio político contra Trump, que fue acusado de incitar a la insurrección por la Cámara de Representantes el 13 de enero. “Eso va a consumir tiempo”, dijo Farber, “tiempo que Biden necesita para que se aprueben sus nominados al gabinete, tiempo en el que podría dar inicio a iniciativas políticas fundamentales”. “No es la mejor manera de empezar un nuevo régimen político”. 

Biden también tomará el timón de una nación que se ha visto sacudida por meses de protestas por la justicia racial tras las muertes de ciudadanos negros a manos de policías, lo que ha encendido multitudinarias protestas en el pasado, con un importante saldo de víctimas.

El futuro presidente también le hará frente a otra crisis - la del cambio climático - el mismo día de su juramento, cuando tome medidas para regresar a su país el Acuerdo de París.

Operativo militar para  la investidura 

  • Cerrada La investidura de Joe Biden  es una de las pruebas de fuego más decisivas para la democracia estadounidense, con la tensión en cotas máximas ante una ceremonia cerrada al público y abarrotada de militares en lugar de las multitudes festivas de otros tiempos. 
  • Soldados  En centro de Washington conviven ya 25.000 soldados de la Guardia Nacional, además de guardias nacionales, los policías del Capitolio, los propios agentes de la ciudad y agentes infiltrados, mientras tienen lugar los ensayos de la investidura. 
  • Público Durante el acto habrá 200 mil banderas estadounidenses extendidas a lo largo del National Mall frente al Monumento a Washington que representarán al público que no podrá ir por la pandemia del coronavirus.

Biden asumirá el mando  de EEUU al mediodía

Joe Biden asumirá como el 46º presidente de EEUU hoy en Washington, una jornada histórica con un protocolo estricto, que tendrá su punto alto al mediodía, cuando jure en el Capitolio.  

El presidente electo, de 78 años, y su esposa Jill pasarán la noche del martes en la Blair House, la residencia oficial para los invitados extranjeros del presidente de Estados Unidos, situada frente a la Casa Blanca en los alrededores de la plaza Lafayette. 

En la mañana del 20 de enero, Biden asistirá a una misa en la catedral de San Mateo, patrono de los funcionarios, en Washington.  Católico practicante, el mandatario electo invitó a los líderes del Congreso a que lo acompañen. 

El presidente electo llegará en caravana al Capitolio para la ceremonia de investidura que comenzará a las 11:00 len un escenario montado frente a la vasta explanada del “National Mall”.  La estrella pop Lady Gaga entonará el himno nacional y su colega Jennifer Lopez brindará un “espectáculo musical”. 

Biden y su vicepresidenta Kamala Harris jurarán sus cargos desde las 12:00  y luego el ya presidente ofrecerá su discurso inaugural, en el que expresará su visión para “vencer la pandemia, reconstruir, unificar y sanar la nación”, de acuerdo al comité organizador. 

A primera hora de la tarde, Biden viajará al Cementerio Nacional de Arlington, para depositar una ofrenda floral en la tumba del Soldado Desconocido. 

Biden luego ingresrá a pie, rodeado de una escolta militar a la Casa Blanca.  Se espera que poco después firme sus primeros decretos presidenciales. 

Biden y Harris se dirigirán a la nación durante un programa especial de televisión que será presentado por el actor Tom Hanks y transmitido en los principales canales estadounidenses a partir de las 20:30.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos