Biden inicia nueva era en EEUU y apuesta por la civilidad y «decencia»

El flamante Presidente de Estados Unidos habló durante poco más de 20 minutos en su investidura ayer en Washington, poniendo énfasis en la democracia, la verdad y la Covid en su discurso inaugural.
jueves, 21 de enero de 2021 · 05:04

 EFE y AFP /  Washington

Estados Unidos inició este miércoles una nueva era con la llegada al poder del presidente Joe Biden, que puso fin al tumultuoso mandato de Donald Trump y apostó por la unidad, la civilidad y la “decencia” para sanar las heridas de un país en crisis. 

Poco antes de que Biden jurara su cargo ante la fachada oeste del Capitolio, su compañera de fórmula, Kamala Harris, hizo historia al convertirse en la primera mujer, la primera negra y la primera persona de origen asiático en ocupar la vicepresidencia de Estados Unidos. 

“Este es un momento histórico de crisis y retos, y la unidad es el camino que debemos seguir”, dijo Biden en su discurso de investidura. 

 Biden, que a sus 78 años es el presidente con más edad que ha tomado posesión en la historia del país, llegó unas horas después a la  Casa Blanca en la que trabajó durante ocho años como vicepresidente junto con  Barack Obama (2009-2017), esta vez para ocupar el Despacho Oval. 

El nuevo mandatario juró su cargo ante el mismo Capitolio que dos semanas antes había invadido una turba de seguidores radicales de Trump, incitados por un presidente saliente que se negaba a reconocer la derrota en las elecciones de noviembre. 

Además de las ascuas de esa crisis, que provocó que el 70 % de los republicanos sigan sin considerar legítima la elección de Biden, el flamante presidente deberá afrontar los urgentes desafíos económicos y de salud pública derivados de la pandemia de la Covid-19, que ya ha dejado más de 400 mil muertos.

Democracia, verdad y Covid

El flamante Presidente de Estados Unidos habló durante poco más de 20 minutos en su investidura ayer en Washington. Estos son algunos de los puntos más resaltantes de su alocución. 

Las elecciones y la democracia 

“Es el día de Estados Unidos. Es el día de la democracia, un día de historia y de esperanza, de renovación y resolución (...) Estados Unidos ha sido puesto a prueba una vez más, y Estados Unidos ha respondido al reto.  Hoy celebramos el triunfo no de un candidato, sino de una causa, la causa de la democracia (...) Se ha escuchado la voluntad del pueblo. Hemos aprendido otra vez que la democracia es valiosa. La democracia es frágil. Y en este momento, amigos míos, la democracia ha prevalecido”. 

El asalto al Congreso

“Aquí estamos apenas unos días después de que una turba desenfrenada pensara que podría usar la violencia para acallar la voluntad del pueblo, para detener el trabajo de nuestra democracia, para expulsarnos de este terreno sagrado. No sucedió. Nunca sucederá. Ni hoy, ni mañana, nunca”.  

La pandemia 

“Poca gente en la historia de nuestra nación se ha enfrentado a un mayor reto o vivido en una época tan desafiante o difícil como la actual. Un virus único en un siglo acosa silenciosamente al país. Se ha cobrado tantas vidas en un año como las que perdió Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial. Millones de personas han perdido su empleo, cientos de miles de negocios han cerrado.  En el trabajo que tenemos por delante, nos vamos a necesitar los unos a los otros”. 

Justicia racial

“Un clamor por la justicia racial iniciado hace unos 400 años nos mueve. El sueño de una justicia para todos no se aplazará más.  Podemos brindar justicia racial y podemos hacer de Estados Unidos una vez más la fuerza líder para el bien en el mundo”. 

“Sé que las fuerzas que nos dividen son profundas y reales. Pero también sé que no son una novedad. Nuestra historia ha sido una lucha constante entre el ideal estadounidense según el cual todos somos iguales y la dura y fea realidad de que el racismo, el nativismo, el miedo y la demonización nos han separado desde hace mucho tiempo”.  

Un presidente para todos

“La política no tiene que ser un fuego furioso que lo destruye todo a su paso.  Todos los desacuerdos no deben conducir a una guerra total. A todos los que no nos apoyaron, déjenme decirles esto: Escúchenme mientras avanzamos. Evalúenme a mí y a mi corazón. Si siguen en desacuerdo, que así sea. Eso es la democracia. Eso es Estados Unidos.   El derecho a disentir pacíficamente en los límites de nuestra república es tal vez la mayor fuerza de nuestra nación. Pero escúchenme bien, el desacuerdo no tiene que llevar a la desunión”.   

  Verdad y mentiras

“Debemos rechazar la cultura en la que los hechos se manipulan e incluso se inventan.  Las últimas semanas y meses nos han enseñado una lección dolorosa: hay verdad y hay mentiras.  Y cada uno de nosotros tiene un deber y una responsabilidad, como ciudadanos, como estadounidenses, y especialmente como líderes, líderes que han prometido honrar nuestra Constitución y proteger nuestra nación, defender la verdad y derrotar las mentiras”.  

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

1
5