El COI pide «paciencia» ante los temores sobre los Juegos de Tokio

El COI y los organizadores de Tokio-2020 reprogramaron el evento olímpico del 23 de julio al 8 de agosto próximos.
miércoles, 27 de enero de 2021 · 20:00

AFP / Lausana, Suiza

El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, reclamó "paciencia" ante las dudas sobre los Juegos de Tokio previstos en julio y agosto, amenazados por la pandemia del covid-19.

"El mensaje principal es que solo pedimos paciencia y comprensión. Creo que es muy pronto para decidir nada más", declaró Bach tras una reunión del Comité Ejecutivo del COI este miércoles.

Los Juegos de Tokio estaban originalmente programados para el verano (boreal) de 2020, pero la pandemia obligó al COI a aplazarlos un año en una decisión inédita en tiempos de paz.

El COI y los organizadores de Tokio-2020 reprogramaron el evento olímpico del 23 de julio al 8 de agosto próximos.

Pero la pandemia sigue presente, incluso con nuevas variantes del nuevo coronavirus que amenazan con complicar la situación sanitaria a nivel mundial, por lo que la prensa especula desde hace semanas con varias opciones: desde una vacunación masiva entre los deportistas a una celebración de los Juegos sin público o, la más radical, la cancelación pura y simple de la cita, algo que Bach volvió a desmentir.

"No vamos a perder tiempo o energía en especulaciones... sobre si los Juegos se celebrarán o no", señaló el presidente del COI.

"Estamos trabajando en cómo organizar los Juegos", añadió.

"Nuestra tarea es organizar los Juegos Olímpicos, no cancelarlos... y es por eso por lo que no queremos alimentar más este tipo de especulaciones", reiteró Bach.

El COI publicó un comunicado el 12 de diciembre, el mismo día que las autoridades sanitarias de Estados Unidos aprobaron la vacuna de Pfizer, expresando su "compromiso total" en organizar los Juegos.

Desde que empezó el proceso de vacunación en varios países del mundo, se ha unido al debate la cuestión de la justificación moral de vacunar a los deportistas por delante de otras personas consideradas de riesgo.

"Siempre hemos dejado claro que no estamos a favor de que los atletas salten la lista" de personas prioritarias, enfatizó Bach.

El dirigente alemán añadió que la ya de por sí complicada tarea de organizar unos Juegos se ha hecho aún más difícil por el coronavirus.

- "Aprendiendo día a día" -

"No hay un plan, estamos aprendiendo día a día", admitió el patrón del olimpismo, añadiendo que entiende que aquellos que viven con restricciones y sin poder acudir a lugares públicos como los restaurantes por la situación sanitaria, no acepten el mantenimiento de los Juegos.

"La responsabilidad del gobierno (japonés) y del COI es mirar más allá de esta situación", se defendió.

Y puso como ejemplo el Mundial de balonmano que se está actualmente disputando en Egipto, un país de alto riesgo por las infecciones al covid-19, para justificar la voluntad del COI en mantener los Juegos.

"Somos capaces y estamos en disposición de ofrecer contramedidas importantes", aseguró. "Si pensáramos que no es responsable o que los Juegos no fuesen seguros, no lo haríamos".

Bach también anunció la publicación de la primera versión de un "manual" en el que se explican "las medidas que podemos aplicar en julio y agosto en Tokio".

Este documento es fruto de "un gran trabajo que se revisa día a día" e incluye temas esenciales como la inmigración, eventuales cuarentenas, los transportes, la vida en la Villa Olímpica y las distancias sociales.

- ¿Juegos a puerta cerrada? -

Los organizadores de los Juegos, con el respaldo de muchos atletas, se han planteado incluso la celebración del evento sin público.

"Quiero que haya espectadores, pero lo más importante para un atleta es que se celebre el evento y poder participar", declaró a la AFP la estrella japonesa del tenis de mesa Mima Ito.

Australia y Canadá, dos países que retiraron en 2020 sus delegaciones antes del aplazamiento de los Juegos a 2021, además de Estados Unidos, defendieron la reprogramación del evento.

La estrella griega del salto de garrocha Katerina Stefanidi, que se postuló el año pasado a favor del aplazamiento, aseguró que preferiría unos Juegos a puerta cerrada a que no se disputaran.

Y la gimnasta estadounidense Simone Biles defendió que la decisión de celebrarlos o no debería basarse en "lo que es más seguro para el mundo", aunque se mostró favorable a organizar los Juegos aunque los atletas "tengan que vivir en una burbuja".

El gimnasta japonés Kohei Uchimura advirtió que los Juegos no deberían celebrarse "si los deportistas y el público no los disfrutan de la misma manera".

"No queremos destrozar los sueños de ningún atleta olímpico", concluyó Bach.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos