Al menos 41 muertos en atentado en Afganistán

sábado, 16 de octubre de 2021 · 05:00

AFP /  Kabul

Al menos 41 personas murieron y unas 70 resultaron heridas ayer en un atentado suicida con explosivos en una mezquita chiita en la ciudad de Kandahar, feudo de los talibanes, ubicada en el sur de Afganistán.

Según testigos, varias explosiones sacudieron la mezquita de Fatemieh, en el centro de Kandahar, la segunda ciudad del país, durante la oración del mediodía del viernes, el día de descanso de la semana para los musulmanes, en el que muchas personas se congregan para rezar.

“Nos estábamos preparando para la oración cuando oímos disparos. Dos personas entraron en la mezquita y dispararon a los guardias, que abrieron fuego. Uno de ellos se hizo estallar. Después de él, se hicieron estallar otros dos”, dijo  Sayed Rohullah, un guardia de seguridad de la mezquita.

El ataque tuvo lugar una semana después de otro similar contra fieles en la ciudad de Kunduz, en el noreste del país, que fue reivindicado por el grupo Estado Islámico (EI).

En el caso del atentado en Kandahar, histórico feudo de los talibanes, no hubo reivindicación inmediata. Un responsable talibán local confirmó  que se trató de un “atentado suicida”.

El jefe de la Policía talibán en Kandahar, Maulvi Mehmood, condenó “enérgicamente” el atentado en una rueda de prensa y aseguró que “todos los servicios de seguridad” estaban “trabajando para encontrar a los implicados y castigarlos”.

Según él, la seguridad de la comunidad chiita estaba hasta ahora garantizada por la propia comunidad. Pero “en el futuro, tenemos la intención de responsabilizarnos de todos estos lugares de culto asignándoles guardias”, dijo.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos