Gobierno de Maduro en jaque, Álex Saab declara hoy en EEUU

El empresario nacido en Colombia, que tiene la nacionalidad venezolana, fue extraditado por Cabo Verde. Está señalado de ser testaferro del chavismo.
lunes, 18 de octubre de 2021 · 05:00

Página Siete / La Paz

La detención de Álex Saab  pone en jaque al gobierno de Nicolás Maduro. El hombre que es acusado de ser el testaferro del chavismo fue detenido en Cabo Verde (África) y hoy declarará ante la justicia estadounidense. El oficialismo venezolano rompió las negociaciones con la oposición, sector al que acusa de estar tras la deportación de Saab.

El chavismo ha recibido el golpe más duro de los últimos años. La administración de Maduro había puesto todo su empeño en evitar la extradición de  Saab, el presunto testaferro del Presidente de Venezuela, a quien en los últimos meses había tratado de erigir en una especie de mártir. El fracaso ha sido rotundo. Saab, un empresario colombiano que se hizo de oro a través de contratos gubernamentales y de quien las autoridades de Estados Unidos sospechan que esconde la fortuna de Maduro y gente de su entorno, se encuentra  en Miami, donde a partir de hoy le espera un juicio por lavado de dinero por más de 350 millones de dólares. Con Saab ante la justicia estadounidense, las consecuencias son impredecibles, señala el portal digital del periódico español El País.

La extradición de Saab ha puesto en barbecho las negociaciones que mantiene el chavismo con la oposición en México. Por lo pronto, se suspendieron las reuniones que debían realizarse ayer. Además, la tensión entre el Gobierno y sus críticos ha ido en aumento en las últimas semanas. Los roces con la comunidad internacional han sido notorios, especialmente con Estados Unidos, por la extradición de Saab y con la Unión Europea, a cuenta de la misión electoral que pretenden enviar para las elecciones regionales y locales de dentro de un mes. Los pasos que dará Maduro en los próximos días serán determinantes para calibrar el nivel de confrontación al que está dispuesto.

El  operador político que se coló en los despachos del palacio de Miraflores en un momento crítico de su vida, cuando se encontraba al borde de la ruina  en Barranquilla (Colombia) conoce mejor que nadie las interioridades del régimen. Era un hombre de la corte, que empezó construyendo unas viviendas sociales y acabó como negociador estatal venezolano por todo el mundo. Era lo que todo Gobierno cercado por las sanciones internacionales necesita, un “conseguidor”, refiere la web de El País. Desde su detención en Cabo Verde en junio de 2020, donde había parado a repostar en el avión privado en el que viajaba, su futuro se tornó oscuro.

No siempre fue alguien conocido. Su rostro empapela estos días las calles de Caracas, donde el Gobierno lo eleva al rango de mártir, pero hace bien poco casi nadie sabía nada de él. El portal de noticias Armando.info develó por primera vez su nombre y su influencia en las esferas de poder. Saab había recibido contratos millonarios y su trabajo había sido más que cuestionable. Llenó de comida de mala calidad un programa de alimentos para los más pobres. El empresario se querelló contra los periodistas que lo develaron y éstos tuvieron que exiliarse. Saab alegó que no tenía tratos con Maduro y que no había participado en la distribución de esos alimentos. Al final, lo publicado resultó ser verdad.

“Nada que colaborar”

El empresario colombiano aseguró en una carta que no tiene “nada que colaborar” con la justicia de Estados Unidos y que no cometió ningún delito, según el escrito leído ayer por su esposa, Camila Fabri, informó la agencia de noticias EFE.

“No tengo nada que colaborar con Estados Unidos, no he cometido ningún delito ni en Estados Unidos ni en ningún país y no pienso mentir para favorecer a Estados Unidos en contra del que atraviesa un bloqueo inhumano (Venezuela)”, refiere la carta leída por Fabri, quien dijo, en una protesta para pedir la liberación de Saab, que la había escrito antes de ser extraditado.

En el texto, el empresario responsabilizó a Washington y a la oposición venezolana liderada por Juan Guaidó de su vida y su integridad física.

“Enfrentaré el juicio con total dignidad y haciendo valer mi inmunidad diplomática como servidor de la república bolivariana de Venezuela”, señala el escrito   y agrega que no es un “suicida”, dejando constancia de que si le ocurre algo será un asesinato.

Saab dice, además, que fueron violados todos sus derechos, que fue “secuestrado físicamente y psicológicamente” por el Gobierno de EEUU y Cabo Verde.

Fabri denunció que no le dejaron ver a su esposo durante su arresto en Cabo Verde. Añadió que “hace unos días viajó a Cuba y (los funcionarios de) la Embajada de Cabo Verde” en ese país le dijo que era persona no grata.

 

  • La respuesta  venezolana
  • Ruptura  La detención de Saab generó una fuerte condena del gobierno de Maduro, que reaccionó con la interrupción del diálogo que celebraba con la oposición desde el 13 de agosto.
  • Oposición  de las conversaciones debía comenzar ayer, en la capital mexicana, pero no se realizó. El chavismo señala a la oposición de ser responsable de la extradición.
  • Represalia  El gobierno de Nicolás Maduro ha devuelto a prisión a seis exdirectivos de la compañía venezolana Citgo, filial de la petrolera estatal Pdvsa en Estados Unidos, que habían sido condenados por corrupción y puestos bajo arresto domiciliario el año pasado.
  • Los directivos  poseen nacionalidad venezolana y estadounidense.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos