¿Por qué la OMS tarda en reconocer las vacunas Sputnik y Cansino?

Varios países de América Latina y Europa del Este usaron vacunas como la rusa y la china, que no fueron aprobadas por la OMS.
jueves, 21 de octubre de 2021 · 11:54

Radio Francia Internacional (RFI) / París

Varios países de América Latina y Europa del Este han usado vacunas como la rusa Sputnik-V y la china Cansino Bio, que no han sido aprobadas por la Organización Mundial de la Salud.

El presidente mexicano López Obrador recordó este martes que lleva una semana urgiendo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a aprobar las vacunas Sputnik-V y Cansino Bio.

"Vacunarme de nuevo"

Sin este aval los mexicanos que recibieron estos inmunizantes no podrán entrar a Estados Unidos, ya que este país sólo permite el ingreso a su territorio a personas que hayan recibido vacunas autorizadas por la OMS.

Marcela Arceo, una maestra mexicana que desea visitar a su hermana residente en Estados Unidos, tomó la decisión de aplicarse la vacuna Astrazeneca, a pesar de ya haber sido vacunada con Cansino Bio. "Prefiero tener todos los requisitos listos desde ya para poder visitar a mi hermana. A los maestros de todo México nos vacunaron con una vacuna que no ha sido aprobada, por eso tomé la decisión de vacunarme de nuevo y espero que ésta sí sea la correcta porque duele mucho", indica.

Razones geopolíticas

Desde Argentina, otro país que recurrió masivamente a la vacuna rusa, el bioquímico e inmunólogo Guillermo Docena, investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), estima que Sputnik es efectiva y que las razones de la tardanza en su aprobación podrían ser geopolíticas.

También puede leer: OMS: Eficacia de las vacunas es mayor cuando se trata de evitar casos graves

"Yo creo que las razones por las cuales la OMS no autoriza Sputnik son cuestiones geopolíticas, no tiene nada que ver con la eficacia o cuestiones sanitarias de la vacuna. De todas formas, ellos ya dijeron que están en la etapa final de aprobación, pero están desde noviembre del año pasado y eso es muy raro que tarden tanto tiempo. Con Sputnik las pruebas están a la vista, en Argentina se controlaron las curvas de contagio, las curvas de fallecimiento y las hospitalizaciones a pesar de que entró la variante Delta", explica.

Falta de transparencia

Por otro lado, Antoine Flahaut profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Ginebra y director del Instituto de Salud Global asegura que la falta de aprobación de organizaciones como la OMS y la Agencia Europea de Medicamentos no se debe a la eficacia sino a la cultura de transparencia de datos.

"Sputnik y Cansino Bio son vacunas bastante innovadoras. Hay un conocimiento, una habilidad y una calidad de producción totalmente clara de esta vacuna rusa, pero probablemente una falta de cultura de las agencias occidentales de parte de los fabricantes de este país. La OMS es una agencia totalmente multilateral, pero ella desea que los estándares de calidad sean los mismos para todos. Los expertos quieren tener expedientes que sean similares, así vengan de Rusia, de Estados Unidos o de Francia. Hay que tener expedientes que tengan la misma calidad y sobre todo que tengan el mismo rigor en la forma de poder verificar, acceder a los datos, comprobarlos y poder hacer preguntas a los fabricantes", detalla.

La vacuna rusa que presume una eficacia del 70 % frente a la variante Delta ya ha sido aprobada en 70 países, y algunas naciones como Corea del Sur, Argentina e India ya la están fabricando.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos