¿Qué es y qué esperar de la COP26? La mayor cumbre sobre cambio climático

Uno de los desafíos principales de la COP26 es mantener vivo el objetivo de limitar a 1,5°C el incremento mundial de temperatura, una meta que algunos países productores de combustibles fósiles han resistido.
lunes, 1 de noviembre de 2021 · 05:00

Agencias /  La Paz

Del 31 de octubre al 12 de noviembre, personas de todo el mundo se reunirán en Glasgow (Escocia) para la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de este año, conocida también como COP26. Patrocinada por el Reino Unido y las Naciones Unidas, la COP26 ofrece la oportunidad de debatir los avances y los retos relacionados con el Acuerdo de París sobre el cambio climático, un tratado internacional aprobado en 2015 y que entró en vigor en 2016.

Uno de los desafíos principales de la COP26 del clima en Glasgow es mantener vivo el objetivo de limitar a +1,5 ºC de incremento medio de la temperatura del planeta.

Sin embargo, la temperatura media del planeta está aumentando más rápido de lo que creían los científicos, según un informe clave publicado en agosto por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas, que además confirma que son los humanos los que están causando este calentamiento.

El informe también subraya que la única forma de detener el calentamiento es acabar con las emisiones de gases de efecto invernadero: cuanto más se tarda, más caliente se pone. Además, muestra que los impactos del cambio climático ya son fuertes en todas las regiones del planeta y empeorarán con cada fracción de grado de calentamiento;  esto incluye a las olas de calor, sequías, inundaciones y  aumento del nivel del mar, entre otros efectos.

Algunos cambios ya son irreversibles, incluso en los escenarios de emisiones más bajas, según los expertos que afirman, por ejemplo, que las capas de hielo continuarán derritiéndose durante cientos o miles de años.

Otra de las amenazas es lo que los científicos llaman “puntos de inflexión”, o de no retorno.

Hay varios lugares del planeta que están expuestos a esos momentos decisivos, en el que su destino ecológico puede inclinarse hacia un lado o hacia otro. Y todo el ecosistema planetario depende de esos intrincados nudos.

En Groenlandia y la Antártida, el deshielo de las enormes extensiones heladas podría elevar el nivel medio de los océanos en más de una docena de metros.

En la Amazonia, la selva tropical puede sufrir un proceso de “sabanización” que afectaría irremediablemente a la capacidad del planeta de reciclar CO2.

Siberia representa por su parte un enorme depósito de CO2 que podría acabar en la atmósfera si se extiende el proceso de disolución del permafrost.

“Ya hemos detectado varios puntos de inflexión en los arrecifes coralinos y los sistemas polares, y con las proyecciones de calentamiento del planeta en la mano, habrá probablemente otros a corto plazo”, alertó la ONU en el borrador de un informe sobre Cambio Climático. Muchos de esos puntos de inflexión  ya son irreversibles.

¿Cuáles son los objetivos ?

Alok Sharma, miembro del Parlamento británico y presidente de la COP26, ha dicho que quiere que la conferencia de este año llegue a un acuerdo sobre varios objetivos clave, entre ellos:

Mantener vivo el objetivo de +1,5°C, un objetivo que algunos países productores de combustibles fósiles han resistido, al menos en términos de fortalecer el lenguaje vinculado al mismo en cualquier acuerdo.

Poner una fecha final al uso de carbón sin tecnología de captura y almacenamiento, que deja abierta la posibilidad de seguir usando algo de carbón, siempre y cuando se capture la mayoría de las emisiones de gases de efecto invernadero del combustible fósil, impidiendo que entren a la atmósfera. Algunos científicos y grupos de activistas han dicho que todo el carbón debería pasar a la historia.

Proporcionar  100 mil  millones de dólares de financiamiento anual para políticas sobre el clima, algo que acordaron las naciones ricas, para ayudar a los países en desarrollo a reducir las emisiones de combustibles fósiles y adaptarse a los impactos de la crisis, lograr que todos los autos  que se vendan en un período de 14 a 19 años sean de cero emisiones.

Terminar con la deforestación para el final de la década, ya que los bosques juegan un papel crucial en la eliminación de carbono de la atmósfera y reducir las emisiones de metano, un gas potente con más de 80 veces el poder de calentamiento del dióxido de carbono.

Los compromisos

Casi 200 países se han comprometido a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para evitar las peores consecuencias de la crisis climática. Sin embargo, todavía hay una enorme brecha entre lo que se ha prometido y lo que los científicos dicen que se necesita, según un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma, por sus siglas en inglés).

Hasta el momento, decenas de naciones aún no habían actualizado oficialmente sus compromisos de reducción de emisiones, como se supone que debían hacer según las normas del Acuerdo de París de 2015. De los países del G20, que representan el 80% de las emisiones mundiales, sólo seis naciones han aumentado formalmente sus objetivos.

El mundo prometió reducir las emisiones de gases de efecto invernadero: estos países no están cumpliendo sus objetivos

El informe del Pnuma concluye que los compromisos nuevos y actualizados hasta ese momento reducirán un 7,5% adicional de emisiones para 2030, pero se necesita un recorte del 55% para cumplir el objetivo de contener el calentamiento a 1,5 grados Celsius.

Según el Pnuma, con los objetivos actuales de los países, el mundo seguirá calentándose hasta los 2,7 grados.

 

  • Acuerdo  de París
  • Objetivo En 2015, en París, casi 200 países se comprometieron a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Seis años después del Acuerdo de París, la ONU denuncia que las promesas no están a la altura de la urgencia climática, especialmente entre los principales emisores. El objetivo del Acuerdo de París es mantener el calentamiento “muy por debajo” de 2 ºC, en 1,5 ºC si es posible, respecto a la era preindustrial, un umbral que se ha convertido en el objetivo principal.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias