Alemania aboga por endurecer las restricciones

El país registró una incidencia de 263,7 nuevos contagios por cada 100 mil habitantes.
sábado, 13 de noviembre de 2021 · 05:00

EFE /  Berlín

El Gobierno alemán en funciones se mostró ayer partidario de endurecer medidas en Alemania ante el rápido aumento de contagios con máximos absolutos casi diarios, mientras el Instituto Robert Koch (RKI) de virología abogó por reducir los contactos al mínimo.

En una rueda de prensa conjunta con el presidente del RKI, Lothar Wieler, para evaluar la situación en el país, el ministro de Sanidad en funciones, Jens Spahn, consideró necesario no descartar parones parciales de la vida pública.

Al ser preguntado al respecto, afirmó que “al menos como opción, a nivel regional” debería seguir siendo posible “abordar medidas más amplias” tras analizar y sopesar siempre su proporcionalidad.

Subrayó asimismo la importancia de que los estados federados sigan contando con la posibilidad legal de aplicar el actual catálogo de medidas existente –ligado a la llamada “situación epidémica de alcance nacional”, que expira el próximo día 24– “para reaccionar de forma flexible” a sus respectivas situaciones.

Spahn calificó de “seria” la situación en el país, donde ayer se registró un nuevo máximo con una incidencia acumulada en siete días de 263,7 nuevos contagios por cada 100  mil habitantes, “con cifras elevadas y una tasa de infección baja”.

“Debemos romper esta dinámica o de lo contrario nos espera un diciembre muy amargo”, advirtió.

Las vacunas hacen “la decisiva diferencia”, reiteró, pero ya no hay tiempo suficiente, por lo que una medida que entrará en vigor mañana (hoy), anunció, es la reintroducción de test gratuitos para toda la población, los que dejaron de serlo, salvo excepciones, el pasado 11 de octubre.

La grave situación requiere medidas adicionales como test obligatorios para empleados y visitantes en residencias, el cumplimiento de la regla de las 3G –por Geimpft, Genesen o Getestet, en alemán (vacunado, sanado o sometido a un test, con resultado negativo) y restricciones para eventos, agregó.

En este sentido, subrayó la necesidad de aplicar la regla de las 2G+ en eventos públicos, es decir, limitar el acceso sólo a personas vacunadas o sanadas, con presentación adicional y obligatoria de un test negativo.

El presidente del RKI fue más allá al afirmar que “en términos generales habría que considerar grandes eventos de forma crítica” y agregó que “lo mejor sería cancelar” determinadas grandes citas.

Wieler advirtió que “ya se va tarde”, puesto que la situación seguirá agudizándose en toda Alemania y que esta evolución no podrá pararse sin medidas adicionales.

“Tenemos por delante duras semanas y meses y debemos ahora evitar contagios”, advirtió.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos