Con sus rivales presos, Ortega se reelige entre sanciones y críticas

En los meses previos a las elecciones, el régimen sandinista detuvo a 39 políticos y líderes opositores, dejando el camino libre para una victoria oficialista.
domingo, 7 de noviembre de 2021 · 05:00

Agencias /  Managua

Con los principales candidatos opositores detenidos o inhabilitados, Nicaragua celebra hoy unas elecciones presidenciales empañadas por la crisis política y en las que el presidente Daniel Ortega buscará su tercera reelección y un quinto mandato presidencial.

En la misma jornada, también se elegirán 90 diputados de la Asamblea Nacional de Nicaragua y 20 diputados del Parlamento Centroamericano.

El proceso electoral ha sido duramente criticado por la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión Europea (UE),  EEUU y varias ONG debido a la falta de reglas claras y por el hecho de que al menos 39 opositores han sido detenidos, en un contexto de sanciones internacionales y el impacto de la covid.

Comicios  cuestionados

La Policía Nacional de Nicaragua informó que ha detenido hasta la fecha a al menos 39 políticos opositores y activistas, entre ellos, siete precandidatos presidenciales, que de tal forma no han podido inscribirse. Tres de los precandidatos han sido acusados oficialmente de cometer el delito de “conspiración para cometer menoscabo a la soberanía nacional”, señalamientos que han sido rechazados por los opositores, sus abogados y sus familiares.

La mayor parte del grupo fue detenido por presuntamente violar la controversial Ley 1055 aprobada por la Asamblea Nacional en 2020 para la “defensa de los derechos del pueblo a la independencia, la soberanía y autodeterminación para la paz” y que ha sido utilizada por el gobierno de Ortega para detener principalmente miembros de la oposición.

Sobre las detenciones, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) ha condenado la “brutal escalada de represión y persecución contra líderes sociales y políticos” y señalado que “es evidente que el régimen de Ortega Murillo pretende mantenerse en el poder a costa del terror”.

También hubo reacciones de parte de la OEA, cuya resolución “Situación en Nicaragua” condenó el arresto de líderes opositores.

La Unión Europea hizo un llamado el 10 de junio de 2021 a la restauración del diálogo inclusivo y democrático en Nicaragua como salida a la crisis política, social y económica. También exhortó al gobierno de  Ortega a que ponga fin a la persecución de  opositores.

¿Quiénes compiten?

El 2 de agosto se inscribieron siete fórmulas de candidatos a presidente y vicepresidente en el Consejo Supremo Electoral, aunque la lista final de candidatos se redujo poco después a seis, luego de que al partido CxL le fuera retirada su personería jurídica.

Entre ellas, figura la del presidente Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, por la Alianza Unida Nicaragua Triunfa, encabezada por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

El excomandante de la contrarrevolución Óscar Sobalvarro y la entonces Miss Nicaragua 2017 Berenice Quezada se inscribieron para competir por el Partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), aunque Quezada fue acusada por el Ministerio Público de “provocar y conspirar para cometer actos terroristas”.

El abogado Marcelo de Jesús Montiel Fernández y la administradora  Jennifer Espinoza competirán por el Partido Alianza Liberal Nicaragüense (ALN).

Mientras que el diputado Mauricio Orúe Vásquez será candidato a presidente y  Zobeida del Socorro Rodríguez a vicepresidenta por el Partido Liberal Independiente (PLI).

El diputado Walter Espinoza fue elegido como candidato a la Presidencia  por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) en una reunión extraordinaria de la junta directiva del partido y se inscribió este sábado ante el Consejo Supremo Electoral. Espinoza sustituye a Milton Arcia, quien renunció por diferencias con la presidenta del partido, María Haydée Ozuna.

En tanto que el pastor Guillermo Osorno y Violeta Martínez de Moncada serán candidatos a presidente y vicepresidente por Camino Cristiano Nicaragüense.

Finalmente, el Partido Alianza por la República (APRE) inscribió al abogado Gerson Gutiérrez Gasparín, de 29 años, como candidato a presidente y a Claudia María Romero Cuadra como candidata a vicepresidenta.

¿Quiénes quedaron fuera?

Siete candidatos opositores fueron arrestados e inhabilitados por Ortega antes de las elecciones.

Cristiana Chamorro

Periodista y aspirante independiente a la Presidencia, hija de la exmandataria Barrios de Chamorro y del héroe nacional Pedro Joaquín Chamorro Cardenal (1924-1978), era la figura de la oposición con mayor probabilidad de ganar las elecciones, según las encuestas.

De 67 años, es vicepresidenta del diario La Prensa de Managua y dirigió la ONG Fundación Violeta Barrios de Chamorro, dedicada a la protección y promoción de la libertad de prensa y de expresión, el cual cerró en febrero pasado para no someterse a una ley que obliga a inscribirse como “agente extranjero” a los representantes de organismos que reciben fondos del exterior.

Fue detenida el 2 de junio pasado acusada de los delitos de lavado de dinero, bienes y activos, apropiación y retención indebida y falsedad ideológica.

Fue inhabilitada a solicitud del Ministerio Público, el cual dirige la exguerrillera sandinista Ana Julia Guido.

Antes de su arresto, afirmó que Ortega estaba “muerto de horror” de perder el poder en las elecciones y que inhabilitaba candidatos y dinamitaba la unidad opositora porque “le tiene miedo al pueblo de Nicaragua”.

Arturo Cruz

Era precandidato presidencial por la opositora alianza Ciudadanos por la Libertad (CxL), que fue sacado de la competencia a tres meses de las elecciones.

Cruz, de 67 años, fue embajador en Estados Unidos del gobierno de Ortega, entre 2007-2009, de quien se distanció.

Fue detenido por agentes de la Policía Nacional en el Aeropuerto Internacional de Managua cuando regresaba de una gira por Washington y se convirtió en el segundo aspirante opositor a la Presidencia en ser arrestado.

Es hijo del exmiembro de la Junta de Reconstrucción Nacional y luchador antisomocista, el fallecido Arturo Cruz Porras, quien también fue embajador de Nicaragua en Washington durante el primer régimen sandinista (1979-1990).

Félix Maradiaga

Líder de la Unidad Nacional Azul y Blanco, se convirtió en el tercer aspirante opositor a la Presidencia en ser detenido.

Nacido en 1976, es un académico y activista de raíces liberales que fue apresado después de comparecer a  declarar ante la Fiscalía, donde le confirmaron que le habían abierto una investigación.

Dirigió el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp) y fue acusado por supuestamente provocar el estallido social contra el gobierno de Ortega en abril de 2018.

Denunció a Ortega ante el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por violaciones a los derechos humanos.

Juan Sebastián Chamorro

Economista y sobrino político de la expresidenta Barrios de Chamorro, era precandidato a la Presidencia por la alianza CxL (de centroderecha).

Fue viceministro de Hacienda y Crédito Público y secretario de Coordinación y Estrategia en el gobierno de Bolaños.

En enero pasado, renunció a su cargo de director ejecutivo de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que fue contraparte del Ejecutivo en una mesa de negociación con la que se buscaba una salida pacífica a la crisis que vive Nicaragua desde 2018.

Es licenciado en Economía de la Universidad de San Francisco, tiene un máster en Economía de la Universidad de Georgetown y un doctorado en Economía por la Universidad de Wisconsin, Madison, todos en Estados Unidos.

De 2014 a 2019 dirigió la no gubernamental Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), un centro de pensamiento independiente, y también fue director del programa estadounidense Cuenta Reto del Milenio en Nicaragua.

Miguel Mora

Es periodista y estuvo por primera vez en prisión en el marco de las manifestaciones antigubernamentales que estallaron en abril de 2018.

Es fundador, propietario y exdirector del canal de televisión 100% Noticias, clausurado por las autoridades. El edificio donde funcionaba 100% Noticias fue confiscado en diciembre de 2018 y convertido en un centro para jóvenes en riesgo, según denunció.

Lanzó su candidatura a la Presidencia por el Partido Restauración Democrática (PRD), que luego fue ilegalizado por las autoridades.

Medardo Mairena

El líder campesino también estuvo en prisión en el marco de las protestas contra el Gobierno. A Mairena un juez afín a Ortega lo condenó a 216 años de prisión por supuestamente matar a cuatro policías. Posteriormente fue amnistiado.

Presentó formalmente su precandidatura por el Movimiento Campesino, que pertenece a la opositora Coalición Nacional. Como parte de MC, empezó sus protestas contra el Gobierno en 2013, cuando rechazó el proyecto del canal interoceánico de la empresa china HKND, y en 2018 se unió a las demandas de renuncia del presidente tras la muerte de los primeros manifestantes.

Noel Vidaurre

Es un abogado y político conservador que aspiró a la Presidencia en las elecciones de 1996, en la que obtuvo el 3 % de los votos y quedó como diputado de la Asamblea Nacional, en virtud de lo estipulado por la ley electoral de entonces.

En las elecciones de 2001, renunció a la candidatura presidencial por el Partido Conservador (PC), junto con quien era su compañero de fórmula, el académico y embajador nicaragüense en EEUU durante el primer régimen sandinista (1979-1990), Carlos Tunnermann, por discrepancias con el resto de dirigentes conservadores.

Situación  en Nicaragua

En abril de 2018, estallaron las protestas sociales en Nicaragua, uno de los países de menor desarrollo humano de América Latina, contra la reforma del seguro social, que aumentaba la cuota patronal y laboral y creaba una nueva cotización para los jubilados.

Las violentas manifestaciones en todo el país fueron las primeras en los hasta el momento 11 años de gobierno de Ortega y dejaron un saldo de cientos de muertos y un clima de tensión en el país.

La Unión Europea introdujo sanciones en octubre de 2019 para abordar el deterioro de la situación política y social y el lunes pasado anunció que las había prolongado hasta el 15 de octubre de 2022.

Mientras que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos impuso  sanciones a la fiscal general de Nicaragua, Ana Julia Guido Ochoa, al secretario de la Presidencia para Políticas Nacionales, Paul Oquist Kelley, y a la Caja Rural Nacional (Caruna).

El gobierno de Nicaragua no se ha expresado sobre esta ronda de medidas, pero el presidente Daniel Ortega ha expresado en reiteradas ocasiones que las sanciones son agresiones a la soberanía y constituyen un acto de injerencia en los asuntos internos de Nicaragua.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos