Argentina: imputan a exministro y el Presidente pide dejar «la payasada»

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, pidió ayer dejar la “payasada” en el escándalo y advirtió a jueces y fiscales que no hay ningún tipo penal en el país que condene a quienes “se saltan la fila”.
miércoles, 24 de febrero de 2021 · 05:04

EFE  /  Buenos Aires

Un fiscal imputó el lunes al exministro de Salud argentino Ginés González García en el marco de la causa abierta por el presunto acceso privilegiado a la vacunación contra la Covid-19 por parte de personas allegadas al poder, confirmaron  fuentes oficiales.

La imputación fue presentada por el fiscal Eduardo Taiano ante la jueza María Eugenia Capuchetti, en cuyo tribunal ha recaído una decena de denuncias por el escándalo de la “vacunación VIP”.

El procurador también imputó al sobrino del exministro, Lisandro Bonelli, quien hasta el pasado viernes se desempeñaba como jefe de gabinete de la cartera sanitaria.

Fuentes judiciales consultadas por EFE indicaron que la imputación es por los presuntos delitos de abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público y malversación de caudales públicos.

El fiscal además solicitó a la jueza que ordene allanamientos en la sede del Ministerio de Salud y en el Hospital Nacional Posadas, un nosocomio público de la periferia oeste de Buenos Aires, con el fin de obtener registros de ingresos, grabaciones de las cámaras de seguridad y el listado de las personas vacunadas.

Dichos allanamientos comenzaron en la misma noche del lunes en el Ministerio de Salud, según las fuentes judiciales, y en ese lugar, situado en la céntrica avenida 9 de Julio, se desplegó un operativo en busca de información.

La lista de vacunados

El escándalo estalló el viernes último, cuando el periodista Horacio Vertbisky, de 79 años, reveló que se vacunó en la sede del Ministerio de Salud gracias a su amistad con González García.

Medios locales habían dado cuenta este fin de semana de que el periodista no fue el único que accedió de forma privilegiada a la vacunación y apuntaron también a políticos y otros allegados al poder.

En Argentina de momento sólo se ha habilitado la vacunación de personal sanitario y adultos mayores -en el caso de Buenos Aires mayores de 80 años-, con turno tramitado por internet y asignado en función de la disponibilidad de dosis.

Ante el revuelo que se suscitó el viernes, el presidente argentino, Alberto Fernández,  pidió la renuncia a González García y decretó su reemplazo por Carla Vizzotti, hasta entonces secretaria de Acceso a la Salud.

Vizzotti, que asumió como ministra este sábado, ordenó el lunes difundir la lista de quienes se vacunaron en el Hospital Posadas a solicitud del Ministerio de Salud y de quienes lo hicieron en la propia sede ministerial, con intervención de personal de ese nosocomio.

En la nómina, de 70 personas, hay funcionarios públicos de carácter “estratégico” -una categoría prevista en el plan oficial de vacunación-, incluyendo al propio jefe de Estado y algunos de sus ministros.

Pero también hay funcionarios de mucha menor jerarquía y personas que no trabajan en la Administración pública, como periodistas, empresarios y dirigentes políticos del peronismo, entre ellos el expresidente argentino Eduardo Duhalde (2002-2003), en cuyo gobierno González García también se desempeñó como ministro de Salud.

 Pide dejar  la  “payasada” 

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, pidió ayer dejar la “payasada” en el escándalo conocido como “vacunación VIP”.

“Terminemos con la payasada. Yo le pido a los fiscales y a los jueces que hagan lo que deben. (...) No hay ningún tipo penal en Argentina que diga ‘será castigado el que vacune a otro que se adelantó en la fila’. No existe este delito y no se pueden construir delitos”, dijo Fernández desde Palacio Nacional de la Ciudad de México, donde lleva a cabo una visita de Estado de tres días.

Cuestionado sobre el tema, Fernández explicó que la vacunación es un tema “muy sensible” y aseguró estar informado que de forma “irregular” se vacunaron a unas 70 personas, aunque dijo que el término “irregular” debe revisarse porque había gente con cargos estratégicos.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de
1
8