Perú: cuatro días de cola para conseguirle oxígeno a su padre

En América Latina, la escasez del oxígeno medicinal se suma al deficiente sistema sanitario en la tarea por salvar las vidas de los enfermos con coronavirus.
viernes, 5 de febrero de 2021 · 10:20

AFP / Lima, Perú

Durante cuatro días la peruana July Blanco y su hermano Juan Carlos hicieron fila, durmiendo en la calle, para comprar oxígeno para su padre, enfermo con coronavirus.

"Yo y mi hermano nos turnamos para hacer la cola. Él duerme aquí en la intemperie del aire, en el pasto. Entonces soy yo la que le tengo que traer el desayuno, el almuerzo, la cena", cuenta July. "Nos pasamos días, noches y madrugadas" en la fila.

"Estamos recargando un balón [tanque o cilindro] después de cuatro días, porque este balón está en la cola desde el día domingo en la madrugada y el día de hoy recién está entrando en la recarga siendo el día jueves", agrega la mujer de 30 años.

Su padre, Germán Blanco, de 60 años, es diabético y tiene el 50% de sus pulmones comprometidos por el coronavirus y permanece en reposo en su hogar en el sector de Bellavista del Callao, la ciudad portuaria vecina a Lima, no lejos del local donde sus hijos compran el oxígeno.

También puede leer: Gobierno advierte sanciones por venta irregular de oxígeno

Junto a decenas de otras personas, los hermanos Blanco han tenido que hacer pacientemente fila afuera del centro de distribución Criogás, que ganó fama de ser el más barato de la capital peruana. Como se junta tanta gente, está con custodia policial desde la semana pasada. 

El dueño de Criogás, José Luis Barsallo —apodado el "Angel del oxígeno" por los medios peruanos— estableció estrictos controles para vender las recargas de oxígeno, tras detectar que había revendedores que estaban especulando con la necesidad de la gente en esta pandemia.

Cada tanque tiene capacidad para 10 metros cúbicos de oxígeno a presión. Pero ahora Barsallo los recarga solo a la mitad para tratar de que más personas puedan comprar. Cada metro cúbico vale 20 soles (5,5 dólares).

La demanda por oxígeno medicinal creció en 200% en Perú con la segunda ola de la pandemia, dijo la ministra de Salud, Pilar Mazzetti. Esto ha obligado a la gente a hacer fila en la calle, durmiendo sobre cartones o pequeñas carpas improvisadas.

La situaciónn en América Latina

En América Latina, la segunda región del mundo con más muertos por coronavirus, una misma escena de desesperación se repite: gente haciendo filas eternas o pagando altos precios por un tanque de oxígeno mientras muchos enfermos mueren asfixiados en los hospitales.

Bajo un sol abrasador en la amazónica Manaos, en Brasil, o en la fría noche en las afueras de Lima, en Perú, miles de personas peregrinaron en las últimas semanas en busca del vital gas para aliviar a sus familiares contagiados. 

La pandemia, que en Latinoamérica deja ya 19,1 millones de contagios y más de 606.000 muertos desde el primer caso confirmado hace casi un año en la región, ha disparado la demanda de oxígeno medicinal.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que uno de cada cinco enfermos de coronavirus requiere oxígeno a concentraciones mayores que las que se encuentran en el ambiente.

"Sin esa terapia, la Covid-19 puede ser fatal", dijo la experta en medicina de emergencia Priyanka Relan, en el Boletín de la OMS, la revista científica de la organización. 

Pero atender esas insuficiencias respiratorias puede ser un gran reto en países considerados por el Banco Mundial como de ingresos bajos y medios, señala la organización de salud mundial sin fines de lucro PATH, con sede en Seattle.

Su proyecto Respuesta Global al Cuidado Respiratorio del Covid-19 creó una herramienta interactiva para estimar la necesidad diaria de oxígeno para enfermos de coronavirus.

Brasil era el único que aparecía en rojo el jueves, con más de 2,2 millones de metros cúbicos requeridos. En naranja estaban México (628.000 m3) y Colombia (537.000 m3) y, en amarillo, Argentina (393.000 m3) y Perú (257.000 m3).

El oxígeno medicinal integra la lista de medicamentos esenciales de la OMS, pero el costo del gas y la falta de infraestructura para instalar y mantener el suministro complican el acceso y la distribución. 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

2
2

Otras Noticias