Ante el incremento de casos, Italia vuelve al confinamiento

Además del decreto con las restricciones, ayer se presentó un audaz plan de vacunación que pretende administrar 500 dosis diarias, triplicando el promedio.
martes, 16 de marzo de 2021 · 05:04

EFE/  Roma

Un año después del primer confinamiento total por la pandemia de coronovirus, la mayor parte de Italia volvió al confinamiento desde ayer. La prohibición establece no  salir de casa si no es para trabajar o por motivos de necesidad, mientras el 80% de los estudiantes siguen las clases por internet.

Cerca de 42 millones de italianos, habitantes de diez regiones más la provincia de Trento, ingresaron a cuarentena desde el lunes hasta el 7 de abril, en “zona roja”, la de mayores restricciones. Esta determinación fue establecida con la aprobación de un nuevo decreto que endurece las medidas ante el aumento de los casos y, sobre todo, de la presión en los hospitales.

La norma del Gobierno dirigido por Mario Draghi  establece que  se han restringido aún más los criterios para decretar los cierres y las regiones que tengan una incidencia semanal de 250 contagios por cada 100 mil  habitantes pasarán a “zona roja”.

Las regiones confinadas

Desde hoy se encuentran en zona roja las regiones de Lombardía, Piamonte, Emilia-Romaña, Friuli-Venecia Julia, Véneto, Las Marcas, Campania, Apulia, Molise y Lacio, cuya capital es Roma, además de la provincia autónoma de Trento, mientras que el resto están en zona naranja, también con importantes restricciones.

En zona roja se ha decretado el cierre de todas las actividades no esenciales, incluidas en esta ocasión las peluquerías. La norma establece que los bares y restaurantes sólo pueden ofrecer comida para llevar.

Algunas regiones han adoptado medidas más restrictivas incluso en zona naranja. Toscana, por ejemplo, ordenó el confinamiento en tres provincias: Arezzo, Pistoia y Prato y otros diez municipios, por la alta incidencia de casos Covid.

La excepción es Cerdeña, que ha sido considerada “zona blanca” y por tanto se puede realizar una vida casi normal. Desde el inicio del curso escolar, se han ido produciendo cierres en varias regiones y la actividad presencial de los estudiantes en los institutos y universidades no ha pasado del 50%, pero nunca se había llegado, desde el primer confinamiento, a tener los colegios casi totalmente cerrados, como ahora.

Desde ayer, siete millones de estudiantes, lo que supone el 80% del total, han tenido que seguir las lecciones por internet.

En ciudades como Roma, como ya anunció la ministra de Interior, Luciana Lamorgese, se instalaron nuevos controles en varios puntos de una ciudad que volvió a aparecer casi vacía. 

El confinamiento se extenderá a todo el territorio nacional los días 3, 4 y 5 de abril, los festivos de Semana Santa, pero se permitirá el movimiento sólo una vez al día de dos personas a otra vivienda para poder reunirse con familiares.

La presión en hospitales

Aunque muchos pensaban que con la llegada de Draghi se habría facilitado la apertura de las actividades económicas, el nuevo presidente del Gobierno tiene que lidiar con una situación epidemiológica que se va agravando en plena tercera ola.

Desde el 8 al 14 de marzo se detectaron 155.934 nuevos positivos frente a 142.388 de los siete días anteriores y lo mismo ocurre en los hospitales, con 27.600 personas ingresadas por coronavirus frente a las 23.749 de la semana pasada.

La misma tendencia se registra en las unidades de cuidados intensivos, en las que el domingo pasado había 3.082 enfermos respecto a los 2.605 del mismo día de la semana anterior.

Para mejorar esta situación, Italia plantea un plan de vacunación presentado por el nuevo comisario para la emergencia, el general del Ejército Francesco Figliolo, que prevé vacunar al 80% de los italianos a finales de septiembre y llegar a administrar 500 mil dosis diarias, triplicando el promedio de 170 mil  de la última semana.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de