Biden se jacta del ritmo de vacunación en EEUU y planea enviar dosis a México y Canadá

En Estados Unidos, tres vacunas contra el coronavirus fueron aprobadas hasta ahora por la agencia federal de medicamentos, FDA.
jueves, 18 de marzo de 2021 · 21:00

AFP / Washington

El presidente Joe Biden se jactó este jueves del buen ritmo de vacunación contra la Covid-19 en Estados Unidos, mientras su gobierno planea enviar millones de dosis de la vacuna AstraZeneca a México y Canadá.

Desde que Biden sucedió a Donald Trump el 20 de enero, la tasa de vacunación pasó de poco menos de un millón de dosis diarias en promedio a 2,4 millones.

Estados Unidos comenzó a vacunar a su población el 14 de diciembre y Biden se planteó como objetivo inicial inyectar 100 millones de dosis en los primeros 100 días de su mandato, esto es, el 30 de abril. 

"Estoy orgulloso de anunciar que mañana (viernes), para el día 58 de mi mandato, habremos cumplido mi objetivo de administrar 100 millones de inyecciones a nuestros compatriotas", dijo desde la Casa Blanca.

El presidente celebró los avances en la vacunación en este país de 331 millones de habitantes, el que más víctimas mortales suma en el mundo por este virus reportado por primera vez en China en diciembre de 2019.

"Hace ocho semanas, solo el 8% de las personas mayores, las más vulnerables a la Covid-19, habían recibido una vacuna. Hoy, el 65% de las personas de 65 años o más han recibido al menos una dosis", dijo. 

"Eso es clave, porque esta es la población que representa el 80% de las más de 500.000 muertes por Covid-19 ocurridas en Estados Unidos", agregó.

Estados Unidos cruzó el 12 de marzo el umbral de las 100 millones de dosis de la vacuna antiCovid aplicadas, según datos de los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC).

Actualmente, el 30% de los estadounidenses mayores de 18 años ha recibido al menos una dosis de la vacuna antiCovid.

"No es un momento para relajarse" 

Al despliegue acelerado de la vacuna en Estados Unidos se suma la caída de las tasas de infección, lo que genera expectativas de una potente recuperación de la economía más grande del mundo.

Sin embargo, las autoridades sanitarias advierten que existe la posibilidad de un repunte de los contagios. 

"Este es un momento para el optimismo, pero no es un momento para relajarse", dijo Biden. 

"Ahora no es el momento de bajar la guardia. En la última semana, hemos visto aumentos en el número de casos en varios estados. Los científicos han dejado en claro que las cosas pueden empeorar a medida que se propagan nuevas variantes de este virus", afirmó. 

Ante el escepticismo de vastos sectores de la sociedad hacia la vacuna, Biden llamó a todos a inocularse. Los expertos estiman que al menos 70% de la población debe ser vacunada para que la inmunización sea generalizada.

Trump recién instó esta semana a sus partidarios, que conforman uno de los grupos más grandes de opositores a las vacunas, a darse las inyecciones. "Es una gran vacuna, es una vacuna segura", dijo el exmandatario republicano.

Vacunas para los vecinos

En Estados Unidos, tres vacunas contra el coronavirus fueron aprobadas hasta ahora por la agencia federal de medicamentos, FDA: la de Johnson & Johnson (de la cual solo se necesita una dosis por persona) y las de Pfizer/BioNTech y de Moderna (de dos dosis cada una). 

Mientras aguarda la luz verde de la FDA a la de AstraZeneca, el gobierno de Biden está proyectando enviar en préstamo dosis que tiene almacenadas de esa vacuna a México y Canadá, sus vecinos y grandes socios en el tratado de libre comercio de América del Norte.

La secretaria de prensa de Biden, Jen Psaki, dijo el jueves que se estaba evaluando cómo hacer llegar las dosis a ambos países, cuyos reguladores ya autorizaron la vacuna de AstraZeneca. Señaló que se estaban preparando 2,5 millones de dosis para México y 1,5 millones para Canadá.

Psaki explicó que las entregas de vacunas se realizarían en forma de préstamo, reembolsado con futuras dosis de AstraZeneca cuando Canadá y México tengan sus propios excedentes. 

"Nuestra primera prioridad sigue siendo vacunar a la población estadounidense", explicó la portavoz, agregando sin embargo que "la realidad es que la pandemia no conoce fronteras".

Asegurarse de que los vecinos de Estados Unidos también tengan controlada la pandemia es un "paso crucial", indicó.

Psaki no dio sin embargo fechas concretas para los envíos.

Desde México, el canciller Marcelo Ebrard fue un poco más categórico, confirmando "un acuerdo de vacunas" con Estados Unidos tras la reunión por videoconferencia entre el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y Biden a inicios de marzo.

"Sería el mejor inicio de una amplia cooperación en vacunas", escribió Ebrard en Twitter, prometiendo dar más detalles de lo pactado el viernes a las 09H00 locales (15H00 GMT) "porque todavía estamos trabajando en ello".

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

20
1