La junta militar acorrala a la prensa de Birmania

sábado, 20 de marzo de 2021 · 05:04

EFE / Bangkok 

El miedo al arresto y las torturas de los militares han empujado a una veintena de periodistas birmanos a abandonar el país, sumergido en un apagón informativo que en pocas semanas ha aniquilado los últimos periódicos independientes impresos y empujado a los reporteros a una vida casi clandestina.

“Mi miedo no es ser arrestado o que me maten de un disparo. Lo que más me asusta es ser interrogado y las torturas. A algunos detenidos los matan brutalmente bajo custodia”, cuenta a EFE un reportero de 30 años que hace una semana decidió abandonar Rangún, la ciudad más poblada de Birmania, y buscar la manera de irse del país.

Tras un aviso sobre el lenguaje que debían usar los medios al referirse a los militares, el primer gran golpe fue la aprobación -el 14 de febrero- de una norma que considera delito “causar miedo, difundir noticias falsas, e incitar directa o indirectamente a una ofensa criminal contra un empleado público”.

Muchos analistas veían en esa ley un pretexto para poder arrestar periodistas a discreción, algo que comenzó a ocurrir el 27 de febrero, con la detención de los cinco primeros reporteros, bajo la acusación de infringir la ley.

Desde entonces, el goteo ha sido constante, con al menos 37 periodistas detenidos -19 de ellos todavía bajo arresto- según datos de Naciones Unidas.

Pero esa estadística no incluía aún a los dos periodistas (del portal Mizzima News y del servicio birmano de la BBC) arrestados ayer en Naipyidó, la capital. Ambos fueron detenidos mientras cubrían la declaración judicial de Win Htein, político arrestado de la Liga Nacional para la Democracia (LND), el partido de Aung San Suu Kyi.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias