Miles de birmanos huyen a Tailandia tras bombardeos

A pesar de las extrema violencia utilizada por los soldados y policías, ayer miles de birmanos volvieron a salir a las calles para protestar contra el golpe.
martes, 30 de marzo de 2021 · 05:04

 EFE /  Bangkok

Más de 3.000 birmanos han escapado a Tailandia tras los bombardeos del Ejército durante el fin de semana y ayer en zonas del sudeste del país controladas por la guerrilla karen, en lo que supone el mayor éxodo desde el golpe de Estado del 1 de febrero.

El ataque de los militares en esta región coincidió con la matanza de más de 120 civiles entre el sábado y el domingo en ciudades de toda Birmania (Myanmar) por parte de las fuerzas de seguridad, lo que ha generado una ola de fuertes condenas y estupor en la comunidad internacional.

Sin embargo, varios activistas denunciaron que el Ejército tailandés ha obligado al menos a 2.000 refugiados karen a volver a Birmania a través del río Salween, a pesar de que las autoridades se comprometieron a acogerlos.

“Este acto desalmado e ilegal tiene que parar  ya”, dijo en Twitter Sunai Pasuk, de la ONG Human Rights Watch.

Bombardeos

El miedo a los bombardeos en la zona fronteriza controlada por la guerrilla karen ha llevado a que cerca de 10.000 personas  hayan huido a la selva para esconderse, mientras que alrededor de 3.000 han cruzado a Tailandia, informaron ayer varias organizaciones no gubernamentales.

Según la red de apoyo a la población karen, dos aviones del Ejército birmano lanzaron nueve bombas y dispararon desde el aire con armas automáticas en la noche del sábado, lo que provocó la muerte de al menos tres personas.

Los militares retomaron los bombardeos a la mañana siguiente en la misma región, donde por la tarde, tres aviones de combate atacaron tres aldeas, lo que causó la huida masiva de los lugareños hacia la selva y la frontera con el país vecino.

El fundador de la ONG Free Burma Rangers, David Eubank, afirmó  que los aviones birmanos volvieron a atacar la zona durante la mañana del lunes, dejando gravemente herido a un niño.

Los karen son uno de los grupos minoritarios en Birmania que han estado luchando contra el Ejército durante décadas y cuyos representantes han dado su apoyo al movimiento de desobediencia difícil contra el golpe.

La televisión pública de Tailandia Thai PBS informó este lunes que unos 3.000 birmanos de la etnia karen se habían refugiado en la provincia de Mae Hong Son, en el noreste del país.

Tailandia, que ha reconocido que tiene preparado un contingente para los refugiados trasnfronterizos que huyan de los militares en Birmania, espera la llegada de unas 15.000 personas, según desvelaron fuentes diplomáticas.

El Gobierno tailandés no ha condenado el golpe de Estado ni la violencia de las fueras de seguridad contra civiles y fue uno de los pocos países que envió un representante  a las celebraciones el pasado sábado.

Centenares de birmanos han cruzado también a India desde el golpe del 1 de febrero y aunque Nueva Delhi ha pedido abiertamente que no se permita su entrada en suelo indio, algunas regiones fronterizas como Mizoram han desoído esas órdenes.

Nuevas protestas

En varias ciudades birmanas miles de ciudadanos volvieron a salir a las calles ayer para protestar contra la junta militar a pesar de la extrema violencia de soldados y policías que desataron el fin de semana una matanza de al menos 100 civiles, incluidos siete menores.

La deriva de violencia empleada por la junta contra manifestantes pacíficos y ciudadanos que ni siquiera participan en las protestas está generando una creciente ola de duras condenas.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, tachó este domingo de “absolutamente intolerable” la matanza de este fin de semana en Birmania, y no descartó imponer más sanciones a la junta militar.

Por su parte, el alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, condenó la “cruel violencia” perpetrada contra el pueblo birmano e instó a las autoridades militares a que cesen la “tragedia” tras el fin de semana más sangriento desde que comenzaron las protestas contra el golpe de Estado.

El Consejo de Seguridad se  reúne mañana

  • Sesión El Reino Unido pidió celebrar el miércoles una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Birmania después del fin de semana más sangriento desde el golpe del 1 de febrero, indicaron ayer fuentes diplomáticas. Se conoció que los 15 miembros del Consejo de Seguridad iniciarán su sesión, que se desarrollará a puerta cerrada, con una exposición sobre la situación a cargo de la enviada de las Naciones Unidas, Christine Schraner Burgener, detallaron las mismas fuentes.
  • Declaración Ayer no estaba claro si el Consejo llegaría a un acuerdo sobre una nueva declaración al final de su reunión, que debe obtener la unanimidad de sus 15 miembros, incluidos China y Rusia, que se mostraron contrarios a condenar el golpe en el pasado. 
  • Muertos La ONU estimó en 107, incluidos siete niños, la cifra de muertos el sábado durante la represión de las protestas masivas contra la junta militar, pero calcula que esta cifra aumentará. Los medios locales informan de 114 muertos.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos