Lasso derrota al correísmo liderado por Andrés Arauz

El exbanquero lidera a los sectores desencantados del “socialismo del s.XXI”.
lunes, 12 de abril de 2021 · 05:04

Agencias  / Quito

Guillermo Lasso, un exbanquero de 65 años, derrotó al correísmo representado en esta elección por el candidato Andrés Arauz, el delfín del exmandatario Rafael Correa (2007-2017), figura gravitante en esta contienda, pese a que lleva cuatro años fuera de Ecuador y arrastra una condena por corrupción que él tacha de persecución política.

Lasso encarna al anticorreísmo que agrupa a la derecha tradicional, empresarios, algunos medios de comunicación y no pocos desencantados con el socialismo del siglo XXI que pregonó el exjefe de Estado.

El político conservador tomará las riendas de este país de 17,4 millones de habitantes a partir del 24 de mayo, en reemplazo del impopular Lenín Moreno, quien se va del cargo acosado por las críticas al manejo de la pandemia y su efecto económico. En 2020 la dolarizada economía retrocedió un 7,8% y la deuda pública (interna y externa) aumentó hasta alcanzar un 63% del PIB.

 El correísmo ensanchó y fortaleció el Estado e impulsó la modernización de Ecuador aunque, según sus críticos, a costa de un estilo autoritario y salpicado de corrupción.

Muy activo en la primera vuelta, Correa prácticamente se esfumó en la recta final, en un intento por proteger a su pupilo de las fuerzas que lo repelen. El exmandatario está en Bélgica desde 2017. Moreno, su exvice, lo sucedió en el cargo, apoyado en la popularidad del gobierno socialista, pero rápidamente se desmarcó de Correa y precipitó la fractura de la izquierda dominante.  Correa fue condenado por la justicia en ausencia, pero desde el autoexilio impulsó  la candidatura de Arauz.

 “El correísmo no solamente se juega su continuidad, no es que va a desaparecer, sino que los procesos judiciales van a continuar y eso va a significar que tenga cada vez menos espacios”, estimó Pablo Romero, analista de la Universidad Salesiana. 

 Arauz, un economista de 36 años formado en Estados Unidos, prometía un gobierno “progresista” para resolver la crisis económica que agravó la pandemia, con medidas como la renegociación de un acuerdo de austeridad con el FMI por 6.500 millones de dólares, mientras Lasso anunció que  promoverá el libre comercio.

Los indígenas, que quedaron a las puertas del balotaje con su candidato Yaku Pérez, un anticorreísta de izquierda que alegó un supuesto robo de elecciones, aparecen también  como una fuerza importante.

 “Esta división social, y que la campaña ha exaltado, ha significado que el voto de rechazo a Correa termine efectivamente plegando a Lasso”, dijo Romero.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

167
49

Otras Noticias