India supera los 250 mil muertos en plena inquietud por variante

Otras 4.205 personas murieron en las últimas 24 horas en el gigante asiático de 1.300 millones de habitantes, con lo que el balance total se eleva a 254.197 víctimas.
jueves, 13 de mayo de 2021 · 05:04

AFP /  Nueva Delhi

India superó ayer los 250 mil  muertos por Covid-19, un mortal aumento provocado por una variante local que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), está presente en al menos 44 países de todo el mundo.

Desde su detección en diciembre de 2019 en China, el coronavirus ha matado a al menos 3,3 millones de personas en el mundo por más de 158 millones de contagios y actualmente golpea con fuerza India.

Otras 4.205 personas murieron en las últimas 24 horas en el gigante asiático de 1.300 millones de habitantes, con lo que el balance total de muertos se eleva a 254.197, según el ministerio de Salud indio.

Muchos expertos estiman no obstante que los datos son superiores. “Incluso una cifra tres o cuatro veces superior sería una subestimación”, indicó a Anant Bhan, investigador en políticas de salud y bioética.

En India, país con uno los sistemas de salud peor financiados del mundo, sus abarrotados hospitales son incapaces de tratar a todos los pacientes y los crematorios no pueden hacer frente al volumen de cadáveres.

También se han visto cadáveres flotando en el río sagrado Ganges, lo que aviva la inquietud de que el virus esté causando estragos en el vasto interior rural de India, donde viven dos tercios de la población.

Ayer, el número de cadáveres de presuntas víctimas del virus a orillas del Ganges en el estado de Bihar (norte) alcanzó los 71, según las autoridades.

El estallido del brote se atribuye a concurridos eventos políticos y religiosos en los meses pasados y a una variante del virus, llamada B.1.617, y detectada por primera vez en India en octubre.

Muchos países suspendieron o limitaron sus conexiones con India para impedir la propagación de la variante que, sin embargo, ya se encuentra en al menos 44 países, indicó el martes la OMS.  

Fuera de India, el Reino Unido sería el país con más casos de esta variante, que la OMS calificó esta semana de “preocupante”,.

Pedidos de ayuda

Para contener la pandemia, varios países pidieron vacunas a Estados Unidos, la nación más enlutada del mundo con más de medio millón de muertes y que, desde la llegada al poder de Joe Biden en enero, aceleró la vacunación.

“Prácticamente el 40% de los líderes mundiales llaman y preguntan si podemos ayudarlos. Lo vamos a intentar”, dijo Biden, cuyo país enfrenta una creciente presión para que comparta su enorme excedente de dosis.

El presidente estadounidense se comprometió el mes pasado a distribuir 60 millones de dosis de AstraZeneca, y se espera que India sea uno de los principales receptores. EEUU ya prestó algunos millones a México y Canadá.

El Salvador anunció también que proporcionará 34.000 dosis de AstraZeneca a siete alcaldes de Honduras que solicitaron una donación al presidente salvadoreño, Nayib Bukele, que enfrenta nuevos pedidos del país vecino.

Aunque el inmunizante del laboratorio sueco-británico es el más utilizado en el mundo, siguen apareciendo dudas sobre sus eventuales efectos secundarios.

Brasil suspendió el martes la inmunización de mujeres embarazadas con la vacuna anticovid de AstraZeneca tras un “evento adverso grave”, que está siendo investigado por el Ministerio de Salud.

Ontario, la provincia más poblada de Canadá, y Eslovaquia también suspendieron  la administración de la primera dosis de este inyectable por datos que muestran un mayor riesgo de coagulación sanguínea.

Varios países europeos ya limitaron el uso de este inmunizante a determinados grupos de edad por la aparición rara de coágulos, aunque tanto la OMS como el regulador europeo estiman que los beneficios son mayores que los riesgos.

 

 India coloca red en el Ganges para rescatar cadáveres con Covid
 
Las autoridades del norte de India informaron que habían tendido una red a través del río Ganges tras descubrir decenas de cadáveres varados, presuntamente víctimas del Covid-19.

El ministro de Recursos Hídricos del estado de Bihar, Sanjay Kumar, anunció ayer en Twitter que se colocó una “red” en el Ganges, en su frontera con el estado de Uttar Pradesh, donde se intensificaron las patrullas. 

El descubrimiento de 71 cadáveres en el estado de Bihar reavivó los temores de que el virus está devastando el interior rural de India, donde viven dos tercios de la población.  

El gobierno del Estado “se ocupó del desafortunado asunto de los restos mortales flotantes” en las aguas del Ganges, añadió Sanjay Kumar, que dice estar “apenado por la tragedia y los daños causados al río”. 

El ministro aclaró que las autopsias revelaron que los difuntos habían muerto desde hacía cuatro o cinco días.

Según los habitantes, los cuerpos podrían haber sido abandonados en el río, sagrado para los hindúes, por sus familiares que no podían comprar madera para las cremaciones.

Existen dudas sobre el número real de fallecidos

India superó el miércoles el umbral de las 250 mil muertes por Covid-19 desde el inicio de la pandemia, pero las cifras recabadas a lo largo de este país de 1.300 millones de habitantes apuntan a un balance mucho mayor.

Según el ministerio de Salud indio, 4.205 personas murieron en las últimas 24 horas, con lo que el balance total de muertos se eleva a 254.197. Los contagios superan los 23,3 millones, tras sumar casi 350 mil más. 

“Las muertes son mucho más numerosas de lo que revelan nuestros datos oficiales”, dice  el investigador independiente en políticas de Salud y Bioética Anant Bhan, para quien “incluso una cifra tres o cuatro veces superior sería una subestimación”.

Las cifras no cuadran, sobre todo en Guyarat (oeste), estado natal del primer ministro indio, el nacionalista hindú Narendra Modi, y gobernado por su Bharatiya Janata Party (BJP).

“Nuestra estimación es que el gobierno no registra el 50% de los decesos por covid-19”, indica Jitender Singh Shanty, responsable de uno de los 26 crematorios de la capital.

El portavoz del partido de Modi, R.P. Singh rechaza que las cifras estén subestimadas y achaca la diferencia a maniobras políticas. “Nadie puede ocultar cifras en nuestra época”.

“En India, no combatimos sólo una pandemia sino también una seria batalla de datos, intercambio de datos y transparencia”, dice Rijo M. John, economista e investigador en salud pública. 

Para Anant Bhan, datos inexactos dificultan la comprensión de la pandemia por la población y el gobierno. “Si no se conocen bien los datos, no se puede lanzar una respuesta eficaz”, agrega.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de
44
48

Otras Noticias