Indígenas brasileños denuncian nuevas agresiones pese a orden de protección

Brasil registra enfrentamientos entre indígenas y mineros ilegales desde hace décadas, pero los defensores de los pueblos originarios denuncian una escalada de la violencia desde la llegada al poder de Bolsonaro.
miércoles, 26 de mayo de 2021 · 21:25

AFP / Río de Janeiro

Indígenas brasileños de la etnia Mundurucu denunciaron este miércoles haber sufrido nuevos ataques tras una incursión policial que se proponía expulsar a los mineros que ocupan ilegalmente sus tierras en el estado de Pará (norte).

La corte suprema ordenó esta semana al gobierno asegurar la protección de los indígenas Mundurucu y Yanomami ante las amenazas y ataques que vienen sufriendo en el marco de una escalada de violencia en la región, en el corazón de la selva amazónica.

"Criminales aterrorizan a los líderes del pueblo Mundurucu por oponerse a la minería ilegal", tuiteó Sonia Guajajara, coordinadora de la Asociación de Pueblos Indígenas de Brasil (APIB). 

"En un acto terrorista, incendiaron la casa de [la líder mundurucu] Maria Leusa Kabá y siguen amenazando a otras personas en represalia por la operación de la Policía Federal (PF) en la región para expulsar invasores", denunció Guajajara, una de las principales voceras de los pueblos indígenas en Brasil. 

La PF lanzó el martes una operación con 130 agentes en los alrededores del municipio de Jacareacanga para combatir la minería ilegal en las tierras indígenas Mundurucu y Sai Cinza, "en cumplimiento con las medidas solicitadas por el Supremo Tribunal Federal", según la fuerza. 

La PF no confirmó los nuevos ataques denunciados por los indígenas, pero afirmó que sus propias fuerzas "fueron sorprendidas por un grupo de mineros que inició una protesta contra la operación de protección de las tierras indígenas". 

El grupo intentó destruir vehículos y equipos policiales, añadió la PF, que afirma haber contenido el tumulto sin que se registraran heridos. 

El gobernador de Pará, Helder Barbalho, dijo este miércoles estar "preocupado con el clima de tensión" y envió al comandante y otros agentes de la Policía Militar desde la capital del estado, Belém, para oficiar de mediadores, junto a los policías federales en Jacareacanga.

La minería ilegal, causante de daños ambientales, ha suscitado divisiones entre los indígenas de la región, algunos de los cuales se han asociado a los invasores y los auxilian en la explotación de recursos y en los ataques, según medios locales. 

Un juez de la corte suprema en Brasilia determinó el lunes que el gobierno de Jair Bolsonaro "adopte inmediatamente todas las medidas necesarias para proteger la vida, salud y seguridad de las poblaciones indígenas que habitan en los Territorios Indígenas Yanomami y Mundurucu", en el norte amazónico. 

El 10 de mayo, la Asociación Hutukara Yanomami (HAY) denunció un enfrentamiento entre indígenas de su etnia y mineros ilegales que invadieron la comunidad Palimiu, en el estado de Roraima, con saldo de cuatro mineros y un indígena heridos de bala.

Brasil registra enfrentamientos entre indígenas y mineros ilegales desde hace décadas, pero los defensores de los pueblos originarios denuncian una escalada de la violencia desde la llegada al poder de Bolsonaro, que defiende la explotación de los recursos naturales en estas tierras. 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias