El Salvador se adentra en una crisis política por destituciones

El secretario de Estado, Anthony Blinken, habló con Bukele y le dijo que “un Poder Judicial independiente es esencial para la gobernabilidad democrática”.
martes, 4 de mayo de 2021 · 05:04

EFE  /  San Salvador

El Salvador se adentra a una crisis política por la existencia de dos salas de lo Constitucional en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) después de que el Congreso votara por sustituir a varios magistrados, en una medida criticada de manera firme por Washington y señalada de “golpe de Estado” por organizaciones sociales.

Las Asamblea Legislativa, que tomo posesión el sábado con amplia mayoría oficialista, votó por destituir a los cinco magistrados propietarios y a sus suplentes, pero la misma sala declaró inconstitucional la medida legislativa, impulsada por el oficialismo y apoyada por el presidente Nayib Bukele. El posible enredo legal que ambas posiciones encontradas aún no se termina de vislumbrar en el país.

El Ejecutivo de Bukele y la Asamblea Legislativa reconocen a cinco abogados que fueron votados y juramentados como nuevos magistrados constitucionales, pero la Sala de lo Constitucional señaló en el fallo que estas decisiones atentan contra la forma de gobierno republicano que señala la Carta Magna.

Washington llama la atención

El secretario de Estado, Antony Blinken, conversó con Bukele y le expresó su “profunda preocupación” por la decisión de la Asamblea Legislativa de separar de sus cargos a los jueces y al fiscal general, Raúl Melara.

Blinken señaló que “un Poder Judicial independiente es esencial para la gobernabilidad democrática”.

Además defendió que Melara está “luchando contra la corrupción y la impunidad” y “es un socio eficaz” para combatir el crimen “tanto en Estados Unidos como en El Salvador”.

Blinken destacó “el compromiso de Estados Unidos para mejorar las condiciones en El Salvador”, mediante el fortalecimiento de las instituciones democráticas, la separación de poderes y la defensa de una prensa libre.

Las relaciones entre El Salvador y Estados Unidos no se encuentran en su mejor momento desde que el magnate inmobiliario Donald Trump, a quien Bukele consideraba “nica and cool”, dejó el Ejecutivo norteamericano.

De hecho, el presidente no recibió al enviado especial de Biden al Triángulo Norte de Centroamérica, Ricardo Zúñiga, en una visita que hizo a inicios de abril y en la que pidió reunirse con el jefe de Estado salvadoreño.

Bukele en redes

El mandatario salvadoreño dijo el sábado en sus redes sociales a la comunidad internacional: “Estamos limpiando la casa” y  “eso no es de su incumbencia”.

La tarde de este domingo, sin hacer referencia directa a nadie, envío un “mensaje a los pueblos” de los “líderes políticos” que cuestionan la decisión de la Asamblea Legislativa.

“Jamás los apoyen. Si los llevan al poder irán a negociar con el mismo régimen que ahora los tiene en la miseria. Eso desean”, escribió Bukele.

Al menos unas 200 personas, la mayoría jóvenes y mujeres, protestaron este domingo en San Salvador contra el Congreso y el presidente Bukele.

Estas personas, entre estudiantes, feministas y personas de la comunidad LGTBI, se concentraron en el monumento a la Constitución para cuestionar la forma en la que se dieron las destituciones y acusar al mandatario de “autoritario”.

            Borrell: Las destituciones cuestionan el Estado de Derecho

El alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, dijo ayer que en El Salvador se está cuestionando “el funcionamiento del Estado de Derecho”, después de la decisión de la Asamblea Legislativa de ese país de destituir a los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema y al fiscal general, Raúl Melara.

“Siguiendo con preocupación los últimos eventos en El Salvador, que cuestionan el funcionamiento del Estado de Derecho y la separación de poderes”, escribió Borrell en Twitter.

“La seguridad jurídica y fiscal de los magistrados en el ejercicio de sus funciones debe ser plenamente garantizada”, añadió el alto representante.

El Salvador se ha adentrado en una crisis política desde que el sábado, el oficialismo tomara las riendas del Parlamento  y en su primera acción votase la destitución de los magistrados con los que el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, tuvo enfrentamientos durante el último año y los substituyese por otros jueces.

El mismo tribunal declaró inconstitucional la decisión del Parlamento, por lo que El Salvador cuenta ahora con dos Salas de lo Constitucional. Además, Melara, la exmagistrada Marina Marenco de Torrento y el exmagistrado Aldo Cáder, han presentado sus cartas de dimisión.

Borrell se sumó a la condena que también expresó la Organización de Estados Americanos y Comisión Interamericana de Derechos Humanos. 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

3
3

Otras Noticias