Pablo Iglesias deja la política tras la derrota de la izquierda

Afirmó que “cuando uno deja de ser útil, tiene que saber retirarse”, por lo que deja “todos (sus) cargos” y la “política de partido”.
miércoles, 5 de mayo de 2021 · 05:26

AFP  /  Madrid

El líder del partido de izquierda radical Podemos, Pablo Iglesias, anunció ayer que dejará la política luego de la derrota sufrida en las elecciones regionales de Madrid, donde la derecha obtuvo una rotunda victoria.

Iglesias, quien ya había abandonado en marzo una de las vicepresidencias del ejecutivo del socialista Pedro Sánchez para competir en Madrid y tratar de impulsar a su partido, afirmó que “cuando uno deja de ser útil, tiene que saber retirarse”, por lo que deja “todos (sus) cargos” y la “política entendida como política de partido”.

Como ya hiciera en marzo, Iglesias apuntó como posible sucesora suya a Yolanda Díaz, ministra de Trabajo y actual vicepresidenta tercera del Gobierno de España. El relevo deberá plantearse en un congreso del partido.

“Yo no voy a ser un tapón para una renovación de liderazgos que se tiene que producir en nuestra fuerza política”, declaró en ese sentido Iglesias.

El hasta ahora líder de la izquierda radical hizo un balance sin paliativos de la noche electoral, en la que la presidenta madrileña y candidata conservadora Isabel Díaz Ayuso se impuso muy holgadamente, cerca de la mayoría absoluta.

Sólo ella logró para la lista del Partido Popular más escaños (65) que las tres fuerzas de izquierdas  en estos comicios: los socialistas (24), Podemos (10 escaños), y su escisión Más Madrid (24).

“Hemos fracasado, hemos estado muy lejos de armar una mayoría suficiente”, dijo Iglesias, diciendo haberse sentido como un “chivo expiatorio” que movilizó en su contra el voto de la derecha y la extrema derecha.

Con este inesperado anuncio, Iglesias deja a sus 42 años el partido que cofundó en 2014, tomando entonces el testigo del movimiento antiausteridad de los Indignados, surgido en mayo de 2011 en Madrid.

Hasta la fecha, Iglesias ha sido el único secretario general que ha conocido Podemos, de cuya cúpula se descolgaron con el paso de los años numerosas figuras integrantes del núcleo inicial, a menudo por desacuerdos con el liderazgo ejercido por él.


Nacido el 17 de octubre de 1978 en Madrid, la política corre desde joven por las venas de Pablo Iglesias, cuyo nombre homenajea al fundador del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pablo Iglesias.

Hijo de una abogada y de un inspector laboral encarcelado durante la dictadura de Francisco Franco (1939-1975), se unió a las juventudes comunistas con 14 años, una temprana militancia que lo llevó a interesarse por los movimientos antiglobalización y el nuevo socialismo surgido en América Latina.

Denunciando la austeridad y la “casta” política y económica, Podemos se convirtió en tercera fuerza del Congreso español, donde las formas y el aspecto de sus integrantes contrastaban con la solemnidad parlamentaria.

Frustrado su intento de rebasar a los socialistas como primera fuerza de izquierda, en 2018 terminó por entenderse con ellos para desbancar con una moción de censura al conservador Mariano Rajoy e investir a Pedro Sánchez, con quien en 2020 formó el primer gobierno de coalición de España tras la dictadura franquista.

Carismático, Iglesias fue el alma de Podemos desde su fundación, cuando su rostro y su cola de caballo aparecían en las papeletas de voto para las europeas de 2014, su primera contienda electoral.

Este hiperliderazgo generó discrepancias con otros fundadores e incluso  escisiones dentro de la joven formación que dirigía hasta ayer con su mujer y ministra de Igualdad, Irene Montero.

 

Figura  polarizante

  • Lazos Pablo Iglesias es una figura controvertida en la política española, con simpatizantes como adversarios por igual. Las alabanzas cosechadas entre los suyos contrastan con la demonización que ha hecho de él la derecha, que critica sus vínculos con la izquierda latinoamericana y el chavismo, su pasada militancia comunista o su cercanía con los separatistas vascos y catalanes.


 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

83
48

Otras Noticias