Los retos de llevar vacunas a los barrios más pobres de Argentina

Las autoridades se encuentran con problemas, como la falta de conectividad de los vecinos y censos inexactos que dificultan establecer la población objetivo.
miércoles, 23 de junio de 2021 · 05:04

EFE /  Buenos Aires

La campaña de vacunación avanza en Argentina a un ritmo creciente gracias a la llegada de varios millones de dosis en las últimas semanas, aunque esta no es una campaña uniforme y algunos territorios presentan grandes dificultades, como ocurre en las conocidas como villas-miseria.

En estos barrios, las autoridades se encuentran con varios problemas, como la falta de conectividad y de recursos de los vecinos y censos anticuados e inexactos que dificultan establecer la población objetivo. Ante este panorama, los responsables de la campaña tienen clara la solución: “Hay que patear el barrio”.

“La realidad es que hay que patear el barrio, es la única manera de aumentar la adherencia a la vacunación y que la gente se vacune. Hay un porcentaje grande que sabe que se está vacunando, se anota, le llega el turno, pero hay también mucha gente que hay que acercarse y ofrecérselo directamente”, afirmó  Diego Vacchino, responsable del vacunatorio del barrio 21-24, en Buenos Aires.

Trabajo a pie de calle

Al igual que ocurre en el resto de la capital, las personas que deseen vacunarse deben anotarse primero a través del portal digital del Ministerio de Salud, tarea que se complica en un barrio donde la conexión a internet no está garantizada, por lo que los propios centros de salud se habilitaron para realizar la inscripción y se distribuyeron con el mismo fin varios puestos por todo el terreno.

“Hay puestos de Desarrollo Social distribuidos en el barrio donde pueden acercarse ahí y ellos les hacen el empadronamiento para que puedan tener el turno. Las organizaciones sociales, profesionales de la salud, se acercan a las casas a comunicar este turno que tendrían”, agregó.

En este vacunatorio se distribuyen unas 80 dosis por día, cifra que se establece en base a la población objetivo. Según el último censo, de 2010, en el barrio viven unas 50.000 personas, aunque otros estudios llevados a cabo por organizaciones sociales afirman que esta cifra puede llegar a las 70.000 personas.

La mayoría de la población es de mediana edad, por lo que las primeras etapas del plan de vacunación, destinadas a adultos mayores, transcurrieron con gran velocidad, y según las cifras oficiales todos los mayores de 70 años, “excepto alguno puntual que no haya querido”, ya están vacunados.

También existe un protocolo para atender a domicilio a personas con movilidad reducida.

“En caso de aquellas personas que están postradas, que no pueden movilizarse, armamos un dispositivo desde con protocolos aprobados para acercarnos al domicilio y poder hacer la vacunación. Se realiza la vacunación y hacemos en el domicilio la observación de lo 15 o 20 minutos posteriores a vacunarse para constatar que no haya efectos”, aseguró.

Las autoridades también deben combatir la desinformación y los rumores que circulan sobre posibles efectos adversos y conspiraciones, y destacan que en este momento las vacunas ya están aceptadas por la mayoría de los vecinos.

“Se acercan acá, muchas veces sacan el turno, lo tienen y acá nos preguntan mucho y les mostramos como se está vacunando a otra gente, les mostramos la vacuna, vamos tratando de aclarar todas las dudas y la realidad es que la gran mayoría las aceptan”, subrayó.

Guilusia Morocho tiene 48 años, y debido a su comorbilidad pudo acceder a una vacuna, lo que la hace sentirse “contenta” y “un poco más tranquila” instantes después de recibir la primera dosis, aunque reconoce que cuando se inició la campaña tenía miedo.

“En algún momento le tuve miedo a la vacuna, escuchas en televisión a los doctores que siempre es mejor estar vacunado y me terminé convenciendo de que hay que vacunarse”, aseguró.

La  vacunación 

  • Población La campaña de vacunación contra la Covid-19 en Argentina alcanzó a toda la población prioritaria con una dosis aplicada, lo que supone un total de 13,5 millones de personas. Todo el personal de salud recibió al menos una dosis de las vacunas disponibles, al igual que el 90% de los mayores de 60 años, de los cuales el 30% fueron inoculados con las dos dosis necesarias para la completa inmunización.
  • Campaña Desde que el país suramericano inició la campaña de vacunación en diciembre de 2020 se aplicaron un total de 18.380.675 dosis, y un 32% de la población argentina recibió al menos una dosis.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de