31 latinos entre los desaparecidos en derrumbe de edificio en Miami

Decenas de bomberos, policías y perros rastreadores trabajan buscando sobrevivientes.
sábado, 26 de junio de 2021 · 05:04

Agencias /  Surfside, Florida

Al menos 31 de los 159 ciudadanos desaparecidos tras el derrumbe el jueves de un edificio en Surfside, cerca de Miami, son latinoamericanos, informaron fuentes consulares.

Un chileno, tres uruguayos, seis paraguayos, nueve argentinos, seis venezolanos y seis colombianos fueron reportados como desaparecidos tras el colapso del inmueble, según los consulados del país en Miami y otras fuentes consultadas.

La hermana de la primera dama de Paraguay, Sophía López Moreira, su esposo y tres hijos figuran entre los desaparecidos.

Así lo confirmó la Cancillería paraguaya a través de Twitter: “El Ministerio de Relaciones Exteriores de Paraguay comunica que está realizando un monitoreo permanente sobre el derrumbe de un edificio residencial en Miami, EEUU. Hasta el momento, se registran seis paraguayos desaparecidos”.

Un primo hermano del general Alberto Bachelet, el padre de la ex presidenta chilena Michelle Bachelet, actual Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, está entre los desaparecidos por el derrumbe de un edificio residencial en Miami en la madrugada del jueves.

Se trata de Claudio Bonnefoy Bachelet, quien reside en el décimo piso del edificio, según confirmó su hija Pascale Bonnefoy. “Él vive en Estados Unidos hace varias décadas, pero él vivía en este edificio;  no recuerdo bien cuándo se mudaron, yo creo que a principio del 2000 tal vez. Y no hemos tenido noticias en realidad, yo lo que sé es que el edificio que colapsó completamente es donde vivía con su esposa, María Obias”, manifestó al canal 24 Horas.

Según un comunicado del consulado argentino en Miami, hay al menos nueve argentinos entre los desaparecidos. Uno de los argentinos que eran buscados en Miami luego del derrumbe de un edificio fue hallado con vida, según informaron fuentes diplomáticas consultadas por Infobae. “Fue incluido por error en la lista”, especificaron.

Cuatro muertos

Al menos cuatro personas murieron en el derrumbe de un edificio residencial cerca de Miami Beach, y los rescatistas siguen buscando a los desaparecidos, que subieron a 159.

“Estamos sin noticias de 159 personas. Además, queremos confirmar que el balance de fallecidos se sitúa ahora en cuatro”, dijo Daniella Levine Cava, alcaldesa del condado de Miami-Dade.

Un número aún no determinado de residentes dormían en este edificio de 12 pisos situado frente al mar en el complejo Champlain Towers South, en la ciudad de Surfside, cuando se derrumbó parcialmente el jueves -hasta ahora de manera inexplicable- y se convirtió en una montaña de ruinas.

“Una parte del edificio se cayó completamente. No existe más”, dijo Nicolás Fernández, un argentino de 29 años de Miami, que aguardaba noticias de amigos que se alojaban esa noche en el apartamento de su familia en el complejo. “No sé de ellos. No sé si están vivos”, dijo.

Decenas de bomberos y policías, ayudados con drones y perros rastreadores, trabajaron durante la noche del jueves, aferrados a las reducidas probabilidades de encontrar más sobrevivientes.

Mientras los rescatistas trabajaban con dificultad bajo lámparas artificiales, los cuerpos recuperados fueron metidos en bolsas amarillas y extraídos del lugar, mientras detectives trabajan en la identificación de las víctimas.

Los bomberos terminaban de sofocar un incendio en la parte norte del edificio, aún en pie, mientras el olor a goma y plástico permanecía en el aire en medio de ráfagas de lluvia.

Rescatistas  buscan sobrevivientes con una grúa.
Foto:AFP

“Seguiremos la búsqueda porque aún tenemos esperanzas de encontrar a personas vivas”, dijo Levine Cava, que saludó la dedicación “increíblemente conmovedora” de los rescatistas.

“Las operaciones son efectuadas con un riesgo muy fuerte para estos individuos. Escombros les caen encima mientras hacen su trabajo”, precisó.

Las labores de rescate podrían durar “al menos una semana”, estimó el jueves Andrew Hyatt, otro responsable de Surfside.

Bomberos  sofocan un incendio en las ruinas del edificio.
Foto:AFP

En un centro comunitario en Surfside, la noche del jueves familiares de los desaparecidos lloraban mientras esperaban noticias. Inquilinos del edificio en ruinas, que por suerte estaban en otra parte cuando ocurrió la tragedia, descubrían que de pronto se quedaron sin casa.

Erick de Moura, de 40 años, había pasado la noche del miércoles en la casa de su novia.

“Acabo de regresar y la escena es impactante”, dijo. “Hay mucho dolor. Me siento bendecido por estar vivo”.

Policía  lleva una camilla al lugar del derrumbe.
Foto:AFP

En el edificio vivían residentes a tiempo completo y también personas que pasaban sólo temporadas, por lo que es difícil saber cuántos estaban en el interior cuando colapsó.

Unos 55 apartamentos fueron afectados por la tragedia.

Algunos residentes pudieron escapar caminando por las escaleras, mientras otros fueron rescatados desde los balcones.

El jefe adjunto de los bomberos de Miami-Dade, Ray Jadallah, dijo que los rescatistas se guiaban por sonidos que detectaron “a lo largo de la noche”.

“No son específicamente sonidos humanos, puede ser un golpeteo, puede ser acero retorciéndose, puede ser algo de los escombros cayendo”, explicó a periodistas.

Familiares  de los desaparecidos buscan a sus seres queridos.
Foto: AFP

Biden ofrece  ayuda

  • Mensaje El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó ayer que su gobierno ofrecerá toda la ayuda necesaria “tanto ahora como después” ante el desplome parcial de un edificio residencial frente a la playa en Miami-Dade (Florida), donde al menos cuatro personas han muerto y hay 159 desaparecidos.
  • Asistencia Biden dijo que había hablado con el gobernador de ese estado, Ron DeSantis, para transmitirle que el Gobierno federal proporcionará toda la asistencia necesaria.

Se registró un ligero hundimiento de tierra en la década de 1990
Miami: el estado previo de la  estructura   suscita interrogantes

AFP /  Surfside, Florida

El edificio que se derrumbó el jueves en Miami estaba en obras de remodelación y se había hundido ligeramente, al menos en la década de los años 90, según un estudio, mientras aumentan los interrogantes sobre las causas de tan rara tragedia.

Letrero  que dice “Fuerza Surfside”,  en un balcón de la zona.
Foto:AFP

Antes de que se derrumbara, el edificio estaba en proceso de renovación, en particular en el tejado, siguiendo las leyes del condado que lo exigen cada 40 años, dijeron las autoridades locales el jueves por la mañana, que descartaron que esas obras pudieran haber causado el desastre. 

La atención se centró entonces en un estudio de 2020 que mostraba que el edificio sufrió un hundimiento “muy sutil” en la década de 1990, a un ritmo de unos dos  milímetros al año entre 1993 y 1999. 

Sin embargo, uno de los autores del estudio, Shimon Wdowinski, profesor de la Universidad Internacional de Florida (FIU), dijo a la CNN que no sabía “si el colapso era predecible”. 

“Por sí mismo, el hundimiento no provocaría el colapso de un edificio”, explicó su universidad en un comunicado parafraseando al investigador.

“Pero en este caso, la señal (de hundimiento) está muy localizada en este edificio. Eso significa que no es necesariamente el edificio el que se ha hundido en el suelo. Podría ser que el edificio se hundiera sobre sí mismo, si hubiera daños estructurales en el edificio”, explicó ayer en la CNN. 

El hundimiento del terreno medido en Miami es mucho más lento que en otras partes del mundo también estudiadas por Wdowinski, como Ciudad de México, que se hunde 38,1 centímetros al año, casi 2.000 veces más rápido, según el comunicado de la institución. 

“No le dimos demasiada importancia”, dijo Wdowinski a USA Today, afirmando que le parecía poco probable que los funcionarios de la ciudad conocieran el estudio antes del derrumbe de la estructura. 

Pero unos pocos milímetros, “cuando se suman a lo largo de muchos años, son una gran cifra”, dijo Matthys Levy, profesor de ingeniería de la Universidad de Columbia, citado por USA Today. 

Y cuando una parte del edificio se derrumba, suele crearse una reacción en cadena, como en los atentados del 11 de septiembre, señala. 

“No se detiene, es imparable. (...) No hay ningún elemento (en la estructura) lo suficientemente fuerte como para contener el colapso”, dijo Levy, refiriéndose a un mecanismo de “cascada”. 

Los medios de comunicación estadounidenses también informaron que el propietario de una vivienda del edificio había presentado una denuncia en 2015, según la cual una pared exterior estaba afectada por grietas y daños causados por el agua. 

Se espera que la investigación sobre las causas de la tragedia se prolongue en cualquier caso. 

“En estos casos, los ingenieros de estructuras (...) miran los planos, cómo se construyó el edificio, toman muestras de acero, de cemento, buscan signos de corrosión”, dijo otro experto de la FIU, Atorod Azizinamini, especialista en infraestructuras. 

Un proceso que “lleva tiempo” y que no se completará en unos “días” o “semanas”.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

1
3

Otras Noticias