Los talibanes y el internet, de prohibirlo a incluirlo en su lucha

Los fundamentalistas se apresuraron a considerar el internet como una nueva arma de propaganda, una extensión de los mensajes y la radio de guerrilla.
lunes, 30 de agosto de 2021 · 05:00

Agencias / La Paz

De prohibir el internet durante su primera vez en el poder (1996-2001) a adoptarlo como una nueva “arma” en su arsenal, los talibanes han convertido las redes sociales en una poderosa herramienta para desanimar a la oposición y difundir sus mensajes y ahora que controlan el país, utilizan miles de cuentas de Twitter, algunas oficiales y otras anónimas, para calmar a la aterrorizada población urbana de Afganistán, cada vez más familiarizada con las nuevas tecnologías.

Los talibanes se apresuraron a considerar internet como una nueva herramienta de propaganda, una extensión de los mensajes escritos y las estaciones de radio de la guerrilla. Se acostumbraron a restaurar sitios web después de que los servicios de alojamiento los abandonaran y, a menudo, experimentaron utilizando técnicas como los envíos masivos de mensajes de texto. Un informe mostró cómo usaron etiquetas de tendencias para intimidar a los votantes durante las elecciones de 2019.

Para lograr la aceptación extranjera, los líderes talibanes publicaron mensajes en inglés y transmitieron eventos de prensa en vivo. Su sitio web oficial, Al-Emarah, se publica en inglés, pastún, dari, urdu y árabe.

En las redes sociales, los talibanes tratan de proyectar una imagen de paz y estabilidad, que contrasta completamente con la situación en las calles, reflejada por los medios internacionales, sobre todo aquellas relacionadas con la caótica evacuación de Estados Unidos y otras naciones, los ciudadanos tratando de huir del régimen fundamentalista y de las manifestaciones.

Eso demuestra el poder digital que los talibanes han perfeccionado a lo largo de años de insurgencia, y ofrecen una visión de cómo podrían utilizar esas herramientas para gobernar Afganistán, incluso mientras se aferran a sus principios religiosos fundamentalistas y a sus inclinaciones violentas.

“Reconocieron que, para ganar la guerra, había que hacerlo a través de relatos e historias”, dijo Thomas Johnson, profesor de la Escuela Naval de Posgrado en Monterey, California, citado por The New York Times.

“En las zonas urbanas, todos los afganos tienen teléfonos inteligentes y creo que va a ser muy útil. Van a usar las redes sociales para decirle al pueblo afgano lo que tiene que hacer”, agregó.

Sin embargo, existen algunos signos de resistencia en las redes. El martes pasado, se compartió ampliamente un video de un pequeño grupo de mujeres que protestaban en Kabul en presencia de los combatientes talibanes. Al día siguiente, los videos de un incidente en Jalalabad, en el que los talibanes abrieron fuego contra un grupo de jóvenes que quitaron la bandera de los militantes y la remplazaron por la del anterior gobierno afgano, se hicieron virales.

Los talibanes han respondido a estos llamados (y a los informes sobre las medidas de represión y los asesinatos en represalia por parte de los militantes victoriosos) con mensajes que subrayan el deseo de paz y unidad. Los talibanes retratan a los estadounidenses y a otros extranjeros como la principal causa de años de conflicto, una idea que han enfatizado a través del uso de las sorprendentes imágenes del aeropuerto de Kabul.

Mientras circulaban las fotos de los refugiados desesperados que se aferraban a los aviones, uno de los influentes protalibanes más conocidos, Qari Saeed Khosty, habló con un tono de compasión lúgubre.

En la actualidad, Afganistán está muy lejos de ser ese lugar donde se prohibió el uso de internet en 2001. Bajo el gobierno respaldado por Estados Unidos, se instalaron torres de telefonía móvil en todo el país. Los usuarios de teléfonos móviles pasaron de ser un millón en 2005 a más de 22 millones en 2019, según Statista, una empresa de investigación de mercado. Los expertos estiman que alrededor del 70% de la población tiene acceso a un teléfono celular.

Hoy en día, los talibanes tendrían dificultades para bloquear los mensajes del exterior, como lo hacen China y Rusia, sin tiempo y sin ayuda externa. En vez de eliminaciones y prohibiciones, han inundado las redes sociales con sus propios mensajes.

Esfuerzos de los talibanes  en Twitter
  • Redes sociales  En buena medida, los talibanes han podido publicar en la red todo lo que querían. Aunque persisten los bloqueos en las principales plataformas de medios sociales como Facebook y YouTube, han surgido decenas de nuevas cuentas. Los esfuerzos de los talibanes se han concentrado en Twitter, red en la que el grupo no está vetado de manera directa.
  • Opositores Algunos opositores de los talibanes han lanzado gritos de guerra. En cambio, otros se han callado y han eliminado de sus cuentas el material que podría ponerlos en peligro. Una jugadora de fútbol advirtió la semana pasada a sus excompañeras de equipo que retiraran las fotos. Facebook y Twitter han anunciado que tomarán medidas para blindar las cuentas.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos